Iñaki Gabilondo: "El PP traicionó al Gobierno durante el proceso de paz"

0
136

El presentador de los informativos de noche de Cuatro, Iñaki Gabilondo, expuso el pasado 27 de noviembre su visión sobre la situación actual de la política española. A lo largo de dos horas -durante un encuentro con jóvenes universitarios- analizó los cuatro años de gobierno de Zapatero: “En este periodo se han producido hitos realmente importantes. La Ley de Matrimonios homosexuales es un acontecimiento que debería  justificar toda la legislatura”. El ganador de seis Premios Ondas centró gran parte de su ponencia en la crítica de la labor de oposición realizada por el Partido Popular, especialmente durante el proceso de paz. “Me parece necesario denunciar que el comportamiento del PP durante la tregua fue lo que realmente encendió el país. Es la mayor traición que yo he visto en mi vida”, añadió.

En antiguo director de Hoy por Hoy insistió en la encarnizada lucha que existe entre los partidos políticos, lo que definió como una anomalía que caracteriza e influye a la sociedad española. En este sentido, Gabilondo habló de crispación ciudadana y de dos “heridas” que aún no han cicatrizado: por un lado, el histórico conflicto fraticida de las dos Españas y, por otro, el 11-M. El presentador observó que la gente nunca estuvo tan unida como el día de los atentados islamistas, ni tan desunida como el 14-M. “La situación se deriva de que el partido que perdió las elecciones tuvo dificultades para entender la derrota. El PP decidió empeñarse en que le había robado las elecciones”, añadió.

El proceso de paz fue uno de los pocos temas que consiguió exaltar al conferenciante, quien calificó la postura del Partido Popular como una “auténtica deslealtad”. “Todo el PP pedía continuamente explicaciones al Gobierno convirtiéndolo en sospechoso”, agregó. En este sentido, el ponente consideró inaceptable la política de oposición realizada durante esta legislatura: “Muchos ciudadanos consideran normal esta forma de hacer política, porque han llegado ha interiorizar que el discurso de confrontación es otro instrumento más para llegar al poder”.

Además, Gabilondo se refirió a la polémica Ley de Memoria Histórica como una norma “justa”, aunque consideró que el Gobierno cometió un error al alardearla en demasía. “Zapatero creía que había llegado a una situación de riesgo cero en todo lo relativo a la Guerra Civil. No midió bien las reacciones que podrían surgir y agigantó su equivocación al declarar el 2007 como el Año de la Memoria Histórica”, declaró.

Con un discurso seguro y solemne –lo que recordó en algún momento a los criticados soliloquios que pronunciaba en la Cadena Ser y al sobrenombre, Fray Gabilondo, con el que se le citaba en las radios de la competencia- el periodista afirmó que ve necesaria una reforma de la democracia, a la que se refirió como un elemento “viejo y gastado”, para procurar una mayor participación ciudadana en la vida política. “Tenemos derecho a no perder la ilusión, porque en este país hay mucho que defender y mucho que perder. España se ha ganado el privilegio de luchar por su personalidad y su estabilidad”, concluyó.

Fuentes:
Propias
Fuentes fotográficas:
Gabilondo1 (cuatro.com), Gabilondo2 (cuatro.com).

1 Comentario

  1. Perfecta redacción y descripción del encuentro, solo que el personaje, posiblemente tiene un sesgo, de carácter intelectual, que lo hace direccionarse en el discurso. Muy bueno el artículo, felicidades.

  2. Meto en el mismo saco a Iñaki Gabilondo y a Gimenez los Santos.
    Ambos son el ejemplo de lo que no debe ser un periodista.

    En mi opinión es normal que los periodistas tengan sus propios criterios y opiniones (es humano), siempre que sus comentarios sirvan para defender ideas y conceptos, no para defender siglas ni ser parte de la cadena propagandística de los políticos a los que sirven.

    Cuando una noticia hoy es blanco y mañana negro dependiendo de si beneficia o perjudica a los “mios” o a “mis enemigos”, y dependiendo de las consignas del partido correspondiente, entonces para mí el periodista deja de ser un buen profesional para convertirse en un bufón y un charlatán que me quiere vender la moto…

Dejar respuesta