“I am alive”, o cómo sobrevivir a una catástrofe natural

0
214

Un año cualquiera, un futuro cercano y un desastre natural tras el que toda la humanidad ha perdido su diplomacia  ¿Cómo es posible sobrevivir ante un escenario semejante? Esta es la situación que plantea I am alive, última creación de Ubisoft, donde la desaparición del mundo tal y como se conocía da paso a la inseguridad y al horror que desencadena la lucha por la supervivencia individual.

Captura de I am alive

El juego tiene lugar en Chicago después de que un terremoto de gran escala haya destruido la ciudad, provocando que ésta se separe del continente mientras el resto del mundo sufre una crisis de agua. Con esta pequeña descripción ya es posible imaginar la angustia y desesperación ante una catástrofe parecida. Cualquier esfuerzo supone un desgaste, máxime cuando para ir de una calle a otra se tiene que escalar una verja o trepar por una columna. El hombre es un animal que, ante situaciones límite como el hambre, la sed, el cansancio, el miedo o el frío, exhibe sus instintos más crueles y egoístas. Por ello, el mundo se ha convertido en un lugar peligroso y oscuro.

El estreno de I am alive, previsto en un principio para el 2010 en las consolas PlayStation 3 y Xbox 360, se retrasó finalmente hasta este mismo año. Así pues, se lleva mucho hablando de este nuevo título y los videos colgados en internet no han hecho sino poner los dientes aún más largos. No obstante, el primer contacto con I am alive ha pasado de un esperado gran lanzamiento a un juego de arcade que, en cierto modo, parece haber quedado relegado a un segundo plano.

El primer tráiler muestra el desastre ya finalizado, donde Adam, el protagonista, está siendo perseguido por tres hombres que quieren algo de él. Adam lanza una botella con agua, sus acosadores corren a por ella y provocan que el suelo de cristal se rompa, cayendo todos por una grieta. El trailer a continuación vuelve seis días atrás con la ciudad de Chicago aún intacta; Adam aparece caminando por la calle en un día cualquiera y, tras detenerse para hacer una llamada telefónica, la tierra empieza a temblar en un terremoto que produce una gran nube de polvo.

No hay duda de que se trata de un título arriesgado, desde su elevada dificultad al desarrollo de su trama, pero todo parece ir por muy buen camino. No faltarán dificultades en su salida al mercado, debido a su complejidad y su apariencia de juego independiente, pero los amantes de las buenas historias probablemente encontrarán en I am alive una experiencia única, un título donde el esfuerzo, el ingenio y el afán por sobrevivir premiarán con una trama emotiva y que mantendrá en tensión a los jugadores desde el primer momento.

Imagen cedida por Ubisoft

Dejar respuesta