Jesús de Polanco, capitán de empresas

0
785

jesus de polancoTras escribir la biografía de Juan March y de Nicolás María de Urgoiti, Mercedes Cabrera, quien además de ser Catedrática de Historia del Pensamiento fue Ministra de Educación en el Gobierno de Zapatero, se adentra en la vida de Jesús de Polanco, el empresario que creó el gran grupo multimedia de comunicación en España: PRISA. Bajo el título Jesús de Polanco (1925-2007). Capitán de empresas (recién editado por Galaxia Gutenberg) Mercedes Cabrera desarrolla la biografía de un empresario que no sólo trajo al periodismo español las técnicas de innovación de la que fueron objeto El País, Canal Plus y La Ser, sino que creó uno de los grupos de comunicación más grandes de España.

La creación del grupo multimedia…

Jesús de Polanco comenzó su carrera empresarial con fundando el sello Santillana, que creció debido a sus relaciones con editoriales y personalidades del otro lado del charco. Gracias a la reinversión de las ganancias que iba obteniendo, comenzó a esbozar las bases de esa empresa que más tarde se convertiría en el gigante grupo de medios de comunicación, PRISA. En un principio, Polanco y PRISA dedican sus esfuerzos a la consolidación del diario El País en el mercado español, logrando finalmente que se distinga como el primer diario en lengua española. Aún a día de hoy, es el periódico generalista que más vende, y el segundo diario, por detrás de Marca.

Sin embargo, PRISA no se quedará sólo en El País, y poco a poco la gran empresa se irá transformando en un holding que pretende abarcar todos los medios de comunicación, desde la prensa a lo audiovisual. Es así como se incorpora Santillana y se produce la compra de varios sellos editoriales; también se produce la adquisición de la cadena SER y se da el salto a la televisión, con Sogecable y Canal Plus. A pesar de que inicialmente no se esperaba un gran beneficio de una cadena que requería a su público que pagase por su visionado –en los años 80 se estaba produciendo en España un fenómeno de extensión de la televisión en abierto, de la televisión gratuita: ¿quién iba a pagar por algo que ya tenía gratis?–, lo cierto es que poco a poco Canal Plus fue obteniendo cada vez un mayor número de abonados.

…no exenta de polémica

No hay en esta biografía un momento que narre un episodio de PRISA en el que las aguas estén tranquilas en el Consejo de Administración. A los intentos de venta de acciones bajo cuerda les siguen los conflictos entre los accionistas y la guerra abierta entre los distintos consejeros de la administración de la gran empresa por el control de la misma. Y a todo esto hay que añadirle las especulaciones que surgían en torno a los intereses que había –y que hay– detrás del gran grupo.

Sin ir más lejos, la adjudicación de la licencia pública para emitir que fue concedida a PRISA para Canal Plus les valió una acusación de amiguismo, puesto que el resto de los aspirantes a la misma licencia entendían que el hecho de que Polanco exigiese al público un pago previo por la emisión iba en contra de la ley que concedía dichas licencias.

Otra de las grandes polémicas en torno al empresario guarda relación con Santillana. Se dice que Polanco conocía la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE) antes de que se aprobara, motivo por el cual Santillana pudo tener listos los libros de texto con los que se enriquecería. Estas sospechas partían de que un alto cargo del Gobierno había entrado a trabajar en PRISA al abandonar el Ministerio. Esta información apareció publicada en la prensa de la época, pero los periodistas que la firmaban fueron obligados a retractarse. Cabrera afirma que tanto Jesús de Polanco como sus colaboradores negaron siempre este hecho.

Una biografía empresarial

Mercedes Cabrera se mueve ágilmente en el complejo mundo empresarial y financiero en el que describe estas luchas de poder y estos intereses escondidos. Este libro es complicado en el sentido de que está escrito a partir de los archivos personales del protagonista, en bibliografía ya existente, en la prensa del periodo que abarca y en las actas de los consejos de administración y de las juntas generales de accionistas del Grupo PRISA. Por tanto, no es una biografía enfocada en el plano sentimental o vital del empresario, sino que se centra en su labor en una empresa que ha tenido un gran papel en la Transición española.

Tal y como la autora explicó en la presentación de su libro en Madrid el pasado 29 de octubre, sin la figura de Polanco no se puede entender esa Transición: “No al menos tal como sucedió todo, porque sin él, seguramente todo hubiera ocurrido, pero de muy distinta manera”.

Dejar respuesta