Hettsheimeir, el pívot deseado

0
82

Rafael Hettsheimeir completa la pieza del puzle que le faltaba a Pablo Laso. Llega procedente del CAI Zaragoza y la zona blanca queda asegurada con su contratación. Viene lesionado, pero se tienen depositadas muchas esperanzas en él.

Hettsheimeir quiere seguir aportando trofeos a las vitrinas blancas

Aunque el acuerdo entre el CAI Zaragoza y el Real Madrid se hizo en el mes de septiembre, ha sido iniciada la temporada cuando se realizó la presentación oficial de Rafael Hettsheimeir como nuevo jugador del Real Madrid. Shaquinho, apodado así por su gran corpulencia, mide 2,08 metros y pesa 118 kilos, y por su procedencia brasileña, viene con la preocupación añadida de saber si su lesión de rodilla y de hombro que le mantuvo el tramo final de la pasada temporada sin jugar le va a perjudicar, pese a que superó con creces el reconocimiento médico. No obstante, la pregunta que se hace todo el mundo es quién es realmente Hettsheimeir, cómo ha llegado hasta aquí y cómo juega.

Con tan solo 18 años, cumplidos en 2004, se alzó con el Campeonato Nacional brasileño y la Liga Paulista con el Riberao Preto. Su fulgurante inicio en el baloncesto profesional hizo que captara la atención de la selección brasileña para la disputa de la Copa de las Américas de 2005, que también está incluida en su palmarés. Ese mismo año cruzó el charco y aterrizó en España, concretamente en el Akasvayu Girona, que apostó por él, aunque no llegó a jugar en el primer equipo. Fue cedido al equipo de LEB 2, el Akasvayu Vic; y hasta 2007 no dio el salto a la ACB. El Estudiantes vio en Shaquinho la solución a sus problemas en el poste bajo, pero no terminó de convencer a las altas cúpulas del conjunto colegial y lo cedió los dos siguientes años al Plus Pujol Lleida, de LEB Oro.

Sus buenos números en el conjunto catalán hicieron que el CAI apostara por él en 2009 en su proyecto de ascenso a la ACB. Puede que parezca raro, pero una lesión a mitad de temporada fue su punto de inflexión para explotar definitivamente como jugador. En ese momento, el Xacobeo Blusens, de la máxima categoría, lo incorporó a sus filas en un acto de confianza hacia el pívot brasileño. Este no defraudó y firmó una segunda mitad de temporada espectacular, consiguiendo ser nombrado mejor jugador de la jornada 13. Volvería al CAI en 2010 para quedarse como estrella ya de un equipo que consiguió su objetivo del ascenso. Allí consiguió llamar la atención de los grandes equipos ya no solo de España, sino también de la NBA.

Así pues, el más rápido para hacerse con sus servicios ha sido el conjunto entrenado por Pablo Laso, el cual tiene a su pívot más ansiado, muy de las características que busca el entrenador vitoriano, después del plantón de Gustavo Ayón. Los aficionados blancos se van a encontrar con un jugador muy dominante que tiene una gran movilidad a pesar de su altura y peso, con una buena mano -55% el año pasado en tiros de dos-; muy anotador, algo que se pudo ver el año pasado cuando metió 20 puntos en Vistalegre; y reboteador, con seis rebotes de media el año pasado. También hay que destacar su gran movilidad en la zona a la hora de atacar. Más de una vez se atreverá a tirar desde el perímetro, y se incorpora bastante bien al contragolpe. Quizá el único punto negro achacable a Hettsheimeir es que es bastante lento a la hora de defender, pero es algo que a base de esfuerzo mejorará.

Los aficionados blancos están ansiosos de ver debutar a uno de los mejores pívots de la Liga Endesa para seguir con la racha triunfal de victorias, y junto con Mirza Begic y Marcus Slaughter hacer de la zona blanca un fortín.

Fotografía: Real Madrid

Dejar respuesta