"Hospital Central": un diagnóstico reservado que nunca falla

0
178

Unas cuantas batas blancas, pacientes, relaciones personales y un sin fin de historias que mezclan lo profesional con lo sentimental es la receta del éxito. “Hospital Central”, la serie de Telecinco, está de enhorabuena, los médicos más conocidos del país ya han protagonizado un total de 200 capítulos en siete años que lleva emitiéndose en nuestra parrilla, en España solamente la serie “Siete vidas” ha celebrado este aniversario.

La plantilla de este hospital ha protagonizado durante siete años multitud de operaciones, deslices amorosos y más de un momento para el recuerdo. Y qué mejor forma de celebrar este aniversario que con la boda entre Javier y  Mónica, un escenario perfecto para reunir a los actuales médicos y los que fueron mito del Central en años anteriores.

En septiembre y con la apertura de la decimocuarta temporada ingresaban en la plantilla nuevos médicos, entre los que se encontraban la conocida Carolina Cerezuela, que ha sido el vértice de un triángulo amoroso entre Maca y Esther, Carles Francino, que ha demostrado ser el seductor del centro ganándose el beneplácito de las mujeres de la clínica y Marián Álvarez, la que se define como una “Britget Jones a la española”.  A estos tres nuevos fichajes hay que sumar la intervención, durante estos siete años de emisión, de invitados de la talla de Emma Suárez, David Bisbal, Concha Cuetos o Julieta Venegas.

La serie más popular de la parrilla de la quinta cadena alcanza una media de un 26.2% de audiencia en su franja horaria, todo un récord teniendo en cuenta la actual competencia de la serie.

Los médicos están de moda
Un hospital, un centro de interinos o incluso un centro de salud de un barrio humilde, el caso es que haya médicos, enfermeras, batas blancas y casos médicos. Estos son los ingredientes de un diagnóstico que la televisión propone en todas sus variantes.

En los últimos años, la cantidad de series con temática médica ha rebosado la parrilla televisiva. El último en aparecer en escena ha sido “El síndrome de Ulises”, serie de Antena 3, protagonizada por un Miguel Ángel Muñoz que ha cambiado sus mayas de “Un paso adelante” por una bata blanca y más de un problema que le acarrea la dirección del Centro de Salud Arroyo Pingarrón. Otra de las propuestas ha sido “MIR”, también de la mano de Telecinco, se ha basado en el aprendizaje y maduración personal de cinco residentes de medicina.

Y si Telecinco propone series de producción nacional Cuatro cruza fronteras para emitir su lado más médico, ya que no sólo ha sido España la que se ha subido al carro de la “medicina televisiva”.

Contamos con series como “House”  donde el doctor Gregory House junto a la administradora del hospital, Lisa Cuddy, con un tono más profesional y un perfil un tanto similar al de Sherlock Holmes, trata de curar dolencias extrañas de sus pacientes. Y en la misma línea está también “Anatomía de Grey”, o los ya conocidos como “adictos a la medicina a corazón abierto” que al igual que los protagonistas españoles entremezclan los problemas del quirófano con los más personales.

Fuente:
www.telecinco.es
Fuente de la imagen:
www.google.com

Dejar respuesta