“Jerry, en qué lio me has metido”

0
94
JB
Fotografía: waltarrrrr (Flickr) / Jerry Buss, el presidente más exitoso de la historia laker.

Si Los Ángeles Lakers fueran una persona que tuviera capacidad de pensar, la frase que diría sería esa. La muerte de Jerry Buss, propietario más exitoso de la historia de la franquicia angelina, ha traído como consecuencia una guerra de sucesión en la que Jim Buss parte con mucha ventaja. El noviazgo de Jeanie Buss con Phil Jackson y su posterior anuncio de matrimonio le ha dejado fuera del juego.

Seis son los hijos del Doctor Jerry Buss: Jhonny, Janie, Jesse, Joey, Jeanie y Jim. Ninguno de ellos ha tenido una vida más o menos tranquila ni tampoco han estado involucrados al cien por cien en la Casa Laker, a pesar de que han ocupado varios puestos de trabajos allí. En estos momentos, el legado dejado por Jerry lo ocupa Jim en lo que ha sido un acto claramente de venganza del Doctor previo a su muerte. Pero quién es quién en esta lucha de poder.

Jhonny y Janie son los que, sin dudas, no tienen posibilidades de dirigir la nave angelina nuca. Jhonny es el mayor de todos sus hijos y, en estos momentos, no forma parte del organigrama del club. Fue presidente del equipo hermano de los Lakers en la liga femenina, las Sparks, con las que ganó dos campeonatos.

Su fama de mujeriego y de niño de papá le ha apartado del equipo dedicándose, en consecuencia, a la fotografía. Janie, sin embargo, está fuera de la lucha por el trono por haber sido el ojo derecho de Jerry Buss. Es la más normal de todos y no hay ningún punto negro en su vida. Vive felizmente casada, alejada de la ciudad de Los Ángeles y supervisa lo relacionado con los asuntos caritativos y comunitarios del club por lo que, como dijo en su día su padre, “es la más compasiva de todos mis hijos, algo que la inhabilita para ser ejecutiva de un club en una jungla sin ley como es la NBA”.

Los siguientes en el escalafón para la sucesión son Jesse y Joey. Del primero podemos decir que era uno de los favoritos para el trono, de hecho fue uno de los hombres claves para el fichaje de Mike Brown tras el adiós de Phil Jackson. En estos momentos se encuentra en el Departamento de scouting del club. Sin embargo, historias como su paso por la celda, previa detención tras ser encontrado en un estado cercano al coma etílico en una cuneta de Kentucky de camino al partido de los Wildcats, estropearon los planes de ‘papi’.

Joey, por su lado, era “un gran estratega” según su padre. 24 horas durante 7 días estuvo con Jackson para aprender bien de lo que se trataba el baloncesto. Fracasó, al igual que lo hizo cuando dio el discurso en la entrega del campeonato de 2009, recordado como el peor de la historia. Ocupa el puesto de presidente del D-Fender, filial de Los Lakers en la Liga de Desarrollo.

Si hace trece años le preguntáramos a el Doctor Buss quién era el favorito/a para sucederle, respondería con rotundidad que esa era Jeanie.  En el año 2000 se hacía público que la hija mayor de los Buss mantenía una relación con Phil Jackson, entonces entrenadordel equipo.

Fotografía: Ketih Allison / Phil Jacson, causa de la discordia.
Fotografía: Ketih Allison / Phil Jacson, causa de la discordia.

El Doctor consideró esto como una traición del ‘Maestro Zen’ hacia su persona. La relación entre ambos se deterioró, aún más, cuando el pasado año fue anunciado el matrimonio entre ambos. Desde entonces se ha querido borrar todo lo relacionado con Jackson en la casa angelina – se rechazó, incluso, su contratación para esta temporada – pese a que los mayores éxitos deportivos recientes se consiguieron con él en el banquillo. Así pues, la presunción de que Jackson iba a tener un gran poder en el equipo de oro y púrpura en caso de que Jeanie fuera elegida presidenta hizo que Buss descartara esta opción.

Entonces surge la figura de Jim Buss. Sin quererlo ni beberlo, y más bien por descarte que por otro motivo, ha ido escalando posiciones en la lista por tener el poder de los Lakers y, ahora mismo, es el comandante de la nave angelina.

Antes  de que muriese su padre, ya era vicepresidente ejecutivo y director de operaciones, pese a que también ha tenido una vida relacionada con el alcohol y las drogas, yendo a centros de rehabilitación en los que fue curado. Su trabajo en estos momentos está centrado en la limpia, todavía, de todo lo que tenga que ver con Phil Jackson. Esto incluye, por ejemplo, a Pau Gasol, uno de los favoritos del ‘Maestro Zen’ que por ello puede ser traspasado. También se está ocupando del aspecto económico del equipo, apretando el cinturón angelino en una política de recortes que llega incluso a reducir la masa salarial de la plantilla. Este tema preocupó mucho en su momento a su padre por lo que el heredero al trono laker está poniendo mucho empeño para, como dijo en su día, “complacer a daddy”.

Dejar respuesta