Hasta que la muerte los separe

0
152

Una comedia que habla de la muerte y una tragedia que toca de lleno el tema de la amistad. En esta frase se resume Amigos hasta la muerte que ha escrito, dirigido y protagonizado el incombustible Javier Veiga y en la que también actúan un genial Jorge Sanz y una Mélani Olivares muy natural que se cree su personaje y lo hace suyo hasta el final.
Se abre el telón y aparece Nacho (Jorge Sanz) con una guitarra en el bar de Ángel (Javier Veiga), dos amigos de toda la vida que se conocen en la universidad. Allí, María (Mélani Olivares) aparecerá en sus vidas y marcará un antes y un después en sus relaciones. Desde entonces serán como los tres mosqueteros hasta que un giro inesperado les obliga a replantearse su amistad e incluso sus prioridades. ¿Podrías perdonar cualquier cosa por amor? ¿Y por amistad? ¿Qué harías si tu pareja te dejase por tu mejor amigo? ¿Y si te enterases de que sólo te quedan unos meses de vida? Estos y muchos otros interrogantes se despejarán a lo largo de la representación con la ayuda de la música (recurso muy veigariano) que actúa como hilo conductor de la historia. Una vieja máquina de discos que reproduce música ochentera, de la época en la que estos tres amigos se conocieron y dos actuaciones en directo, convierten el escenario en un café teatro que guía al espectador hasta el desenlace de la trama.

Todo comenzó con una frase que se le pasó por la mente a Javier Veiga: “La risa puede reírse de la muerte, pero la muerte no debe matarnos de risa”. Una buen epitafio que decidió aprovechar como punto de partida de esta obra. El objetivo era reírse de la muerte. ¿Lo ha conseguido? “Por lo menos lo he intentado. Era mi propósito cuando empecé a escribir la función y yo también tenía mis dudas. Pero la verdad es que el público ha entrado de manera increíble en la obra”.

De esta manera, Veiga repite éxito tras Amor y otros pecados, y se consolida como un referente de la comedia española, un profesional de la risa capaz de hacer que salgas del teatro con ganas de volver a ver otra vez el espectáculo.

Los que quieran pasar un buen rato y ver una obra extremadamente divertida pueden acudir al teatro Infanta Isabel (Barquillo, 24) de miércoles a viernes a las 21.00, los sábados a las 21.00 y 23.00 y los domingos a las 20.00. Los precios oscilan desde los 15 a los 25 euros. ¿Tenéis alguna excusa para no ir al teatro?

Dejar respuesta