“Habemus Darden”

1
275
Tremmell Darden ya ha pasado el reconocimiento médico con su nuevo equipo / Fotografía: Real Madrid
Tremmell Darden ya ha pasado el reconocimiento médico con su nuevo equipo / Fotografía: Real Madrid

Religión, familia y baloncesto son los tres ejes sobre los que giran la vida de Tremmell Darden, el ansiado ‘tres’ que tanta falta le hacía a Pablo Laso. “Porque el Reino de Dios no es cuestión de palabras sino de poder” esa fue su carta de presentación en Madrid pero, ¿quién es realmente Darden?

Tremelas Dardenas, como se hacía llamar en Lituana, ya no volverá a pasar frío en Kaunas  – el club no le proporcionaba la calefacción – ni su salario dejará de ser pagado – Zalgiris le adeuda varios meses -. Su Biblia también podrá reposar tranquila en la mesilla de noche junto a su mujer y sus dos hijos, la base del enorme baloncesto que practica el alero californiano. Y es que no fue hasta el año 2008, primer año que tuvo cerca a su familia al otro lado del charco, cuando explotó como jugador en Bélgica.

Parece que Las Vegas y el gusto por la vida nocturna y el juego van de la mano. Para Darden no. El alero californinano de 1,93 dio sus primeros pasos en el Instituto y nunca fue tentado por la ‘Ciudad del Juego’. Todo lo contrario, siempre ha sido un chico hogareño y religioso. La demostración de ello fue su decisión de estudiar en la Universidad de Niágara  (Nueva York) en el años 2000, católica y dirigida por Padres Paúles en la que el deporte ocupa un lugar primordial. Cuatro años estaría en los Purple Eagles de la NCAA tras la que jugó una Liga de Verano con Los Ángeles Clippers, siendo el jugador más destacado. Sin embargo, no fue nunca drafteado y tuvo que buscar su oportunidad al otro lado del charco.

El norteamericano llega desde Kaunas para jugar en Liga Endesa / Fotografía: Zalgiris Kaunas (Vaidoto Grigo)
El norteamericano llega desde Kaunas para jugar en Liga Endesa / Fotografía: Zalgiris Kaunas (Vaidoto Grigo)

Con 23 años, casado con Anadia y conviviendo desde la distancia, se adentró en el infierno turco de Zongudak. Con el Erdermirsport Belediyesi empezó a hacerse hueco en el baloncesto internacional y llamó la atención al año siguiente de la liga belga. Curiosamente en Bélgica ganó su primer título como profesional acompañado de su familia, los dos pequeños Darden también, conquistando la liga con el Spirou Charleroi.

El siguiente paso fue Australia, punto de inflexión para su carrera. La consecución de de la competición liguera con los Melbourne South Dragon hizo posible que una liga de un nivel mayor, la francesa, pusiera sus miras en él. Con el Nancy galo, previo paso por el Strasbourg, se alzó con la Pro-A –liga francesa – en 2010, promediando 17 puntos y 6,5 rebotes. En el país vecino se formó el jugador que es hoy: gran reboteador con un físico envidiable y con una buena muñeca para el tiro de campo. Siempre, además, mirando al aro, con capacidad para jugar de espaldas. En defensa, gracias a su corpulencia, es capaz de aguantar en el perímetro a jugadores mucho más altos que él.

Un año después, en el Unicaja de Málaga, no hizo más que confirmar el jugador que ya era y el entrenador catalán Joan Plaza le llevó consigo en su aventura en Lituania, en el Zalgiris Kaunas.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=eTk9YmHGFD4[/youtube]

En el país báltico se ha erigido esta temporada como uno de los mejores aleros de Europa. El Madrid ya lo sufrió en el partido del Top 16 en Euroliga cuando le anotó 20 puntos, capturó 5 rebotes y consiguió 24 de valoración. Sin embargo, la delicada situación económica del equipo de Kaunas obligó a Anadia y a los pequeños Darden a volver a EEUU hace apenas dos meses. Tremmell ya no era feliz.

Pero como está escrito en la Biblia, “Porque el Reino de Dios no es cuestión de palabras sino de poder” (Corintios I, 4:20), Pablo Laso llegó como el ‘Salvador’ y ha conseguido el doble sueño de Darden: volver a estar con su familia y poder luchar por la mejor liga de Europa. No podrá disputar la Euroliga debido a que ya lo hizo con el Zalgiris.

De esta forma, Darden llega como el ‘antiMickael’ o el anti ‘tres’ fuertes, algo que está haciendo mucho daño al equipo madridista en el que está siendo el único punto negro de su intachable temporada. Tendrá minutos en la Liga Endesa y suplirá la baja de Martynas Pocius que, finalmente se operará y no jugará esta temporada. El gran damnificado del fichaje de Dremmell es Carlos Suárez que será relegado en la rotación y disputará menos minutos en una temporada un poco aciaga para él.