"Haber olido la mierda en el Tercer Mundo te cambia el olfato"

2
240

Las II Jornadas de comunicación y desarrollo, arrancaban en un contexto marcado por la crisis económica y la huelga general contra el proceso de Bolonia. Voces críticas se alzaban ante un mundo marcado por la globalización, por la existencia de un periodismo solidario y las desigualdades sociales mundiales, no sólo ya entre países, sino entre culturas y géneros. Estas voces que se escucharon durante la mañana del 12 de marzo de 2009 en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM, fueron la de Rosa Mª Calaf (periodista y corresponsal para TVE durante más de 37 años) y la de Ana Pastor (periodista y actual presentadora del programa 59” también de TVE).

“Haber olido la mierda en el Tercer Mundo te cambia el olfato”, comentaba Ana Pastor.

Y es que, en tiempos de crisis todos los que pertenecemos a los países del Norte -esto es los países desarrollados-, en la mayor parte de los casos, tan sólo tenemos que preocuparnos por apretarnos el cinturón y renunciar y/o cambiar los caprichos de marcas conocidas por otras que no tienen tanto renombre. Cualquier crisis -del tipo que sea- siempre afecta más a las mismas personas, los más desfavorecidos. “En Níger tienen que elegir entre su familia o el ganado”, explicaba Ana, que ha viajado varias veces hasta este país africano.

La interacción con el público no se hizo esperar. Fueron innumerables las manos alzadas cuando la periodista preguntó quién conocía a Cristóbal Ronaldo. Unos segundos después tan sólo permanecían alzadas dos, pues prácticamente nadie había oído hablar de Ellen Johnson-Sirleaf, presidenta de Liberia. He aquí una muestra de la importancia que está adquiriendo la información internacional actualmente en los medios de comunicación.

El periodismo de hoy en día se ha mercantilizado, parece que la información ha dejado de ser entendida como un derecho, para convertirse en un producto de intercambio a través del cual, unos pocos –los grandes grupos multimedia- se benefician. “La prisa es un enemigo del periodismo porque va en detrimento de la calidad”, comentaba Rosa Mª Calaf. “No hay que olvidar que la información es un derecho como lo es la sanidad y la educación”, continuó. Y es que ese carácter didáctico, educativo de la información va camino de perderse. “La televisión pública, sobre todo, ha de ofrecer un servicio público de calidad y no pensar sólo en competir”, explicaba la veterana periodista.

Hoy en día hay más medios y más tecnología, un hecho insólito e impensable hace unas décadas, como consecuencia, el espacio y el tiempo se reducen, desaparecen las fronteras, y se genera un volumen inmenso de información, provocando que esas toneladas industriales de datos y hechos generen una sobreinformación que conlleva una desinformación por parte ya no sólo del periodista –dado que la consulta de Internet no es la panacea- sino y también del espectador. “Esto provoca una saturación del espectador, que siempre ve lo mismo. Las noticias se convierten en efímeras”, exponía Rosa Mª Calaf. Esta actuación sucede sobre todo cuando se habla de catástrofes y conflictos internacionales, donde hay muertos de primera y muertos de tercera.

Rosa Mª Calaf, que cubrió la tragedia del tsunami que asoló las costas de Indonesia en 2004, denunció que los medios de comunicación deben dejar de ser “desmemoriados”, olvidando los conflictos ocurridos hace pocos años. De hecho, ha peleado mucho contra los medios para sacar adelante alguna información acerca del tsunami.

Ambas profesionales se lamentaron de la pérdida de peso de los temas de información internacional y de la situación de los periodistas que cada vez participan menos en el proceso informativo. También se lamentaron de la falta de visión de las empresas periodísticas que han alcanzado una cota de coqueteo exagerada con el poder.

Ana Pastor, por su parte, pidió más implicación de los jóvenes en los asuntos Políticos, dado que en la actualidad casi todo está relacionado con este aspecto.

Para muchos alumnos la conferencia fue entendida como una clase magistral: “¡Todas nuestras clases deberían ser así!”, proclamaba Jessica Artiles, alumna de la UCM.

Se reconoció la labor que hacen las ONG´s, los voluntarios y todos aquellos medios solidarios que apuestan por seguir un camino diferente al de la mayoría, intentando mejorar cada día un poquito más nuestro mundo.

Fuentes de las fotografías:
El País
(
http://www.elpais.com/recorte/20070629elpepspag_3/LCO340/Ies/Rosa_Maria_Calaf.jpg)
http://lh5.ggpht.com/javicg1988/R7Ocaku_TKI/AAAAAAAABqs/91XmwQpl2PE/Ana%2BPastor2.jpg
Jessica Artiles Déniz

2 Comentarios

  1. Genial. Me da mucha pena no haber podido acudir a las jornadas y por eso mismo te agradezco que hayas redactado este artículo. Ójala viniesen más profesionales de esa casta a la facultad. Dan una lección de humildad y saber de nuestro oficio muy valorables por nosotros, los estudiantes.

Dejar respuesta