Hemos sido boicoteados

0
218

Los que habitualmente siguen La Huella Digital se habrán quedado sorprendidos al descubrir que hemos estado ausentes unos días, que nuestra revista no se podía visitar y que nuestros contenidos se habían evaporado dentro del espacio cibernético. Pues todos los seguidores deben saber que las circunstancias han sido ajenas a nosotros y que se han debido a un BOICOT.
Algún experto informático de los ratos muertos decidió que sería muy divertido mandar una imagen con un virus dentro que dejase a
La Huella Digital fuera del rastro de internet. En definitiva, decidió boicotear el trabajo de todos aquellos que por el simple hecho de querer participar en un proyecto interesante nos movemos cada semana, nos informamos y escribimos lo que nos gusta. La Huella Digital carece de ideología política y de línea editorial que marque los artículos; a cada escritor se le da la autonomía para que se exprese siendo todos conscientes de las limitaciones éticas que da la profesión.

Por ello queremos denunciar el boicot que hemos sufrido y agradecer al director que se haya molestado en recuperar el trabajo que con tanta ilusión venimos haciendo cada semana. Para el/la desalmado/a que en sus ratos de ocio se dedica a perjudicar a los demás rogarle que se abstenga de fastidiar a La Huella Digital, que nadie le obliga a participar y expresar, tal y como se ha afirmado desde la redacción, la “mala leche de algunos a los que no les importan las consecuencias de sus actos y ya sea por diversión o simplemente por ausencia de cerebro se dedican a tocar las narices”.

A todos La Huella Digital sigue más viva que nunca porque con este tipo de actos lo único que se consigue es que los protagonistas nos hagamos más fuertes y pensemos que nuestro trabajo es importante porque hay gente que nos quiere hacer callar.

Nos seguimos viendo en La Huella Digital.

1 Comentario

  1. muchísimas gracias al “dire” por toda su dedicación y esfuerzo para que todos nosotros tengamos un lugar donde expresarnos y hacer nuestras propias prácticas (quién quiere el plan bolonia teniéndole a él??).

    nunca podremos agradecerle las horas que nos dedica de forma altruista. y más lidiando con semejantes “individuos” toca-pelotas como los que naufragan por internet. que sepáis una cosa: no podréis con nosotros!!

    gracias, “dire”. 😉

  2. es increible el trabajo y esfuerzo que le dedican a este proyecto
    pero más increible me parece que se utilice la libertad para cortar, bueno mas bien arrancar las alas a todxs los que quieren volar a las conciencias con palabras
    en fin, estas cosas solo sirven para reforzar más los animos!! aunque en algún momento flaqueasen.
    desde aqui agradercer al “dire”, como dicen por ahí, y animarle a seguir con todo esto mucho tiempo más!

  3. Doy las gracias a la dirección por todo el esfuerzo que hace para que, lo que realmente pensamos, se pueda ver publicado. Sin ningún tipo de censura. Le agradezco todo lo que ha hecho por volver a poner La Huella en marcha después de que alguien intentara boicotearnos.

  4. Si fue por diversión personal… sinceramente muy mala gente tiene que ser el boicoteador.
    Si fue por rencor o algún tipo de problema… no sé qué necesidad hay de meterse en líos, sobre todo teniendo en cuenta que todo el mundo puede colaborar en este proyecto (colaborando o con comentarios).
    Si fue por practicar o experimentar… experimente en su casa con sus cosas (por decirlo de forma fina).
    Si ha sido un error o quien lo subió no sabía que llevaba virus, los malentendidos pueden aclararse y fallos los cometemos todos.
    Quien se tenga que dar por aludido que se aplique el caso que le corresponda.
    Me alegro de que nuestro “dire” no se diera por vencido porque para nosotros esto es importante. Me alegro de que la gente se haya volcado tanto. Me alegro de ser parte de esta redacción, me siento muy orgullosa de ello y me encanta poder participar con vosotros por muy dispares que seamos (eso nos hace más especiales).
    Nosotros creceremos y puede que algún día llegue el momento de despedirnos de “La Huella”, pero espero que este medio no marche del país de nunca jamás y otros tengan la oportunidad de compartir lo que nosotros estamos viviendo.
    Esperemos que no vuelva a pasar.

  5. El ataque a la Huella es un ataque a todas aquellas personas que la entendemos como un espacio sin censura en el que poder dar rienda suelta a nuestra pasión: el periodismo.
    Mucho tiempo libre, mucho rencor, muchas ganas de hacer daño sin ningún beneficio, debe tener la persona que haya engendrado la genial idea.
    Mira que ha tenido mala suerte el/la chaval/a, que se ha topado con un director que se rompe los cuernos porque esto salga adelante sin ganar nada.
    Una vez más, gracias por dejarnos un huequito en tu huella y por luchar tanto por ella.

Dejar respuesta