SGAE, internet y ciencia ficción en “Crónicas de los Perdóspelos”, nueva novela de Aurora Ruiz

0
285


Portada de "Crónica de los Perdóspelos"

La escritora y periodista Aurora Ruiz publica Crónicas de los Perdóspelos, un libro que entrelaza las aventuras de Iñaki El Largo y la intrépida Cereza en una crítica alegórica que tiene como telón de fondo los límites de la libertad en internet, la SGAE, la libertad de creación y la censura en el mundo del periodismo. Todo ello en una novela donde los personajes femeninos tienen una gran presencia activa.

Después de escapar de las garras de Silvana, la líder de una banda de asesinos, el joven Iñaki El Largo debe aprender a vivir por su cuenta en un escenario en el que todos son vigilados y el control sobre las obras de arte  -en especial sobre la música- es una realidad debida al acecho de la Sociedad de los Robasueños. “Hay un personaje que es compositor, pero como no es de la Sociedad Robasueños no puede desarrollarse”, señala Ruiz.

En medio de todo un escenario al más puro estilo Tim Burton, la autora recrea el siglo XIX con un fondo de paisajes vascos y enfrentamientos carlistas. “Cuando ya tenía toda la trama escrita, se me ocurrió localizarlo en el siglo XIX para que resultase más llamativo”, afirma. Con el traslado de época, vino todo el cambio de lectura del libro. “Abandoné los mails y pasé de piratas informáticos a piratas tradicionales para defender la libertad de creación”, señala.

La personalidad y la propia psicología de los personajes son también un trabajo duro de elaborar. Por eso, Ruiz afirma que necesita “la música de fondo” para imaginar la atmósfera, sin olvidar a alguien que la inspire a la hora de escribir. De hecho, la mayor parte de los personajes tienen una base real. “Cereza es una buena amiga mía, Olivia Bandrés, y a su padre, el abogado Juan María Bandrés, le hago un homenaje en la novela”, puntualiza.

La periodista reconoce que es sencillo atisbar la realidad que se escapa entre las líneas de la novela. El propio título plantea un juego al lector: Perdóspelos, un nombre que hace referencia a las redes P2P. En esta novela de ciencia ficción, los personajes navegan en un barco llamado Explorador que no le gusta nada al protagonista, ya que “se llena de virus, teniendo que navegar por los P2P”. La alegoría contra la monopolización de internet es un aspecto indispensable desde la primera página a la última, siendo el lema de los piratas “Súbete a la mula”.

La escritora Aurora Ruiz

Una de las críticas principales de la autora a la SGAE se refleja a través de la Sociedad de los Robasueños. “Hay muchos grupos de música que son buenísimos y no les dejan tocar versiones, que es la manera de introducirte en este mundo”, lamenta Ruiz. En Perdóspelos también se dan cita estos músicos a los que, después de interpretar sus versiones, les intentan cobrar los derechos de autor. Entre otras muchas, a esta crítica se suma la de “Ciudad Ares”, una sociedad del Tercer Mundo abandonada por los países ricos y condenada a la miseria, la pobreza y la enfermedad.

La publicación del libro no ha sido un camino fácil, pues tal y como señala Ruiz “las mayores críticas que he tenido son porque soy muy directa y en algunas editoriales tradicionales me dijeron que les gustaba pero que no podían publicarlo”. A pesar de todo, la periodista se muestra contundente: “El mensaje que quiero hacer llegar al lector es que nunca se crean los mensajes oficiales. La realidad está más allá”.  

Escritora vocacional desde los ocho años, Ruiz ya había publicado obras como Nuestra casa, NeoMadrid y Tres lucíferos delirios, este último una recopilación de historias y cuentos góticos para adultos.

(Descarga gratuita de Crónicas de los Perdóspelos)

 Imágenes cedidas por Aurora Ruiz Vique

Dejar respuesta