Guadarrama, un lugar con encanto

0
879

El municipio de Guadarrama se encuentra al noroeste de la Comunidad de Madrid, a 48 kilómetros de la capital. Debido a su enclave geográfico, es una zona turística importante, y su población se multiplica por cuatro en los meses de verano.

La historia de este pueblo madrileño es digna de mencionar: lugar de paso para romanos y árabes entre las dos mesetas, hasta la época de la Reconquista no se funda el pueblo como tal, y en el siglo XVI consigue el título de villa. Felipe II impulsará su crecimiento al utilizarlo como lugar de descanso para continuar los viajes hasta las diversas residencias de los Reyes, en San Lorenzo del Escorial y en Castilla.

Existen dos teorías respecto al topónimo de “Guadarrama”: puede provenir de la locución árabe Guad-er-remel”, que significa “río de las arenas”, nombre que se ha aplicado a dos de los ríos que nacen en la sierra cercana, el Guadarrama y el Manzanares. Por otro lado existe la teoría de que este término provenga de la locución latina “Aquae Dīrama”, que significa “separación de ríos, divisoria de aguas”, la cual equivaldría a la expresión castellana “aguas vertientes”.

Dentro del municipio se pueden observar diferentes monumentos artísticos dignos de visitar y conocer, entre los que se encuentran los siguientes:

Iglesia parroquial de San Miguel Arcángel: Fue construida sobre los restos de la “Panera Real”, en donde se guardaba el trigo y la harina que alimentaba a los ejércitos reales. La forma de la iglesia es una nave única cerrada. En la Guerra Civil se destruyó parcialmente, y en la posguerra fue reconstruida. Conserva un escudo imperial procedente de “La Casa de la Cadena”, lugar de descanso para reyes, y dos escudos madrileños que datan de 1746.

Fuente de Los Caños: Fue construida en 1785 para abastecer de agua al municipio. Es de estilo neoclásico, con sillares irregulares de granito. Dividida en dos cuerpos horizontales, en el superior podemos apreciar una imagen de San Miguel Arcángel.

Ayuntamiento y Plaza Mayor: En la Guerra Civil se destruyó el antiguo Ayuntamiento, y se tuvo que levantar el actual. La plaza es de planta semioctogonal. En el cuerpo central del edificio se encuentra el Ayuntamiento, y los dos brazos adjuntos cuentan con soportales en la planta baja y distintas moradas y oficinas de la administración pública, en la planta superior. Sobre 1856 se plantó la olma, árbol que todavía hoy podemos disfrutar en esta magnífica plaza.

Puente del Rosario: Construido en el siglo XVIII durante el reinado de Carlos III, formaba parte del “Camino Viejo de El Escorial” y debe su nombre a la ermita dedicada a la Virgen del Rosario, que se encontraba justo enfrente.

La Torre: Situada en el barrio de Cerro, se especula sobre su fundación árabe (o, incluso, romana) por los restos hallados en los cimientos. Los elementos más antiguos que se conservan son el ábside mudéjar y la torre medieval, de reminiscencias románicas.

Además, en los alrededores del pueblo el turista puede disfrutar de espacios naturales protegidos como la cuenca del río Guadarrama, la Peña del Arcipreste de Hita o el Embalse de la Jarosa.

Las fiestas patronales que se celebran cada año en Guadarrama son dos, una a mediados de agosto y la otra a finales de septiembre y principios de octubre. En la primera, dedicada a la Virgen de la Jarosa, se programan actividades deportivas, talleres para niños, verbenas, bailes, espectáculos, ferias taurinas, comidas, juegos y conciertos de música tradicional, en los que participan diversas agrupaciones guadarramenses. Las fiestas de octubre se celebran en honor a San Miguel Arcángel y San Francisco de Asís, y se realizan numerosos actos festivos en los que destaca la Feria Taurina con corridas de toros y encierros, además de fuegos artificiales, comidas y catas. Una buena forma de despedir el verano.

Respecto al turismo, Guadarrama es elegido como lugar de veraneo por miles de personas de la Comunidad de Madrid, así como de otras zonas de España. Prueba de ello son las más de 25 urbanizaciones que existen en la periferia del pueblo, como Urbanización Guadarrama, La Llama, Prado San Juan, Guadamolinos, El Peñón o Vallefresnos. Durante los meses de verano, la localidad multiplica por cuatro su población, de 15000 habitantes a unos 60000 aproximadamente. Por otra parte, debido a su situación en la Sierra que lleva su nombre, el municipio es visitado por turistas de toda la geografía española, y cuenta con varios hostales donde poder alojarse.

En cuanto a ocio y vida nocturna, Guadarrama cuenta con bares y discotecas que abren sus puertas hasta altas horas de la noche para el disfrute de los jóvenes. Locales como “La Movida”, “El Tejar”, “La Sidra”, “Mauna Loa” o “Texas” hacen que esta pequeña localidad madrileña tenga un buen ambiente nocturno los fines de semana. “La Movida” es la que cierra más tarde, a las 5 y media 6 de la mañana, por lo que puedes pasar una buena noche de fiesta sin necesidad de ir a otros pueblos más grandes.

En definitiva, Guadarrama es de los pueblos que merece la pena ver, conocer y visitar. Si no lo conoces y tienes la oportunidad de ir no te lo pienses, pues no te defraudará.

Fuente del texto:
http://www.ayuntamientodeguadarrama.es/guadarrama/opencms/site/web/portada

Fuentes de las imágenes:
http://www.viajaramadrid.org/?page=sierradeguadarrama.php
http://www.turismoguadarrama.com/index.php?s=19

Dejar respuesta