GP de Turquía 2011

0
247

El antiguo Imperio Otomano recupera toda su antigua gloria por unos días gracias al empeño de unos locos por volar boca abajo. Istanbul Park, con su increíble curva 8, nos dice adiós después de la mejor carrera del año.

Este año, los que escribimos sobre Fórmula 1 tenemos difícil no repetirnos en nuestras observaciones. Y gracias, porque es un auténtico placer decir carrera tras carrera que hemos visto la mejor del año. Y es que esta temporada está siendo frenética, va a mejor cada Gran Premio y todo hace sospechar que seguirá así mucho tiempo. Después de años en los que la FIA venía dando palos de ciego para aumentar los adelantamientos y el espectáculo en pista, resulta que nada mejor que unos nuevos neumáticos con compuestos de gran degradación para que volvamos a disfrutar como enanos con este pseudo-deporte; y todo pese al insultante dominio del Red Bull de Vettel. Ferrari mejora a marchas forzadas con la intención de darle a Alonso un monoplaza capaz de competir contra las “alas” de la bebida energética.

¡Al fin! Esa fue la exclamación más repetida por los tifosi el pasado domingo. Por fin Alonso se subía al podio tras una disputadísima tercera posición contra el aparentemente inalcanzable Red Bull de Webber. Después de la ya común calificación del sábado, en donde dos posiciones parecen tener dueños a priori; esto es, Vettel primero y Alonso quinto, el asturiano, que volvió a tener una salida no muy buena, nos regalaba a todos los aficionados una magistral carrera que sería recompensada con el tercer cajón del podio. Las primeras ocho vueltas fueron todo lo que uno espera de este deporte, con múltiples adelantamientos, y con un Alonso que dejaba atrás a los McLaren mientras fijaba su mirada en el Mercedes de Rosberg, al que pasaría con la ayuda del DRS (el alerón trasero móvil). A partir de ahí, pura estrategia, hasta que llegó el doble duelo con Webber. El primero se lo llevaba Alonso con los mismos compuestos que el australiano, alcanzando así la segunda posición. Pero en la cuarta y última parada, el australiano montaba unos neumáticos más frescos que Alonso y le pasaba en el mismo sitio en el que el ovetense lo hiciera unas vueltas antes, la larguísima recta del trazado turco. Con todo, la tercera posición, a diez segundos de la cabeza, es la mejor noticia que podía llegar a Maranello.

Y es que en Italia pueden estar contentos, pese a la mala actuación de Massa. El F150º Italia ha reaccionado bien a las evoluciones, y en un trazado que el año pasado fue el peor para Ferrari, este año han conseguido recortar diferencias de una manera bastante llamativa, lo que da esperanzas a todos los aficionados de Alonso o Ferrari de cara al Gran Premio de España. Parece que la evolución definitiva del paquete aerodinámico que probaron en China y Turquía será íntegramente incorporada a los monoplazas rojos en Montmeló, incluido el nuevo alerón delantero flexible. Esto, y las mejoras en el embrague que no pudieron montar en carrera este pasado domingo, anticipan una lucha encarnizada en el circuito en el cual pilotos e ingenieros reconocen que es el más difícil para los adelantamientos, ya que es un circuito de gran carga aerodinámica (lo que provoca turbulencias que impiden el efecto rebufo) y perfectamente conocido por todos, pues es el circuito de pruebas tradicional junto a Jerez. Aunque no crean las estadísticas hechas hasta ahora, pues este año se está rompiendo todas.

Nadie, salvo el gran Schumacher, había ganado nunca una carrera a cuatro paradas. Eso dice la historia, la estadística. Pero este año parece el mundo al revés, y cada vez que un piloto para en boxes, reduce sus tiempos por vuelta. Aunque hay un piloto al cual las estrategias le traen al fresco, pues el ritmo que está mostrando es realmente insuperable. Es, como habrán adivinado, Sebastian Vettel, bien llamado popularmente en Alemania baby Schumi. El actual campeón del mundo de F1 está arrasando este año, y el hecho de tener uno de los monoplazas más rápidos de la historia (hay quien lo coloca por encima del Ferrari de 2004) no le quita un ápice de mérito. En China la estrategia le jugó una mala pasada, pero a poco que no sea tan determinante la diferencia de elección en el número de paradas por parte del resto de equipos, el joven campeón muestra porque es reconocido como uno de los mayores talentos de este deporte, uno de los cinco fantásticos que este año componen la parrilla, junto a Alonso y Hamilton (permítanme que añada a Kubica, espiritualmente presente en cada Gran Premio; y a Schumacher, que está demostrando que puede estar ahí pese a sus problemas físicos).

