Italia se carga a Alemania y llega a la final

0
121

Italia disputó un gran encuentro de fútbol y derrotó por dos a uno a Alemania. Balotelli fue la estrella italiana al anotar los dos tantos de su equipo en la primera mitad. Alemania jugó su peor partido en mucho tiempo y solo logró recortar distancias con un penalti convertido por Ozil ya en el descuento. Los transalpinos se medirán a España en la final del 1 de julio.

Balotelli

Italia jugó un gran partido ante Alemania y será la rival de España en la gran final de Kiev del próximo 1 de julio. Para el encuentro Prandelli dio entrada en el lateral izquierdo a Chiellini quien le cedió su puesto como central a su compañero de equipo Barzagli. En el once de Low se cayó Klose volviendo a salir de inicio Mario Gómez, además dio entrada a Toni Kroos en el centro del campo junto a Khedira y Schswensteiger tratando de tener más presencia en el centro del campo y mantener la posesión.

Desde el principio vimos a una Italia que quiso la pelota y presionó en todo momento para tenerla pero, sin embargo, el dominio en los primeros compases del encuentro fue germano. En el minuto 8 de juego Hummels cabeceó un córner que sacó Pirlo debajo de los palos para evitar el que hubiese sido el primer tanto alemán. Cinco minutos después nuevamente estuvieron los alemanes a punto de adelantarse cuando Barzagli casi introduce el balón en su propia portería.

Poco a poco Italia consiguió avanzar metros y poner en peligro a un Neuer que hasta entonces había pasado totalmente desapercibido: al cuarto de hora de juego Montolivo puso en serios aprietos al portero del Bayern de Munich con un disparo de media distancia; el segundo aviso vino de Cassano. Italia no perdonó más y a la tercera fue la vencida: corría el minuto 20 de juego cuando Cassano le rompe la cintura a Hummels y pone un centro medido que Balotelli cabecea para hacer el primero.

 Alemania reaccionó y fue en busca del empate y solo la acertada defensa italiana y la categoría de Buffon lograron evitarlo. El mayor susto para los transalpinos llegó pasada ya la media hora de juego cuando Khedira armó un potente disparo que obligó a Buffon a realizar una gran parada. Inmediatamente después llegó el segundo del rodillo italiano que esta vez no perdonó: Montolivo puso un pase que rompió la defensa de la Manchsaft y dejó solo a Balotelli, en cuya marca falló Lahm, quien armó un potentísimo trallazo para poner con una ventaja cómoda a Italia. En la celebración Balotelli vio una amarilla al quitarse la camiseta reflejando la dualidad de este jugador capaz de lo mejor y lo peor.

El gol dejó tocada a Alemania que vivió los compases finales de la primera mitad KO, deseando que llegara al descanso mientras Italia tocaba a placer el balón practicando un fútbol estético que rompe con los cánones del tradicional catenaccio. Para la segunda mitad Low se vio obligado a mirar al banquillo y optó por retirar del césped a Mario Gómez  y a Podolski para dar entrada a Miroslav Klose y a Reus. El combinado germano comenzó con empuje apretando para tratar de recortar distancias en el luminoso. Al poco de comenzar la segunda mitad el recién entrado al terreno de juego Reus tuvo una buena ocasión que atrapó Buffon; a los dos minutos Lahm arma una pared con Kroos y el disparo del lateral germano se va por encima del larguero.

Mesut Özil

Según pasaban los minutos el tiempo se le acababa a Alemania y la presión asfixiante de Italia no disminuía. Las ocasiones teutonas seguían llegando pero la falta de acierto comenzó a desesperar al equipo que se volvió más impreciso. La mejor ocasión para los tricampeones mundiales llegó al cuarto de hora de la segunda mitad cuando un lanzamiento de falta de Toni Kroos se estrelló en el larguero.  En los compases finales Italia gozó de oportunidades para sentenciar el encuentro con un contundente 3-0 merced a los huecos dejados atrás por una Alemania ya volcada totalmente en el ataque: A falta de un cuarto de hora para el final la tuvo Marchisio con un disparo cruzado que se marchó por poco, cinco minutos después tuvimos la misma jugada pero protagonizada por Diamanti, quien había entrado en el terreno de juego unos minutos antes; en el 83 Di Natale se quedó solo frente a Neuer y con todo a favor la mandó fuera.

En el descuento, cuando todo parecía acabado, el árbitro señala penalti por mano de Balzaretti y Ozil recorta distancias aunque Buffon estuvo cerca de pararlo al adivinar la trayectoria del balón.  Los dos últimos minutos del partido destacaron por una Alemania volcada en el centro del campo con un Neuer haciendo de centrocampista defensivo al abandonar totalmente la portería. Sin embargo no hubo tiempo para empatar y Italia pasó a la final por lo que se reeditará el partido disputado entre España e Italia el pasado 10 de junio.

 

Imagen Balotelli: /ХохлSteindy

Dejar respuesta