Greenpeace lucha por el futuro del Ártico

0
258

Con la campaña “Salvar el Ártico” Greenpeace intenta salvar el Polo Norte de la explotación de petróleo, la pesca industrial y los conflictos. Millones de personas han firmado para apoyar a la organización en la detención de estas actividades provocadoras del inminente deshielo.

ÁrticoEn los últimos 30 años hemos perdido tres cuartas partes de la capa de hielo flotante de la Tierra, el hielo del Ártico está desapareciendo a una velocidad vertiginosa. Las consecuencias de su total desaparición serían catastróficas para la humanidad, sobre todo, para los pueblos, osos polares, narvales o morsas que allí habitan. El hielo es tan importante porque refleja mucha cantidad de calor solar hacia el espacio conservando así una temperatura idónea para el planeta.

Según la organización el hielo se está derritiendo en gran medida por el uso excesivo de energías fósiles. Empresas como Shell  o BP son el objetivo de estos activistas, y es que, quieren abrir nuevas plataformas petrolíferas para abastecerse de 90.000 millones de barriles de combustible fósil, lo que equivaldría a proveer durante tres años de petróleo a todo el mundo. Para gestionar estas plataformas tienen que perforar el Ártico, alejar los icebergs de las zonas donde se encuentren las petroleras y derretir el hielo restante con enormes mangueras de agua caliente. Greenpeace afirma que el calentamiento global es más rápido en ese sector y que actividades como esta aumentarán de forma considerable los efectos del deshielo. Dos barcos de Greenpeace, el Esperanza y el Artic Sunrise, llevan navegando desde verano de este año para intentar frenar  la explotación de combustibles en este territorio.  Científicos especializados forman parte de sus tripulaciones y con la ayuda de instrumentos avanzados podrán determinar con mayor exactitud la situación en la que se encuentra la zona del Ártico.

Sin embargo, no sólo las prospecciones de petróleo aumentan el deterioro sino que también la pesca industrial pone en grave peligro a las especies y los habitantes del lugar. Pescar con redes de arrastre en estas aguas podría hacer desaparecer la pesca sostenible que allí se realizaba así como la variedad de animales que solo pueden habitar en territorio helado.

Por otra parte se esta desatando un conflicto entre los países colindantes que quieren adjudicarse el territorio del Ártico a la fuerza. Existe una amenaza de guerra en la que se podrían emplear submarinos, cazas y rompehielos que destruirían gran parte de la zona. Greenpeace reclama la libertad del Ártico e intenta evitar que ningún país se lo adjudique pidiendo la colaboración y la firma de todos los ciudadanos.

Los activistas levantarán una bandera por el Futuro en el Polo Norte, para así demostrar que “Salvar el Ártico” afecta a toda la Humanidad. Cada bandera representará a una persona que haya firmado desde la página oficial de Greenpeace. Además pretenden reunirse con los líderes políticos y aclarar su posición frente al futuro incierto del territorio, para después dirigirse a la Organización de Naciones Unidas y buscar un acuerdo global donde prime proteger el Ártico. Muchos actores o músicos como Alejandro Sanz, Javier Bardem o Almodóvar, entre otros, han colaborado con la organización mostrando su apoyo y firmando por esta causa. El objetivo está en tres millones de firmas y actualmente 2.265.466 de personas ya han firmado.

Imagen: Flikr

Dejar respuesta