En McLaren las cosas no van tan bien, pero no están mal. El equipo inglés fue el que más espectáculo ofreció sobre la pista, con varios duelos al límite entre sus pilotos. Al final, Hamilton acabó cuarto con un ritmo bastante bueno, y perjudicado por un fallo en la tuerca de su rueda delantera derecha, que le hizo perder más de quince segundos y toda opción de podio (al cual hubiera llegado con toda seguridad). Button sufrió más de lo esperado con su último juego de neumáticos y acabó sexto, siendo superado en las últimas vueltas por Rosberg. Pero que ningún seguidor de la escudería británica piense que esto está acabado, o va mal. McLaren prepara una importante evolución para Barcelona que puede darle, según Pedro M. de la Rosa, más de medio segundo, y que no fue introducida en Turquía para prepararla con mayor eficacia.

Los que parecen un poco perdidos son Mercedes GP. Schumacher no rinde como se esperaría de un heptacampeón, aunque muchos admiramos más a Schumi por su vuelta a la Formula 1, una vuelta en la que tenía más posibilidades de perder prestigio que de ganarlo. Pero los amantes de verdad a este deporte gustan de ver pilotos que intentan superar sus límites constantemente, luchar contra viento y marea y, sobre todo, hacerlo todo por amor a la velocidad sobre cuatro ruedas. Y aunque el físico no le acompañe, y los pilotos actuales sean mejores o más preparados que los de antaño, ninguna de estas cualidades se le puede restar al alemán. Muchos de los que no sentíamos una especial admiración por Schumacher antes de su retirada (sin por ello dejar de reconocerlo como uno de los mejores de la historia) nos hemos enamorado ahora de su estilo y conducción fundamentalmente por la pasión irrefrenable que muestra hacia la Fórmula 1. Acabó duodécimo, arrastrándose por la pista, pero dando ese toque de entusiasmo por las carreras que más le gustaría a muchos jóvenes pilotos tener.

En cambio, Rosberg está realizando una temporada genial, mostrando a todos por qué fue el único que pudo hacerle sombra a Hamilton en la GP2, aun cuando su quinta posición final no muestre a las claras su potencial. Esta vez, el pícaro Brawn falló en la estrategia, pero que nadie piense que en Mercedes dan la batalla por perdida, pues también preparan evoluciones importantes para Montmeló, y ya sabemos como se las gastan los alemanes en estas lides. La unión de terquedad y creatividad tan propias del pueblo alemán serán muy útiles para dar algunas alegrías a todos los aficionados de las flechas de plata.

Para comer a parte está Lotus Renault. La escudería semi-francesa no acaba de despejar, y eso pese a tener uno de los mejores monoplazas de la actualidad (Newey lo considera el más serio rival, a nivel técnico, de Red Bull). Si bien sus salidas hasta ahora habían sido muy buenas, en Turquía sucedió justo lo contrario, y ambos pilotos se olvidaron de su condición de compañeros protagonizando algunos de los momentos más calientes del fin de semana, incluido un conato de colisión en la chicane de entrada a meta. Pese a todo, el potencial del R31 es muy grande, y la pena para todos los aficionados es no poder ver a Kubica dentro del mismo, con el cual seguro que nos hubiese traído grandes emociones y resultados. Desde aquí le deseamos una pronta y satisfactoria recuperación, y esperamos con ansia volver a verle volar, dirigido por sus increíbles manos.

Alguersuari no puede estar contento. El piloto español sufre mucho con el desgaste de sus neumáticos, y su testarudez por querer hacer menos paradas de la cuenta le está acarreando serias dificultades para ser competitivo. El puesto de segundo piloto para el Red Bull de 2012 está en el aire, y el catalán deberá hacerlo mejor para conseguirlo, pues Buemi, que no es manco, esta bordando una muy buena temporada, ganando a Jaime justo en donde se suponía que el español era mejor, en carrera. Ahora llega el Gran Premio de España, que para mayor satisfacción del catalán se realiza en su comunidad, así que esperemos que sea profeta en su tierra y esta marque el punto de inflexión que le lleve a ser piloto Red Bull en 2012.

