Griñán da el “sí” al proyecto de casa-museo de Miguel Hernández

0
160

Será en Quesada (Jaén) donde se asentarán definitivamente los más de 5000 documentos y objetos personales que dejó Miguel Hernández y que han estado durante 27 años parados en Elche. El objetivo es inaugurar el Museo Zabaleta el 30 de octubre de 2014, coincidiendo con el nacimiento del poeta alicantino.

fotonoticia_20130502145426_800La espera ha merecido la pena. La familia de Miguel Hernández ya dispone, desde el pasado jueves, del apoyo definitivo del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, para la instauración de la casa museo del poeta alicantino. Esta implicación -ha explicado el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes- podrá canalizarse “tanto en forma de ayuda económica, como de respaldo institucional”.

Reyes, junto con Lucía Izquierdo y María José Hernández (nuera y nieta del escritor, respectivamente), dieron la noticia junto al alcalde de Quesada -localidad natal de Josefina Manresa, esposa del poeta-. El presidente jiennense subrayó el valor que puede tener el proyecto “para impulsar el turismo cultural de la provincia y la gran oportunidad que constituye para que la provincia de Jaén encuentre un elemento diferenciador a partir del año 2014”, año en que se producirá su apertura, concretamente el día de nacimiento del autor: el 30 de octubre.

Además, el plan incluye también una labor de universalización del legado del poeta a cargo del Instituto de Estudios Giennenses, que contempla el estudio y catalogación de su obra, compuesta por más de 5000 documentos y enseres de su vida cotidiana. Por otro lado, los libros de Hernández –Nanas de la cebolla, El rayo que no cesa, Aceituneros– estarán presentes en los pupitres de los alumnos andaluces, pues la Diputación y el Ayuntamiento de Quesada pretende convertir su lectura en obligatoria. De este modo en el 2016, con motivo del 75 aniversario de la muerte del autor, su obra estará “muy extendida y se conocerá en profundidad”. Medida a la que la familia de Miguel Hernández se ha mostrado muy agradecida, puesto que en su opinión, el poeta “no ha tenido el reconocimiento que merece”.

Fue en el año 2012 cuando la Diputación de Jaén comenzó los contactos con los herederos del literato con el fin de solicitarles la autorización para utilizar oficialmente Aceituneros de Jaén como himno de la provincia, aunque en la práctica ya lo fuese. La familia dio su aprobación y expresó las dificultades que estaban teniendo con el Ayuntamiento de Elche para llevar a cabo la idea. Así fue como la institución provincial vio la oportunidad de acoger el museo en Jaén –donde Hernández ejerció como corresponsal durante la Guerra Civil española para el medio republicano Altavoz del Frente, y especialmente en Quesada. 

Fuente: Europa Press
Imagen: eldiario.es, fotografía (durante el acto, el pasado jueves): Europa Press 

Dejar respuesta