¿Hay hambre en España?

0
136

Mucho ha llovido desde que el 15 de septiembre de 2008 Lehman Brothers, cuarto barco de inversión estadounidense, declarase su bancarrota e hiciese público el comienzo de la crisis que muchos economistas habían previsto.

Desde entonces España, uno de los países más castigados por la crisis económica y el boom inmobiliario, ha pasado de tener un 13,91% de desempleados a finales del año 2008, es decir, 3.207.900 personas sin trabajo, a un devastador 25,8% de paro o, lo que es lo mismo, 5.904.700 personas que no tienen trabajo en octubre de 2013.

Todo ello unido a la disminución de ayudas a familias, subida de impuestos y recortes del Estado de Bienestar por parte del Ejecutivo ha dado lugar a un aumento significativo del número de familias con todos sus miembros en paro. Así lo confirman los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), según la cual los hogares con todos sus miembros en paro llegan ya a 1.807.700, un 4,02% más que en el mismo periodo del año anterior.

La crisis económica se ha unido a una crisis política y social, en la que los desahucios y el hambre de la población española están a la orden del día. Solamente en los nueve primeros meses del año 2013 se han producido 58.604 desahucios, situación que se vuelve más dramática si tenemos en cuenta que han descendido un 12,9% con respecto al año anterior.

Con una población en riesgo de exclusión en aumento, suicidios por motivos económicos a la orden del día y organismos de ayuda colapsados, España es hoy en día un país con una situación insostenible. A ello debemos unir la poca confianza de la ciudadanía en los líderes políticos y en la posible salida de la crisis, lo que ha conllevado a una visión negativa de futuro que se acentúa gravemente en la población más joven.

Comedores sociales >>

Dejar respuesta