Hamilton recuerda viejos tiempos

0
87

Cinco años después de su primera victoria en la Fórmula 1, el piloto inglés Lewis Hamilton consiguió hacerse con el Gran Premio de Canadá, convirtiéndose en el séptimo ganador distinto de la temporada.

Lewis Hamilton

Este año la Fórmula 1 prometía competitividad y no está faltando a su palabra. En lo que llevamos de temporada, siete pilotos diferentes han subido al primer cajón del podio en las siete carreras disputadas hasta ahora, algo que no había ocurrido nunca antes en la historia de este deporte. Como consecuencia, la lucha por el campeonato está más reñida que nunca y es que, aunque la diferencia de puntos obtenidos entre los tres primeros sea mayor desde que se cambió el sistema de puntuación, tan solo tres separan a los actuales líderes del mundial: Lewis Hamilton (88 puntos), Fernando Alonso (86) y Sebastian Vettel (85).

A Lewis Hamilton solo le faltó la vuelta rápida de carrera para firmar el domingo perfecto. Un sábado espectacular en una de las clasificaciones más ajustadas del curso le dio la pole position. Durante la carrera, a pesar de lo difícil que era predecir si realmente ganaría la prueba por lo cerca que se mantuvieron de él el español Fernando Alonso y el vigente campeón del mundo, Sebastian Vettel, la conducción del inglés y la táctica de su escudería le llevaron a la victoria.

Hacia el final de la carrera el inglés, aun yendo primero, paró en boxes para cambiar neumáticos, todo lo contrario a lo que parecía que iban a hacer sus perseguidores. La estrategia le salió bien y consiguió, con gomas mucho más frescas que las de sus contrincantes –que llevaban desde la vuelta 17 en el coche del alemán y desde la 19 en el del español- adelantarles sin ningún problema en la recta de atrás usando el DRS. Incluso los problemas en el pit stop no evitaron que Lewis Hamilton pudiese rememorar, el mismo día y en el mismo premio, el quinto aniversario de su primera victoria en la Fórmula 1.

Sebastian Vettel, que acabó cuarto, hizo su parada vueltas más tarde, cuando veía que las ruedas no le aguantarían hasta el final. En un principio no parecía lo apropiado, puesto que iba segundo y tras la parada cayó a la quinta plaza. Sin embargo, los cálculos del equipo Red Bull sobre el rendimiento de las ruedas de Fernando Alonso fueron perfectos y situaron a su piloto por delante del español, su máximo rival por el mundial hasta entonces.

El fin de semana iba bien para Ferrari: las mejoras funcionaban, la velocidad punta del monoplaza había aumentado considerablemente y la clasificación del sábado había sido la mejor para sus pilotos. Felipe Massa salía sexto y Fernando Alonso tercero. El primer golpe le llegó al brasileño, que vio cómo por un pequeño error acabó haciendo un trompo y quedando fuera de la zona de puntos. Al final de la prueba, se colocó décimo.

Fernando Alonso hizo una buena salida en la que, aunque no pudo adelantar, sí que consiguió mantener la posición y no despegarse demasiado de los líderes. Con la primera parada en boxes adelantó tanto a Sebastian Vettel como a Lewis Hamilton y se colocó primero. Más tarde, el inglés le adelantaría. Llegó la segunda parada del de McLaren y Fernando Alonso volvería a tener pista limpia por delante.

Parecía que tanto él como el alemán aguantarían sin parar hasta el final, pero las gomas del asturiano no daban para más y empezó a ver cómo los monoplazas de Romain Grosjean y Sergio Pérez le adelantaban sin problemas, dando lugar a un podio bastante inesperado tras el desarrollo de la prueba. El último en alcanzarle fue Sebastian Vettel y por poco no lo consigue Nico Rosberg, que acabó a 4 décimas del español.

Sergio Pérez

El otro español, Pedro Martínez de la Rosa, se vio obligado a abandonar tras las primeras 20 vueltas por un problema de sobrecalentamiento de frenos. El equipo HRT había conseguido para el Gran Premio de Canadá un coche más competitivo para con sus rivales, las escuderías Caterham y Marussia Virgin F1.

El australiano Mark Webber, que prometía tras la victoria en Mónaco, quedó séptimo a pesar de salir cuarto, y el inglés Jenson Button, quien está despareciendo en las últimas pruebas, salía décimo y acabó decimosexto, situándose en el octavo puesto en la lucha por el mundial.

En dos semanas llegamos al Gran Premio de Europa, donde se prevé que la racha de un ganador distinto por carrera se rompa. Sin embargo, después de las sorpresas a las que nos están acostumbrando los pilotos y las escuderías este año, mejor no hacer suposiciones y esperar a ver qué es lo que nos regala Valencia.

Fotografías: jpmartineau y Jarod Carruthers

Dejar respuesta