De enhorabuena están en Hispania Racing Team. Sus monoplazas acabaron otra vez la carrera, aunque el ritmo de Liuzzi se vio afectado por un problema mecánico en la segunda mitad de la carrera y solo acabó para mejorar, como si de un test se tratara, la fiabilidad del coche. Pero la mejor noticia se produjo el sábado, en donde por primera vez un Hispania vencía, sin acontecimientos extraños, a un Virgin, y reduciendo la distancia con el resto en torno a un segundo. El equipo de Carabante esta firme y decidido a mejorar en su aventura en la F1, y cada vez muestran un nivel de desarrollo mayor, lo que son muy buenas noticias para todos los que desean un equipo español triunfando, en el futuro, dentro del complicadísimo mundo de la Formula 1.

Poco más nos dejó este espectacular último GP, salvo la décima posición del japonés Kamui Kobayashi, y la novena de Sebastien Buemi. Quizás lo más reseñable sea el récord de pilotos que acabaron la carrera, con solo dos abandonos: el del Force India de Paul di Resta, que acabó con su buena racha de resultados; y el del Virgin de Glock, que tan siquiera tomo parte en la salida.

No puedo acabar este artículo sin recordar a mi piloto favorito (perdónenme la subjetividad), fallecido ahora hace diecinueve años. Se trataba de un piloto único, increíble en su conducción, y con un temperamento afable y educado que contrastaban bastante con su carácter agresivo cuando se enfundaba el mono rojo de Ferrari. Así es, hablo de Gilles Villeneuve, para mí, el piloto más espectacular de la historia. Pese a no ganar nunca un Campeonato del Mundo, Gilles se convirtió en una leyenda por su agresividad y pericia al volante, con maniobras y actuaciones geniales en situaciones en las cuales cualquier otro se hubiera retirado. Verle pilotar un Ferrari con el alerón delantero debajo del coche en medio de una tremenda tromba de agua es sencillamente un espectáculo único. O acabar la carrera sin una de sus ruedas traseras, y queriendo continuar. O los contravolantes de bellísima factura que tan bien aprendió en su juventud cuando competía en Canadá sobre pistas de hielo. O ese duelo que quedó en la retina de todo verdadero aficionado a la F1 en el GP de Francia de 1979 frente al Renault turbo de Arnoux. O la carrera del Jarama con cinco pilotos detrás sin poder pasarle durante 65 vueltas. O… Era, sencillamente, único.

Acabó el Gran Premio de Turquía 2011 con las posiciones como siguen: 1º Vettel; 2º Webber; 3º Alonso; 4º Hamilton; 5º Rosberg; 6º Button; 7º Heidfeld; 8º Petrov; 9º Buemi; 10º Kobayashi; 11º Massa; 12º Schumacher; 13º Sutil; 14º Sergio Pérez; 15º Barrichello; 16º Alguersuari; 17º Maldonado; 18º Trulli; 19º Kovalainen; 20º d´Ambrosio; 21º Karthikeyan; 22º Liuzzi; se retiraron, por orden inverso, di Resta y Glock.

Poco más de una semana y el Gran Circo llega a España, al circuito de Montmeló, en donde todas las escuderías preparan importantes evoluciones que pondrán el Mundial de Formula 1 cada vez más interesante, y que esperemos vuelva a obligarnos a escribir de nuevo eso de “ha sido el mejor GP del año”. Hasta entonces, intenten no emular a estos locos del volante en las carreteras hechas para todos, y si sienten el gusanillo de la velocidad, cambiar las vacaciones por unos días en un circuito, o los simuladores y juegos tan logrados de la actualidad son un perfecto sustitutivo. Así podrán seguir disfrutando por mucho tiempo a trescientos por hora.

Fuentes del texto:

Retransmisión en directo del Gran Premio de Turquía por LaSexta Tv.

Retransmisión en diferido del Gran Premio de Turquía por http://www.lasextadeportes.com/formula1/tv/diferido/carrera.

Fuentes de las imágenes:

SkyNews.com.au – http://202.58.40.60/elements/img/article/638×359/skynews_610388.jpg

Crash.net – http://pix.crash.net/motorsport/360/PA935804.jpg

 

Dejar respuesta