In God we trust

4
322

El 2008 comenzó con la noticia del inicio de una recesión económica mundial alimentada por el descontrol de las hipotecas basura, las estrategias financieras de empresas para engordar sus arcas y el consumo desenfrenado de una pródiga sociedad.
Un año después, la situación comienza a ser alarmante. Las bolsas mundiales experimentan caídas históricas y los accionistas se agarran de los pelos. Se comienza a tomar medidas drásticas para estabilizar momentáneamente la situación como la anunciada por la FED de bajar los tipos de interés al 0%.
Los estadounidenses echan la vista atrás temerosos. Nadie quiere pensar en lo ocurrido hace 80 años. Ni siquiera cuando su presidente electo Barak Obama, ya habla de esta crisis como la más dura desde la Gran Depresión. Mientras, Bernard Madoff se ríe de los ricos.

Y Europa no quita ojo a EEUU. El euro se encuentra por encima del dólar, pero continúa descendiendo a medida que avanza la crisis financiera global. Algunos países de la unión ya están comenzando a preparar planes de recuperación económica, pero el corazón financiero de Europa, Alemania, está dejando de latir.

España ignoró la crisis hasta que los efectos comenzaron a ser evidentes. Subidas descontroladas del Euribor, hipotecas a 50 años que condenan económicamente a los hijos y subida desmesurada del desempleo por encima de niveles históricos. Y Solbes que se va.

En 30 años España ha crecido económicamente lo que Europa y EEUU en 60. El deseo de equipararnos con suma rapidez a las potencias mundiales está haciendo estragos en nuestra economía. Y dicen que lo peor está por llegar. Abrochémonos el cinturón que se aproximan curvas.

Fuentes de imagen:
http://blog.jacarandafm.com/breakfast/wp-content/uploads/2008/04/ingodwetrust_s3.jpg

4 Comentarios

  1. Completamente de acuerdo, nos tenemos que abrochar el cinturón…a este paso me veo vendiendo un retrato que tengo que vale un dineral para sobrevivir

Dejar respuesta