Grecia, Finlandia e Italia: tres miuras para España

0
85

La selección española no ha tenido grandes problemas, salvo el pequeño trofeo ante Eslovenia, para superar la primera ronda del Eurobasket. La falta de jugadores del nivel de Pau Gasol, Juan Carlos Navarro o Serge Ibaka ponía en duda al conjunto de Orenga, pero el equipo ha respondido a la perfección con la defensa como principal estandarte. Ricky Rubio dirige, José Manuel Calderón ejecuta, Marc Gasol domina y el resto se dejan la piel en el parqué. Ahora el conjunto nacional se las tendrá que ver con tres grandes selecciones en su camino hacia una nueva medalla de oro.

Marc Gasol y Ricky Rubio comentando una jugada / Foto: FIBA Europe
Marc Gasol y Ricky Rubio comentando una jugada / Foto: FIBA Europe

Grecia será la primera piedra de toque para medir las opciones de título de esta selección. Los helenos son viejos conocidos y la espinita del Mundial de 2006 sigue clavada en sus corazones. Las bajas de Schortsanitis y Kosta Koufos en la pintura dejan a nuestro rival con pocos centímetros para defender a un jugador interior de la talla de Marc Gasol. El futuro jugador de Memphis Grizzlies, Nick Calathes, tampoco está a disposición del técnico Andrea Trinchieri.

Sin embargo, no podemos olvidarnos de los viejos rockeros griegos que siempre aportan garra y calidad en proporciones similares. El base de Olympiakos, Vassilis Spanoulis, continúa dirigiendo la nave griega a base de experiencia y puntos desde el perímetro. Borousis –nuevo fichaje del Real Madrid– y Zisis también continúan aportando su competitividad en este tipo de torneos.

El segundo enfrentamiento medirá a los de Orenga con Finlandia, la supuesta cenicienta del grupo. Pero quizás la cenicienta esconda un lobo en su interior. Los lapones se presentaban en este Eurobasket como una selección joven, inexperta y con pocas opciones para pasar la primera ronda. El trío exterior formado por Koponen, Huff y Salin ha sido el pilar fundamental sobre el que se ha sustentado el éxito del conjunto finés que le ha permitido eliminar a selecciones de la entidad de Turquía o Rusia. La falta de centímetros en la pintura puede ser el principal problema de un conjunto que a priori no cuenta con opciones para meterse en cuartos de final. Sin embargo, esto no les ha impedido ser el conjunto más reboteador de la primera ronda, por lo que no podemos descartar a la selección escandinava.

La verdadera prueba de fuego llegará con el tercer partido ante Italia. La selección transalpina aún no conoce la derrota en el torneo, a pesar de no poder contar con sus estrellas NBA Danilo Gallinari y Andrea Bargniani. Ante estas bajas, Marco Belinelli, Gigi Dantome o Alessandro Gentile han tomado las riendas en esta rejuvenecida selección italiana. Sus altos porcentajes de tiro y su actitud defensiva han sido las señas de identidad del equipo durante toda la competición. A esto habría que sumarles que ya hace diez años que los italianos no consiguen una medalla y eso es demasiado tiempo para un equipo ganador.

Estos cuatro combinados, junto a Eslovenia y Croacia, lucharán por metersen en los cuartos de final, donde comenzará la verdadera lucha por las medallas. Juan Antonio Orenga debe gestionar una plantilla cargada de talento para mantener a la selección española un año más en lo más alto del baloncesto europeo.

Dejar respuesta