Historias a través de imágenes que conmueven las redes sociales

0
308

Cada día vemos en las redes historias nuevas; unas más conmovedoras que otras, graciosas, intrigantes… pero solo unas pocas son capaces de captar la atención de los lectores. ¿No dicen que una imagen vale más que mil palabras? Pues partiendo de ahí, mucha gente decide narrar con fotografías.

Fotografía de la serie de las hermanas Brown, obra de Nicholas Nixon: otra famosa “historia viral” a lo largo de 37 años.

Está claro que todo el mundo tiene historias que contar, pero si éstas van acompañadas de imágenes otorgan una credibilidad y un acercamiento mayor a los hechos, consiguen que nos involucremos en la narración y que el receptor viva ésta casi en primera persona. Como decía Dorothea Lange, “la cámara fotográfica es un instrumento que enseña a la gente cómo ver sin una cámara”. 

Estas últimas semanas las redes sociales se han visto revolucionadas por una colección de imágenes: una serie que nos muestra la vida de una pareja de ancianos y cómo el tiempo va haciendo mella en ellos. No se sabe la fecha exacta de las fotografías, aunque se especula que pudieron ser tomadas en 1973 y que pertenecerían al fotógrafo Ken Griffiths. La pareja posa siempre en la misma postura y en el mismo sitio: la puerta de su casa. Podemos apreciar el paso del tiempo por la evolución del jardín; según van pasando las estaciones, la luz de las imágenes se vuelve más oscura hasta llegar a un invierno frío y gris.

Como si de una novela se tratara estas instantáneas nos cuentan la historia de unos enamorados que a pesar del tiempo y de los achaques permanecen el uno junto al otro, cuidándose mutuamente. Pero en esta ocasión el final no es tan bonito como otras veces. Al igual que las flores del jardín van perdiendo vida con la llegada del frío, la vida de la anciana se va apagando poco a poco hasta que en la última imagen aparece solo el hombre. Las fotografías han sido sacadas a la luz por el portal Viralnova, una web que se encarga de recopilar las historias más populares de las redes sociales.

Otra serie que ha captado toda la atención de los internautas ha sido la la de un padre que fotografió el parto de sus cuatro hijos en el agua: capturadas entre los años 1982 y 1986, atrapan uno de los momentos más importantes en la vida. Y como colofón la sesión de fotos más tierna y emotiva del año 2013, obra de Ben Nunnery, que perdió a su mujer Ali a consecuencia de un cáncer de pulmón justo un año después del nacimiento de su primera hija, Olivia. Cuatro años después decidió vender su casa, no sin antes recrear en ella la sesión de fotos de su boda, con la pequeña como protagonista: imágenes cargadas de emoción, complicidad e inocencia. La fotógrafa fue la misma que tomó las fotos del matrimonio: la hermana de Ali.  

Enlace a la historia de las hermanas Brown.

Dejar respuesta