Holanda se asfixia y Portugal coge aire

0
315

La subcampeona del mundo está prácticamente eliminada de la Eurocopa tras su derrota frente a Alemania por 2-1 y ya no depende de sí misma. Portugal derrotó a Dinamarca “in extremis” en un partido en el que fue ganando por dos goles, y se lo jugará todo en la última jornada frente a los holandeses.

Se preveía un partido bastante igualado, en el que la naranja mecánica demostrara ese potencial brillante que les llevó a conseguir un pleno de victorias en la fase de clasificación. Desde el primer momento de juego, Holanda salió a por todas, dispuesta a llevarse el partido y a resarcirse de su derrota frente a Dinamarca.

En los primeros minutos controló la posesión del balón y el juego, mientras que los alemanes (con menos urgencias) esperaban atrás y corrían menos riesgos en las jugadas de ataque. Sin embargo, en el minuto 25 de partido, Schweinsteiger asistió para Mario Gómez, quien se metió entre los defensas con una espectacular maniobra que le dejó solo frente a Stekelenburg. El ariete hispano-alemán solo tuvo que cruzar suavemente el esférico para conseguir el primer tanto de Alemania.

El gol hundió psicológicamente a unos holandeses que vieron como el central Badsuber remataba a placer de cabeza tras un saque de esquina pocos minutos más tarde, y cómo, por segunda vez,  el “7” alemán asistía al jugador de origen español para anotar su segundo gol con un fenomenal trallazo que se estampó contra las mallas.

En la segunda parte, el seleccionador holandés dio entrada a Van der Vaart y a Huntelaar, pero los cambios no tuvieron el efecto deseado, ya que Alemania llevó el peso del partido durante los primeros minutos, y los centrales teutones bien posicionados en el campo controlaron muy bien a los delanteros rivales. Con Robben y Sneijder más apagados que de costumbre, las acciones de peligro pasaban por las botas de  Van Persie. El delantero del Arsenal, que estuvo a punto de marcar tras un tiro raso que Neuer atajó espectacularmente, consiguió el 2-1 en un disparo con caño incluido ante el que esta vez nada pudo hacer el portero alemán. Durante los minutos finales, el conjunto germano se dedicó a perder tiempo, mientras que los holandeses aún soñaban con una última oportunidad para meterse en el encuentro, pero el marcador ya no se movió.

En el otro choque del Grupo B, Portugal se enfrentaba a Dinamarca sabiendo que necesitaba la victoria si quería seguir en la competición. Los jugadores lusos salieron con demasiada ansiedad con un juego demasiado directo.

En el minuto 24 de partido,  Pepe ponía el primer gol en el marcador con un espectacular cabezazo que remató a la salida de un córner. Doce minutos más tarde, Postiga calmaban momentáneamente la sobre excitación de los portugueses con el 2-0. Sin embargó, Dinamarca reaccionó al filo del descanso con un tanto de cabeza de Bendter, que remató a placer.

Tras la reanudación, los daneses introdujeron salvia nueva y mejoraron ostensiblemente, mientras que sus rivales veían cómo Cristiano Ronaldo malgastaba dos ocasiones claras que tuvo para sentenciar el encuentro. En el minuto 80, Bendter metió el miedo definitivamente en el cuerpo de los portugueses con un nuevo gol de cabeza en el segundo palo que empataba el partido y que dejaba fuera a Portugal si Alemania vencía a Holanda. Sin embargo, a falta de cuatro minutos para la conclusión del encuentro, Silvestre Varela marcó el gol con que permite a los lusos depender de sí mismos en la última jornada del grupo.

Con estos resultados, Alemania consigue la clasificación matemática para cuartos de final. Dinamarca y Portugal se jugarán su clasificación en el último partido y solo una victoria holandesa y un triple empate con “golaverage” favorable incluido salvaría a la naranja mecánica.

 

Imagen: seriouslysilly

Dejar respuesta