Hola, soy Edu, ¿feliz Navidad?

4
469

“Hola, soy Edu, ¡feliz Navidad!”.

¿Verdad que todos recordáis a este entrañable niño que protagonizaba un anuncio de telefonía? Ahora pensad, ¿os viene a la mente algún anuncio navideño de los últimos dos años?

Cualquier cadena que se precie rellena sus minutos publicitarios con anuncios de colonia, todos iguales y en los que solo salen chicas y chicos esculturales ligeros de ropa.

¿Qué fue del calvo de la lotería, de las muñecas que iban al portal, de las auténticas burbujas doradas de la conocida marca de cava o de los turrones? Parece que todo esto ya no vende y han sido desterrados al olvido.

Tal vez ya no pensemos en la familia, en los reencuentros, en la magia, en la ilusión o en las caras de felicidad de los más pequeños cuando nos hablan de la Navidad y, por eso, solo se hacen anuncios puramente comerciales. Las grandes empresas, salvo excepciones, ya no intentan llegar al lado más humano de la publicidad, solo quieren vender, vender y vender.

Parece que esas campañas que llegaron a formar parte de nuestra memoria están destinadas a desaparecer, a los peques de la casa ya solo se les dedican anuncios de juguetes.

Nada de películas navideñas después de comer, nada de especiales de Navidad, nada de Papá Noel o Reyes Magos que acompañen nuestras horas televisivas en estas fechas.

Cada año los mayores parece que tenemos menos ganas de Navidad. No sé el resto, pero yo tengo recuerdos preciosos de estas fechas y espero que mis hijos puedan acompañar a las muñecas al portal, bailar con las burbujas doradas o felicitar las fiestas con Edu y que siempre vuelvan a casa por Navidad, como el turrón.

Fuentes de las imágenes:
David Cornejo y Romina Ortega

4 Comentarios

  1. La verdad es que no hay anuncios de Navidad. Pero no son guapos ni nada los tios que salen en los anucios de colonia. Ya podian estar incluidos en el precio de la colonia.

  2. el problema es que según mi umilde opini´n, los de marketing, no se atreven a buscar nuevas formulas, todo es a base de voz en off, y personal de fuera. quien no recuerda las filomatic, ni el jabon gior, salia un tío calvo y con cara de panoli afeitandosey en gior, el bote bailaba

  3. yo llevo dos años volviendo a casa por navidad,y siempre recuerdas ese anuncio…la verdad es que ese espiritu navideño se pierde,pero siempre nos quedaran los anuncios de juguetes,y nuestra propia ilusion!

Dejar respuesta