Hipocresía del Estado de Bienestar

0
270

Cada vez somos más en este mundo y a más número peor trato. Se nos ha olvidado que el de al lado también es humano. Somos nosotros y nuestro entorno cercano, el resto puede tirarse por un barranco. Existe la sanidad pública y existen infinidad de doctores, de todas las especialidades y tipos. Pero solo interesan los casos complicados, los imposibles, los heroicos de salir en la foto. Lo importante no es el paciente, sino el nombre del grandioso ser humano que le opera. Y reconocemos el valor de aquellos que tienen la capacidad y los medios para curar el dolor de las personas. Pero no admitimos la poca importancia que se le da a ese dolor. O esa es la sensación que reina en un hospital o en cualquier ambulatorio al que acudan. La frase más oída es “pues yo tengo unos dolores, pero el médico no me hace caso y nunca me encuentran nada”.

Y es cierto. Entendemos que hay gente hipocondríaca a la que hay que tratar con tacto, pero no puede ser que todos nos quejemos por vicio. No puede ser que llames a una ambulancia porque alguien se está retorciendo, literalmente, de dolores y te digan que ellos solo se mueven si es un paro cardiaco, si se está ahogando o si te bebes todo el alcohol de Madrid y le fastidias la noche a todos tus amigos. Inadmisible. “Cojan ustedes el coche y llévenselo a urgencias”. Vamos un autoservicio en toda regla. Es que está muy cara la gasolina y por esa tontería de que alguien esté sufriendo pues no vamos a hacer el gasto. Este debe ser el pensamiento que no entendemos. Y es que no nos entra en la mollera cómo es posible. Nos suena a ese famoso chiste de Cruz y Raya “sino es por no ir, que si hay que ir se va, pero ir para na es tontería”.Pues eso, que a menos que se esté muriendo o esté muerto por favor no sea cansino. Y también es muy típico llegar y decir: oiga que me duele la pierna y que el médico decida mirarte el brazo. No sé sabe bien la razón, pero realmente pocas veces te hacen pruebas para ver lo que en verdad te duele. O no te las hacen porque es muy caro y repetimos a menos de que te estés muriendo no molestes. Y el mal de la ignorancia en la praxis médica es general. Me duele el hígado pues le hago una radiografía. A ver, hermosos, si se quieren ver órganos se hacen ecografías porque en las radiografías como mucho podrás ver si el órgano está hinchado, pero no sabrás porqué. En realidad es que hacer una radiografía es mil veces más barato que hacer cualquier otra prueba, y la maldita economía reina en las vidas de las personas hasta tal punto que es la economía y no la vida quien decide quien muere y quien vive. Lo del pez gordo se come al chico es mentira, porque aquí el único que zampa es el pez obeso económico. Y la frase que más nos gusta, y es por esta maldita hipocresía, es esa que algún audaz médico suelta cuando alguien se queja en exceso “no sea usted histérico/a”. Y dan ganas de pegarlos porque si les doliera a ellos como te esta doliendo a ti, no te dirían tremenda sandez. Así que sí, estado de bienestar, pero siempre estando mal. Ya no les enseñan a curar, ya no nos enseñan empatía, ya da igual si el de al lado sufre. Da lo mismo porque en este Estado de Bienestar todo va genial.

Fuente de la imagen
www.redcontrolciudadano.blogia.com

Dejar respuesta