Gonzalo León: “El estudio del cerebro es una de las fronteras de la humanidad”

0
101

El 26 de noviembre tuvo lugar la presentación del “Human Brain Project”  (HBP) al mundo profesional, organizada por el Comité de Gestión Empresarial del Instituto de Ingenieria de España. Este proyecto tiene como objetivo recoger la mayor información posible del cerebro humano, apoyándose en tres pilares fundamentales: neurociencia, medicina y computación. La conferencia, compuesta por especialistas del proyecto, fue moderada por Enrique Gutiérrez Bueno, presidente del Comité de Ingeniería y Sociedad de la Información del IIE.

BRAIN

El HBP, dirgido por la Escuela Politécnica Federal de Lausana, es la ampliación del proyecto internacional Blue Brain. Será abordardo por la Unión Europea en un plazo de diez años, durante los cuales se alcanzará progresivamente tecnología suficiente para llevar cabo el proyecto. Aunque financiado por la comisión europea y los estados miembros con 100 millones de euros por año, cuenta con una repercusión a escala global. España aportará un 6% de financiación frente a quienes más apuestan por este proyecto: Suiza (33%) y Alemania (25%). Según Gonzalo León, Director del Centro de Apoyo a la Innovación Tecnológica y coordinador español del HBP, es un programa clave para la coordinación de la investigación en Europa. Supone una nueva forma de entender la investigación, renovando así sus bases e incluyendo la formación de investigadores en nuevas áreas. Por el momento están implicados 256 laboratorios, es decir, más de 1000 investigadores.

Intervino también Javier de Felipe, director del laboratorio Cajal de Circuitos Corticales UPM-CSIC, señalando la importancia de las simulaciones. Se pretende, a partir de personas fallecidas, crear mapas macroscópicos y microscópicos de las conexiones neuronales, de las cuales solo conocemos un 10%. Dentro de estas simulaciones destaca la relevancia de las espinas dendríticas, elementales para el funcionamiento del cerebro. “Por primera vez estamos construyendo reproducciones a gran escala” concluye De Felipe. Una problemática actual de la neurociencia es que aunque funciona como un todo, los principios de organización del cerebro son distintos en cada parte, por lo que la investigación tiene que ser total. De Felipe propone, por tanto, crear un gran simulador con los distintos simuladores para comprender mejor la actividad cerebral.

Por otra parte, Jesús Labarta, Computer Science Director en Barcelona Supercomputing Center, asegura que un proyecto multidisciplinar como el HBP requiere un lenguaje común.  Recalca la relación entre el cálculo inequívoco de la máquina y  los recursos humanos, así como la mejora de lenguajes de programación para llevar a cabo el proyecto. La mayor dificultad a la que se enfrenta la ingienería es la memoria de una máquina que pueda simular a la perfección un modelo virtual del cerebro.

La interacción entre la ingienería y la neurociencia es clave para el proyecto. La neurociencia necesita de nuevos algoritmos y supercomputadores que ofrezcan una estructura de simulación y mejoras en las reproducciones a gran escala. Por ejemplo, con algoritmos podemos conocer el número y volumen de espinas. Por otra parte Gonzalo León afirma que “su interacción con la neurociencia puede colocar a la ingienería en una nueva frontera”. Como consecuencia surgirá un nuevo sector: la neurotecnología. Finalmente, los resultados obtenidos se aplicarán a la medicina y podrán eleaborarse tratamientos más precisos para enfermedades como el alzheimer, parkinson o la epilepsia.

 

 Imagen cedida por: Gemma García

 

 

 

Dejar respuesta