Homenaje a Robert Capa

0
117

Budapest, ciudad natal del fotógrafo Robert Capa, abre las puertas de un nuevo centro que rinde homenaje a este mítico representante del fotoperiodismo moderno.

Muchas de los pioneros en la fotografía moderna son de origen húngaro, aunque algunos de ellos optaron por cambiarse el nombre y darle un toque más americano para mejorar su imagen a la hora de vender sus trabajos. Entre estas figuras nos encontramos con László Moholy-Nagy, André Kertész, Márton Munkácsi o Gyula Halász.

Capa, otra de las grandes figuras del siglo XX, no fue una excepción. Nació en 1913 con el nombre de Endre Friedmann en el seno de una acomodada familia judía. De vida extrovertida, se trasladó a Berlín motivado por sus ideologías izquierdistas. Allí empezó a trabajar en la agencia de noticias Dephot como ayudante de fotografía: fue su amiga Eva Besnyo la que le consiguió el puesto y quien propició que Capa se empezara a interesar por esta disciplina. En años posteriores colaboró con revistas ilustradas de gran prestigio como Vu y Life, y llegó a ocupar la mayor parte de sus portadas.

Robert Capa es conocido fundamentalmente por sus fotografías de guerra, en concreto por las imágenes de la Guerra Civil española, que, junto con las de su amante Gerda Taro, se encargaron de cubrir la mayoría de las contiendas del frente republicano. Continuó su trabajo durante la II Guerra Mundial y gran parte del período de la Guerra Fría. Tras una vida de continuos traslados de un país a otro en busca de conflictos bélicos, murió en 1954 tras pisar una mina en Vietnam mientras acompañaba a un pelotón francés.

El Centro de Fotografía Contemporánea Robert Capa se define como una institución centrada en la formación y como sede de muestras fotográficas. A partir de enero contará con unas instalaciones dedicadas al uso de profesionales y aficionados; en su programa incluirá ponencias, clases de técnicas o cursillos que tendrán como objetivo analizar la obra de Capa y enseñar cómo trabajaría hoy el homenajeado. Orsolya Körösi, directora de la nueva institución, declaró que pretendían invitar a fotógrafos de la Agencia Magnum -cuyo cofundador fue el mismo Capa-, y a diversas instituciones de carácter internacional como la Maison Européenne de la Photographie de París o el International Center of Photography (ICP) de Nueva York y algunas entidades españolas.

En la inauguración del centro se contó con la actuación de varios artistas que representaron las fotos más conocidas de Capa a través de proyecciones o incluso con juegos de luz y sombras. Entre estas interpretaciones no podía faltar Muerte de un miliciano, icono de la Guerra Civil española. El artista que llevó a cabo esta representación, Árpád Sopits, reconstruyó en un cortometraje esta famosa instantánea. Su película se presentará también en la próxima edición del Festival de Cine de Berlín.

5769740w

Imagen: cortesía del Centro Robert Capa de Budapest.

 

Dejar respuesta