G.P. de Singapur 2010

0
283

El Mundial de Fórmula 1 llega a su recta final más apretado que nunca, con cinco pilotos luchando a muerte y tres escuderías peleándose por ser las más grandes del mundo de las competiciones.
Muchos le daban por muerto. Muchos creían ridículo que pudiese aún luchar por el Mundial. Muchos, pero no todos. Los que lo conocen bien, los que lo han seguido desde sus primeros pasos en Minardi, sabían que él siempre se crece en los peores momentos, que la tensión es el lugar en donde más feliz se halla. Estamos hablando, obviamente, de Fernando Alonso, el bicampeón que va camino de convertirse en “tri”. Pero no echemos las campanas al vuelo antes de haber acabado la torre, pues cuatro pilotos más pretenden aguar la fiesta de todos los fans de Alonso.

La noche de Singapur le sienta de maravilla a Fernando. Allí ganó en el debut del trazado nocturno, allá por 2008, aunque con la polémica conocida como crashtage: el accidente de Nelson Piquet Jr. Y allí ha vuelto a ganar, demostrando una vez más que es el auténtico rey de los circuitos sin escapatorias. Fernando dominó de principio a fin todo el Gran Premio, consiguiendo la pole, la victoria y la vuelta rápida. Sólo un hombre pudo hacerle sombra, el alemán Sebbastian Vettel, pero esta vez su Red Bull no fue suficiente y en ningún momento agobió a Alonso, que después de la carrera reconoció que a veces le dejaba acercarse para que se sobrecalentasen los frenos y el motor del bólido ingeniado por Adrian Newey. Al final, fin de semana redondo que coloca a Alonso segundo en el mundial a tan sólo once puntos de Webber, que lidera una jornada más el campeonato.

Ferrari parece que ha evolucionado lo suficiente para alcanzar a los Red Bull incluso en calificación, aunque la rotura de Massa el sábado evitó que viésemos el potencial real del F10B. Los bólidos rojos vuelan como nunca pero las malas lenguas afirman que ha sido Red Bull la que ha empeorado. Como se sabe, antes de la carrera en Spa, McLaren se quejó de la excesiva flexibilidad del suelo y alerón delantero de los Red Bull y Ferrari, motivo por el cual la FIA decidió endurecer las pruebas sobre dichos componentes. Esto, sin duda, ha podido ser definitivo para que Ferrari haya alcanzado a los monoplazas de la bebida energética. Pero lo más curioso del asunto es que mientras Red Bull afirma no haber cambiado nada (algo que nadie se cree en el paddock), McLaren, que fue la denunciante, ha tenido que cambiar su fondo plano para superar las nuevas y estrictas pruebas de la FIA.

Red Bull sigue líder una jornada más tanto en el Mundial de constructores como en el de pilotos. Webber lidera la clasificación con once puntos de diferencia y cuatro victorias, las mismas que Fernando. Mientras, Vettel se acerca peligrosamente y, aunque está cuarto, nadie le da por muerto, y menos aun su equipo. Red Bull no se decide a apostar por Webber y ésta está resultando ser la mejor estrategia para sus rivales, que ven como carrera tras carrera los pilotos de la escudería austriaca se restan puntos entre sí.

McLaren no es que esté mucho mejor. Hamilton parece empeñado un año más en echar todo a la basura en las últimas carreras, mostrando cómo la frialdad es la mayor virtud en la Fórmula 1, y su mayor defecto. Si no soluciona pronto sus problemas de concentración en las rectas finales, el británico lo tendrá bastante difícil para volver a saborear las mieles del éxito. Más aun teniendo como compañero a un Button que cada día calla más esas bocas que decían que sólo había sido campeón por tener el mejor coche. Está quinto, pero a solo cinco puntos de Hamilton y veinticinco (y dos victorias) del liderato.

Por lo demás, pocas cosas reseñables en un circuito en donde es realmente difícil adelantar. Pese a todo, Massa se marcó una remontada espectacular, acabando décimo después de salir desde el pit lane, aunque finalmente fue octavo tras una sanción a Sutil y Hülkenberg por saltarse una chicane. Y carrerón también para Nico Rosberg, que finalizó quinto amargando una vez más la vuelta de Schumi. Williams sigue con su genial remontada colocando a sus monoplazas al nivel de Renault y Mercedes. Mientras, Alguersuari vivió, en sus propias palabras, el Gran Premio más aburrido de su vida, acabando duodécimo y amargado por no poder adelantar. Aunque casi mejor acabar así, no como Kovalainen, cuyo monoplaza terminó siendo una gran bola de fuego rodando a doscientos kilómetros por hora.

Es una lastima no poder contarles la carrera que hizo Pedro. Como sabrán, Peter Sauber decidió despedirle de mala manera tras el Gran Premio de Italia, para sustituirle por el alemán Heidfeld. Los motivos fueron que así podrían comprobar realmente el potencial del coche, ya que Peter, en un análisis genial, afirmó que el alemán sería hasta un segundo más rápido que Kamui Kobayashi. Quizás se creyó que el japonés es manco y el coche tenía mucho más potencial. Lo cierto es que el jefe de Sauber ha metido la pata hasta el fondo pues Heidfeld se ha mostrado más lento de lo esperado y, en mi opinión, nada puede hacer contra el talento natural de Kobayashi. Pero por suerte para toda la Fórmula 1, Pirelli ha contratado al catalán para desarrollar sus neumáticos del año que viene y, como todo el mundo sabe en el Paddock, pocos pilotos hay actualmente con tan buen feeling como Pedro tiene con los monoplazas. No en vano, McLaren no le dejaba escapar ni a tiros, pues sabían cuan importante era para la evolución de sus bólidos.

Finalizó el Gran Premio de Singapur 2010 con las posiciones como siguen: 1º Alonso; 2º Vettel; 3ª Webber; 4º Button; 5º Rosberg; 6º Barrichello; 7º Kubica; 8º Massa; 9º Sutil; 10º Hülkenberg; 11º  Petrov; 12º Alguersuari; 13º Schumacher; 14º Buemi; 15º Di Grassi; 16º Kovalainen; se retiraron, por orden inverso, Glock, Heidfeld, Hamilton, Klien, Kobayashi, B. Senna, Trulli y Liuzzi.

Semana y media y la Fórmula 1 regresa al circuito de Suzuka, un mítico trazado del Mundial con unas de las variantes más bonitas del campeonato y la legendaria curva 130R en donde Alonso realizó uno de los mejores adelantamientos de la historia al Ferrari de Schumacher. Un circuito favorable, en principio, a Red Bull; pero también lo era Singapur y ya conocemos la historia. Esperemos ver una buena carrera y lucha sin cuartel. ¿Quién se retirará en esta carrera de la lucha por el Mundial?

Fuentes del texto:
Retransmisión en directo del Gran Premio de Singapur por LaSexta TV.

Fuentes de las imágenes:
www.antoniolobato.net
www.formula1.com

Dejar respuesta