Infancia mutilada

0
253

Más de dos millones de niñas al año, aproximadamente 6000 cada día, pasan por la práctica de la ablación en el mundo. Hoy en día, hay más de 100 millones de mujeres a las que les extirparon total o parcialmente los órganos genitales durante su infancia. Esta práctica constituye una violación fundamental de su derecho a la salud y se configura, además, como una práctica discriminatoria en el terreno sexual.

Hay varios tipos de intervenciones: la operación más leve (si es que alguna puede considerarse así) es la circunci­sión de la sunna o tra­dición musulmana, en la que cortan el borde del clítoris. El tipo de esci­sión más extendido en la mayoría de los países de la África negra consiste en cortar el clítoris y los labios menores. Por otra parte, en la infibulación, la modalidad más trau­mática, se elimina, incluso, una parte o la totalidad de los labios mayores, los dos extremos de la vagina se cosen y se deja sólo un pequeño orificio para la salida de la orina y el flujo menstrual. Es la llamada circuncisión faraónica, la más extendida en Egipto. Habitualmente, la realiza una partera tradicional o una anciana de la aldea con experiencia, pero sin forma­ción médica alguna, que opera en condi­ciones higiénicas deficientes y sin anestesia en la gran mayoría de los casos. Basta una cuchilla, un cristal roto o cualquier otro objeto cortante para acabar con su integridad sexual y personal.

La media de edad de las “pacientes” se encuentra entre los cuatro y diez años, pero en algunas tribus se mutila a bebés de pecho y en otras a mujeres jóvenes. Actualmente, la edad de la ablación está descen­diendo para evitar que las niñas mayores y ligeramente más informadas se nieguen a someterse a ella, pues su renuncia significaría una ofensa para la familia, al ser considerada un símbolo de pureza y prevención contra la promiscuidad. La niña se inte­gra así en la tribu y se con­vierte en una mujer apta para el matrimonio. Una mujer no mutilada puede ser repudiada incluso por sus amigas. Pero el rechazo más temido y doloroso es el del futuro marido, también futuro causante de una segunda intervención. En la noche de bodas, la mujer volverá a recordar ese sufrimiento cuando otra mujer se ocupe de prepararla para la penetración, rajando el orificio, demasiado pequeño, que le dejó la anterior mutilación.

Las consecuencias de tan brutal práctica derivan en una peculiar forma de andar, pasos cortos y rodillas arqueadas. Pero no sólo se manifiestan en el aspecto físico, sino también en el psicológico. Pierden el deseo y el placer sexual, sufren dolores durante el coito, pueden padecer esterilidad, y las que consiguen quedarse embarazadas corren un alto riesgo de mortalidad materno-fetal. Esto sin mencionar la posibilidad de morir desangradas durante la misma intervención.

Esta costumbre no se limita al continente africano, aunque supone más del 75% de los casos. También se realiza en algunos lugares de Asia. Y actualmente, con la inmigración, cada vez se da más en Australia, América del Norte y Europa, donde Reino Unido, Suecia y España desde 2004, la consideran como un delito. El hecho de mirar hacia otro lado y calificar a estas sociedades de bárbaras y retrasadas nos convierte en cómplices morales de esta tortura amparada en la tradición. Como dice Waris Dirie, la modelo y escritora somalí que sufrió la ablación cuando era niña, y es ahora embajadora de la ONU, “si la sociedad europea se propone seriamente hacer algo contra la mutilación, tiene que dar una oportunidad a estas mujeres. Mientras que no tengan posibilidades de integrarse socialmente se aferrarán a aquello que han aprendido y vivido en sus países”, y en un mundo cada vez más global la integración tiene que estar, tanto o más, a la orden del día como, desgraciadamente, lo está el despojar a estas niñas de un futuro en condiciones de igualdad.

Fuentes:
http://www.elmundo.es/elmundo/2005/11/24/solidaridad/1132829054.html
http://www.elpais.com/articulo/portada/ablacion/mutila/africa/elpdompor/
20060618elpdmgpor_1/Tes

http://www.unicef.org/spanish/protection/index_genitalmutilation.html
http://www3.planalfa.es/cidaf/noticias/news%20351.htm
http://es.wikipedia.org/
Fuente de la imagen:
http://www.elpais.com/articulo/portada/ablacion/mutila/africa/elpdompor/
20060618elpdmgpor_1/Tes

1 Comentario

Dejar respuesta