Huir de Nápoles para vivir tranquilo

0
121

El escritor italiano Roberto Saviano publicó hace un par de años Gomorra , una historia real novelada acerca de cómo y quienes operan dentro de la Camorra italiana, desde entonces vive con escolta y amenazado de muerte. Llegados a este punto el escritor se plantea salir de su país y desaparecer durante un tiempo.
Convertirse en un triunfador con 29 años no es fácil, pero hacerlo a costa de tu libertad e incluso tu vida no lo hace más llevadero. Cuando Roberto Saviano escribió Gomorra quiso contar a todo el mundo lo que él sabía y lo que había vivido durante muchos años: cómo opera la Camorra en Nápoles, pero nadie le dijo que el terreno en el que se metía era pantanoso.

Ahora vive con un escolta pegado a él, duerme en cuarteles de la policía y desde la cárcel Francesco Schiavone Sandokán , capo de los Casalesi, mandó un fax a un programa de televisión en el que sin nombrar al escritor le ponía fecha de muerte: las Navidades de 2008. Ahora Saviano, después de haber vendido más de 1,8 millones de ejemplares, haber traducido la novela a 33 idiomas y haber cedido los derechos para el rodaje de una película que será presentada como candidata a los Oscar por Italia, ha decidido que lo mejor es poner tierra de por medio para poder “volver a vivir”.

S in embargo, en estos momento nunca se está sólo, el diario la Repubblica ha publicado un manifiesto de solidaridad con el autor y firmado por el italiano Dario Fo, el alemán Günter Grass, el turco Orhan Pamuk, el ruso Mijail Gorbachov, el arzobispo sudafricano Desmond Tutu y la italiana Rita Levi Montalcini, todos premios Nobel en diferentes categorías. Ahora desde el periódico italiano se invita a la población a manifestar su apoyo a Saviano y de la misma manera a presionar a los poderes del Estado para que terminen de una vez con esta situación que afecta a miles de ciudadanos. De quien no ha obtenido el apoyo es del Papa Benedicto XVI que en su reciente visita a Pompeya (Nápoles) eludió el tema por tratarse de “una peregrinación meramente espiritual” tal y como declaró el portavoz del Vaticano.

A los miembros de la Camorra no les ha gustado nada verse retratados en Gomorra, muy al contrario de lo satisfechos que en su momento quedaron otros líderes mafiosos con El Padrino de Mario Puzo. La historia que se cuenta es diferente, la imagen de hombre de familia que no se mancha las manos de sangre y que ante todo es un hombre de honor bueno que tan bien interpretó Marlon Brando, pierde todo ese halo de heroicidad en Gomorra donde se presenta una imagen del crimen organizado mucho más cercana a la realidad y por tanto en ningún caso se puede confraternizar con sus protagonistas. Mientras que El Padrino y sus sucesores llegan a ser personajes amables para el espectador por cómo viven, lo que sufren y lo que hacen, los miembros de Gomorra son retratados siguiendo el esquema de personajes violentos que lejos de ayudar a su comunidad lo que hacen es destruirla.

Italia lleva sufriendo los excesos del crimen organizado – llámese Camorra, Cosa Nostra o Ndrangheta según el lugar en el que opere – desde el siglo XIX y el problema es que siempre ha estado demasiado cerca del poder, cerca de la compra-venta de votos, de la organización del Estado y de tener ciertos privilegios en sus territorios para operar de forma más o menos libre. Es difícil pedirle al Estado italiano en manos de Silvio Berlusconi (figura muy discutida por sus amistades y su forma de actuar en el poder) que proteja a un escritor que se ha atrevido a levantar la voz y que acabe con el “terror” que desde hace demasiado tiempo controla cosas como la recogida de basuras, la descarga de mercancías en determinados puertos o la seguridad ciudadana.

Fuentes del texto:
http://www.europapress.es/internacional/noticia-seis-premios-nobel-lanzan-llamamiento-defender-roberto-saviano-camorra-20081020233613.html
http://afp.google.com/article/ALeqM5i2AlMlmZQvsmryXUCS37pddCL-2A
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Espero/cosas/cambien/ahora/han/ido/peor/elpepiint/20081016elpepiint_7/Tes
Fuente de la fotografía:
http://www.elpais.com/articulo/internacional/Espero/cosas/cambien/ahora/han/ido/peor/elpepiint/20081016elpepiint_7/Tes  

Dejar respuesta