Hasta siempre, Pedro San Martín

0
300

Pedro San Martín, bajista y compositor de La Buena Vida, falleció el pasado 15 de mayo tras sufrir un accidente de tráfico. San Martín volvía de ver en concierto a Nacho Vegas y Refree, en la ciudad de Burgos. Las muestras de tristeza y condolencia por parte de los principales representantes y amigos del panorama musical español independiente no han dejado de sucederse.

Hará ya seis años, uno de esos magníficos días de primavera en Salamanca, después una jornada de clases como otra cualquiera, de camino a casa, decidí poner un poco de música. En mi mp3 se podía escuchar aquella tarde Hallelujah (2001), de La Buena Vida.

Hacía bastante tiempo que no lo ponía. Recuerdo que disfruté las once canciones del disco de una manera especial, de una forma muy positiva, hasta el punto que reescuché dos veces el disco, la segunda de camino a Radio Universidad, donde había quedado con mi hermano y unos amigos para salir a cenar.

Mientras terminaban el último programa radiofónico de la noche decidí meterme en la página web de La Buena Vida para echarle un vistazo, lo cierto es que nunca antes la había visitado. Si mal no recuerdo, en aquel momento la web no tenía el aspecto que tiene ahora, si no que era más sencilla; accedí y piqué el apartado de foro. Me apetecía comentarles a los chicos de la banda que ese día los había estado reescuchando varias veces, que, como siempre, las sensaciones habían sido magníficas, que “Sólo tienes lo que das” es mi canción favorita y que eran un grupo impresionante, de esos que no se olvidan jamás. Me quedé bastante a gusto, la verdad, y ahora, escribiendo estas líneas, me alegro mucho de haberlo hecho.

La respuesta a mi mensaje fue inmediata, cosa que me sorprendió gratamente, ya que no siempre existe un feedback tan directo y rápido con los artistas. La persona que me respondía se identificó como un miembro del grupo y, en nombre de La Buena Vida, me agradecía todas y cada una de las palabras de mi correo, cerrando su respuesta con un “ojala todos nuestros fans fueran como tú, gracias por el apoyo tan sincero, nos da fuerza para seguir componiendo”.

El pasado lunes 6 de junio, leyendo un artículo de la revista Rockdelux de este mes descubrí que la persona que respondió tan profundamente a aquel mensaje fue Pedro San Martín, bajista y compositor del grupo, tristemente fallecido en accidente de tráfico el pasado 15 de mayo, tras volver de las actuaciones de Nacho Vegas y Refree en Burgos. Al parecer era él el encargado de responder a los mensajes de los fans en la página web oficial del grupo.

El artículo, que lleva por título “Pedro San Martín, imposible aburrirse con él”, es muy emocionante, ya que nos presenta a una persona especial, amante de la música y bastante respetado y querido por los principales miembros del panorama musical independiente, quienes lo definían como una persona dulce, hiperactiva y hedonista.

Un día después de su fallecimiento una gran cantidad de medios de comunicación, artistas y grupos musicales, a través de las redes sociales, se hacían eco del fallecimiento de Pedro. He podido leer recuerdos bastante bonitos estas últimas semanas sobre Pedro San Martín, lo que todavía ha aumentado un poco más mi tristeza respecto a su fallecimiento. Desconocía ese carácter tan dicharachero de San Martín, su afición por los festivales y sus ganas por colaborar con otros grupos y artistas del panorama nacional independiente.

Al enterarme de que fue él quien respondió a mi mensaje, me encontré en la necesidad de aportar también mi granito de arena al recuerdo de Pedro, comentando este pequeño encuentro que tuvimos en un momento de nuestras vidas.

Para siempre quedarán presentes todos y cada uno de los discos de La Buena Vida en los que Pedro San Martín tomó parte, auténticas joyas musicales que identifican un estilo inimitable. Canciones que hablan del día a día de las personas corrientes, de largos veranos, de fiestas, de la vida en los pueblos y en sus plazas, de amores y desamores; en definitiva, de canciones con las cuales todos y cada uno de los seguidores de este grupo guipuzcoano nos hemos sentido identificados en un momento u otro.

Para terminar, me gustaría cerrar este artículo con otro recuerdo de Pedro San Martín y de sus compañeros de La Buena Vida: uno de mis flashes musicales preferidos. En la octava edición del Contempopranea del año 2003, al finalizar el concierto, el público empezó a aplaudir y a aclamar al unísono el nombre del grupo como si de una hinchada de fútbol se tratase: “La Buena Vida, La Buena Vida,…”. Creo que tocaron techo con ese concierto, nunca he visto una ovación tan sincera hacia un grupo de música. Allí estaban Pedro San Martín, Irantzu Valencia y el resto miembros del grupo con cara de haber hecho algo grande, sorprendidos y agradecidos por aquella ovación. Para mí fue el mejor momento de aquella edición del Contempopranea, inolvidable.

La muerte de Pedro San Martín supone la perdida de una persona importante dentro del panorama musical español y, a mi parecer, una parte del final de una etapa que ha marcado a toda una generación de amantes de la música independiente en España en estas dos últimas décadas. Desde estas líneas nos unimos a la pena de los seguidores de La Buena Vida y por supuesto a la de familiares y amigos de Pedro. Hasta siempre, Pedro San Martín.

Fuentes del texto:
elpais.com.
Rockdelux.
Página web oficial La Buena Vida.

Fuentes de las imágenes :
Página web oficial La Buena Vida.

Dejar respuesta