Irlanda firma tablas y aparta a Francia del Grand Slam

0
79

Las selecciones de Francia e Irlanda empataron (17-17) en el partido correspondiente a la segunda jornada del torneo VI Naciones de rugby, que hubo de aplazarse hace tres semanas por el riesgo que suponía el césped helado del Stade de France. El choque, con una parte dominada por cada equipo, tuvo emoción, alternativas y un final incierto. El reparto de puntos deja a Gales como líder en solitario.

Harinordoquy sufrió la férrea defensa irlandesa

Dos selecciones que han jugado mejor años atrás, que han ganado el torneo hace pocas ediciones y que han impuesto unos modelos y patrones de juego reconocibles, se enfrentaban en París sin llegar ninguna de ellas en su mejor momento. Francia está aún por construir y, aunque tiene un proyecto nuevo que intenta recuperar la atractiva idea gala del juego de combinación a la mano, no termina de encontrar la regularidad en sus actuaciones. Irlanda, con una generación maravillosa pero ya veterana, acusa los finales de partido tanto física como anímicamente.

La primera mitad fue verde. El XV del Trébol controló el oval, mostrándose muy superior en la línea de tres cuartos y creando situaciones de ventaja muy claras. El ala Tommy Bowe fue capaz de aprovechar el dominio irlandés y ensayó por dos veces. El resultado al descanso (6-17) reflejaba claramente el dominio del combinado irlandés, cuya defensa sólo permitió que Francia anotara un par de goles de castigo.

En la segunda parte, Francia encontró resquicios donde antes chocaba insistentemente. Al poco de la reanudación, Morgan Parra reducía la desventaja con otro golpe de castigo y, tras una jugada extraña que cogió descolocada a la zaga visitante, Wesley Fofana ensayó para el XV del Gallo. Había partido, Francia volvía a creer en la victoria y regresaba la posibilidad de ganar el Grand Slam. A falta de veinte minutos para la conclusión, el enésimo golpe anotado por Parra ponía el empate (17-17).

A partir de ahí el choque se volvió raro. Francia presionó y pasó dentro de la línea de 22 rival, pero le penalizó su falta de recursos y su escasez de creatividad. Lionel Beauxis intentó poner a los ‘bleus’ por delante con sendos ‘drops’, pero sus disparos no encontraron palos. Por su parte, Irlanda fue víctima de sus propios errores, fallos de concentración que sacuden a cualquier equipo cuando el físico no responde. La selección irlandesa perdió saques de lateral, regaló el oval inocentemente y no supo cómo terminar jugadas cerca de la línea de ensayo rival.

Francia e Irlanda tuvieron sus opciones para ganar el partido, así que el empate hizo justicia a un encuentro que cada conjunto dominó durante un periodo. La igualada deja a Gales como líder en solitario del VI Naciones y como única selección capaz de optar al Grand Slam. Por su parte, franceses e irlandeses tendrán que redefinir su rumbo en el torneo en los dos últimos partidos.

Fotografía: irb6nations.com

Dejar respuesta