Hasta pronto, capitán

2
585

13:00h, palco de honor del estadio Santiago Bernabéu. Entre la multitud de fotógrafos, miembros de la junta directiva y demás personal presente, aparece el futbolista Raúl González Blanco. Baja las escaleras que dan acceso al escenario, en el que se muestran todos los títulos que el capitán blanco ha logrado a lo largo de su carrera como profesional en el Real Madrid, e intenta templar los nervios. Comienza la despedida del eterno ‘7’ blanco.

Florentino Pérez, actual presidente del club blanco, lanza su discurso lleno de elogios hacia el ‘7’ e impregnado de un halo que más de despedida definitiva es de un ‘hasta luego’. Aseguró que “son muchos los hombres que forman parte de la historia del Real Madrid, pero son pocos los elegidos como máximos símbolos del madridismo. Raúl responde a ese código sagrado”. A lo que añadió “esto no es un adiós, es un hasta luego […] Capitán, muchas gracias. No te vamos a olvidar”.

Llegó el turno de Raúl, quien tras un resoplido final se enfrentaba cara a cara con el micrófono y con la realidad: su salida del club en el que ha vivido 16 años.

Se le nota muy emocionado, aunque intente mantener la calma en un momento muy difícil para él. Tras los pertinentes agradecimientos a todos los presidentes que han pasado por el club y entrenadores, así como en especial a Jorge Valdano (quien lo hizo debutar con el primer equipo), el ya ex madridista afirmó que “quiero seguir sintiéndome jugador hasta que mi cuerpo me lo permita” y “ha llegado el momento de irme”. El delantero se despidió de los presentes con un “¡Hala Madrid!” que no se nos olvidará a ninguno.

Las lágrimas casi se le saltaban y cayeron por sus mejillas cuando se dirigió a los aficionados que le esperaban en una de las gradas del estadio que siempre será su casa. No paró de firmar autógrafos y de dar las gracias a los presentes, a esa afición que nunca le ha abandonado y que no lo hará aunque su próximo destino sea lejos de Madrid. Ahora, los que admiramos y amamos a Raúl tendremos un segundo equipo, que probablemente sea el Schalke 04, aunque él no lo ha querido confirmar todavía porque hoy era un día para despedirse, pero no ha negado haber mantenido “conversaciones profundas” con los alemanes.

Es imposible resumir el palmarés de Raúl en pocas líneas, así como describir los momentos que ha dado al madridismo. Siempre recordaremos esos pases de ‘toreo’ al ganar un título, los besos a la diosa Cibeles y a su anillo, la lucha, su compromiso, el nunca rendirse, el trabajo duro diario, las largas jornadas de entrenamiento y tantos otros momentos que lo han convertido en un ejemplo a seguir tanto dentro como fuera del campo. Sin embargo, el momento que nunca olvidará Raúl es “ese viernes, 28 de octubre, cuando le dije a mi madre que viajaba con el primer equipo y mi padre no pudo comer. Esa felicidad de ver a mi familia así de feliz, eso es con lo que me quedo”.

Nosotros también nos acordaremos de su debut, del gran acierto de Jorge Valdano al subirlo a la primera plantilla y apostar por él. Y, sobre todo, nos acordaremos de ti.

Gracias por todo lo que nos has hecho vivir contigo en el terreno de juego y gracias por ser más que un mero futbolista para el madridismo. Te seguiremos en tu nueva aventura.

Hasta pronto, capitán.

Fuente del texto:
Nerea Pita
Fuente de las imágenes:
Real Madrid TV
http://www.terra.es/deportes/futbol/liga/articulo/fotos-despedida-raul-real-madrid-802882.htm?14#foto

2 Comentarios

  1. Espectacular, sublime, chapó, ostentoso, majestuoso,,, no se de quien será la autoría pero apunta maneras en el terreno periodistico… que hacen de brazos cruzados los jefes de los mas refutados medios de comunicación, sara carbonero tiembla que tienes los dias contados….

  2. ¡Gracias “Pajaruelo”! Me alegro de que te guste mi artículo y gracias también por tus palabras. Espero que sigas leyendo mis artículos y que sigas disfrutando con ellos.
    ¡Un saludo!

Dejar respuesta