G.P. de Bélgica 2010

0
175

El circuito belga de Spa, conocido como la montaña rusa, ha hecho honor un año más al seudónimo que le acompaña y hemos visto los bólidos más rápidos del planeta volando arriba y abajo en el más absoluto caos.
Después del parón veraniego ha vuelto la Fórmula Uno de la mejor manera posible, con una carrera loca en donde la verdadera protagonista fue la lluvia, que para todos vino mal, pero peor aun fue para el único que la esperaba, Fernando Alonso. El bicampeón se aleja de la lucha por el Mundial, pero todavía no ha dicho su última palabra. Mientras, Pedro realizó una espectacular remontada que al final no tuvo recompensa, pero que demuestra, una vez más, por qué lleva más de diez años en el Gran Circo. Por el contrario, Alguersuari sufrió una sanción posterior a la carrera que le quitó el valioso punto que había conseguido con su décima posición final.

Fin de semana caótico y decepcionante para Fernando Alonso. El asturiano optó el sábado por una configuración aerodinámica de lluvia, pues las previsiones de Ferrari daban lluvia para el domingo. Esto le relegó a la décima posición en la salida, lo que le ponía muy difícil la victoria. “La carrera es el domingo”, suele decir Alonso, pero esta vez también el domingo fue negro. Justo cuando se dio la salida, comenzó a llover en el trazado belga y todos los pilotos llevaban neumáticos de seco. Esto provocó un caos increíble en la “parada del autobús”, la última chicane, en donde muchos dijeron adiós a la carrera. Entre ellos, Barrichello, que celebraba 300 grandes premios, y que se llevó por delante a Fernando.

Alonso entró en boxes para comprobar los daños y, por increíble que parezca, el coche podía continuar. Se iba un poco a la derecha, pero aun así el asturiano se marcó una remontada espectacular, colocándose octavo, posición que mejoraría cuando entrasen los pilotos de Mercedes. Pero el pícaro Brawn mantuvo a sus chicos en pista lo que pudo, hasta que se puso a llover, y tuvieron que entrar todos. Todos menos Hamilton, que una vuelta después lo haría tras casi estrellar su coche contra el muro. Alonso presionó cuanto pudo, pero un error lo sacó de pista y así acabó su carrera. Decepción en Ferrari, que espera ya a Monza para dar una alegría a todos los tifosi.

Hamilton fue quien ganó la carrera. El británico ejecutó un gran premio perfecto, sin demasiados errores, y con un poquito de suerte, pues cuando se puso a llover casi acaba empotrado contra el muro. Sin embargo, Button tuvo que abandonar tras llevárselo por delante “crash Vettel”.

En Red Bull la cosa está que arde. Webber parece el claro favorito para el Mundial, pero el equipo se resiste a apostar por él. Y eso que Vettel está mal, muy mal, con demasiados nervios y cometiendo demasiados errores. Los bólidos de la bebida energética ya tendrían que ser claros favoritos, pero los domingos no están demasiado finos. Además, la FIA ha endurecido las pruebas de flexión de los elementos aerodinámicos, y ya se pueden ver cambios en los ingenios de Adrian Newey que pueden lastrar su rendimiento de aquí al final de temporada. Lo que es seguro es que este Mundial se pone cada día más emocionante.

Mención aparte merece Schumi. El alemán renace por momentos, y se marcó una increíble remontada de catorce posiciones, deleitando a todos sus fans con la espectacular conducción que le caracteriza. También carrerón para Kobayashi, que acabó otra vez en puntos con una más que meritoria octava posición.

En cuanto al resto de españoles, Pedro maravilló a todos acabando undécimo después de salir último y pudo incluso puntuar si no fuese por una salida de pista provocada por el rápido desgaste de los neumáticos de lluvia que erróneamente le puso su equipo. Alguersuari, sin embargo, acabó décimo en otra gran carrera, pero un drive through posterior por saltarse la chicane de la “parada del autobús” lo relegó a la decimotercera posición.

Pero en este Gran Premio tan caótico aún hubo una sorpresa más. Massa se colocó dos metros por delante de su posición de salida, algo que, al parecer, sólo vieron Lobato y el comentarista de la BBC británica. No hubo sanción, algo absolutamente incomprensible, más aun sabiendo que Charlie Whiting tiene visión directa de esa zona de la parrilla y como reaccionó velozmente, y casi con alegría (como muestran las imágenes de televisión) cuando Alonso se saltó la salida en China. Recordemos que el próximo día ocho de septiembre se reúne el Consejo Mundial del Motor por la “pasadinha” de Alonso a Massa en Alemania. ¿Intento de compra al brasileño? No pensemos mal.

Finalizó el Gran Premio de Bélgica 2010 con las posiciones como siguen: 1º Hamilton; 2º Webber; 3ª Kubica; 4º Massa; 5º Sutil; 6º Rosberg; 7º Schumacher; 8º Kobayashi; 9º Petrov; 10º Liuzzi; 11º de la Rosa; 12º Buemi; 13º Alguersuari; 14º Hülkenberg; 15º Vettel; 16º Kovalainen; 17º Di Grassi; 18º Glock; 19º Trulli; 20º Yamamoto; se retiraron, por orden inverso, Alonso, Button, B. Senna, Barrichello.

Llega Monza, próxima cita del Mundial, el Templo de la Velocidad. Esperemos ver una buena carrera de la Ferrari y que Alonso se reenganche a la lucha por el titulo. Porque, como decía el gran Gonzalo Serrano, “si parpadean se lo pierden, porque esto es la Fórmula Uno en estado puro”.

Fuentes del texto:
Retransmisión en directo del Gran Premio de Bélgica por LaSexta TV

Fuentes de la imagen:
http://es.eurosport.yahoo.com/formula1

Dejar respuesta