Javier Fernández se desquita del sinsabor de Sochi en el Mundial de Saitama

1
140
Javier Fernández (22), conquistó una medalla de bronce en el Mundial de Saitama. Foto: David W. Carmichael
Javier Fernández (22), ha conquistado el bronce mundialista. Foto: David W. Carmichael

Tras quedar segundo en el primer día de competición con la nota más alta dada a un europeo en la historia, llegó al programa del viernes sabiendo que era imposible el oro, después de que los japoneses Machida y Hanyu realizaran su actuación sin haber cometido ningún fallo.

El patinador español Javier Fernández conquistó este viernes la medalla de bronce en el Campeonato del Mundo de Patinaje Artístico, que se celebraba en Saitama (Japón), tras finalizar con 275.93 puntos. En este mundial ha sabido defenderse muy bien en ambos programas quitándose la espina que guardaba de los pasados Juegos de Sochi, donde por 1.18 puntos se quedo a las puertas del podio. Con quien no  ha podido el español es con los japoneses Yuzuru Hanyu y Tatsuki Machida, oro y plata respectivamente, que realizaron su actuación sin fallos.

El madrileño salió el viernes a la pista de hielo confiado y tranquilo, y más viendo que esa era su oportunidad de subir al podio, después de que el checo Verner se desmoronase en el primer salto y el chino Yan se hubiera golpeado contra el suelo al intentar recuperar el triple que se había comido en los primeros compases. Al contrario que ellos, Javier Fernández hizo una gran actuación donde los nervios no le traicionaron. Empezó clavando perfectamente el primer cuádruple, que es el que marca la diferencia entre los buenos patinadores y los que luchan por ganar,  y asegurando la primera combinación de saltos, para en la segunda parte de su programa aparecer, en esos pasos que los patinadores utilizan para recuperar el aliento de cara al último tramo, seducir al público y a los jueces.

Lo único que estropeó el programa de Javier Fernández fue que se precipitó al encarar un triple que se quedó en una pirueta simple y que combino con un doble, lo que le resto sobre 6 puntos, y el ligero desequilibrio que sufrió en la última combinación justo cuando el programa volvía a coger ritmo. Pero esto no tiene nada que ver con lo que ocurrió en Sochi, nada trágico, y que hizo que esta vez el español consiguiera ganar una medalla de bronce que sabe a oro.

Fernández se despidió contento porque había cumplido. El español había logrado meter los tres cuádruples en su ejercicio, convirtiéndolo así en uno de los más difíciles del mundo. Y eso lo vieron los jueces, que supieron recompensárselo con 179.51 puntos. Esta magnífica nota sumada al programa corto (96,42), le dio un total de 275,93, que se convirtió en otro récord europeo que ostenta este español en el ránking. Javier Fernández de solo 22 años ha vuelto a hacer historia y ya suma esta medalla a su doble título europeo y su bronce mundial del año pasado.

1 Comentario

Dejar respuesta