La gentrificación es un proceso en alza en nuestras sociedades, aunque muy desconocido por la mayoría de la población, solo aquellos que lo sufren son capaces de identificarlo y argumentar sus devastadoras y a la vez positivas consecuencias al vivirlas de primera mano.

Con este reportaje trataremos de dar a conocer esta transformación y despejar las posibles dudas.

¿Qué es la gentrificación?

La gentrificación es el proceso por el cual barrios degradados de los centros de las ciudades, con fama de ser conflictivos, se convierten en lugares de moda con la llegada de nuevos comercios, restaurantes y bares; que llevan también a un cambio en la vecindad, de marginados sociales a jóvenes, artistas y adinerados.

¿A qué barrios afecta?

La gentrificación ha transformado totalmente Malasaña y Chueca, convirtiéndolos en un claro ejemplo de este proceso en Madrid y en toda España. Pero la gentrificación es un fenómeno que no solo mejora el barrio y la calidad de vida de los vecinos del mismo; viene acompañada de una gran subida en los precios de la vivienda, haciendo que vivir en estos barrios se considere de élite. A causa de ello, los críticos denuncian el desplazamiento de los antiguos residentes, que se ven expulsados por la revalorización del barrio, y son sustituidos por nuevos con rentas superiores.

Gráfico de los precios de las viviendas
Haz clic en el gráfico para acceder a los datos interactivos

Gráfico de la población de los años 2005, 2010 y 2015

Lavapiés, ¿ingentrificable?

La gentrificación en Lavapiés (oficialmente Embajadores) no ha hecho nada más que comenzar. Lavapiés es el barrio mestizo por excelencia, además de lugar de gatos madrileños, donde hay vecinos de más de 80 países del mundo que consiguen una gran agitación cultural, convirtiendo al barrio en un icono de convivencia y modernidad.

La gentrificación está comenzando a actuar en este barrio tan pintoresco y característico de Madrid. Atrae a comerciantes que captan gente y, esta a su vez, tienta a crear más comercio. Pero este proceso no es tan bonito como se pinta para el exterior, los vecinos del barrio de toda la vida son los que más sufren sus consecuencias, llevándoles a muchos a abandonar sus casas ya que la especulación y turistificación ha elevado los precios de todo. Podemos ver cómo la inversión capitalista se quiere adueñar de este barrio convirtiéndolo en un nuevo espacio temático para el consumo.

¿Conseguirá Lavapiés ser ingentrificable o la gentrificación que ya ha comenzado está destinada a transformarlo todo?

Dejar respuesta