Goleada del Real Madrid y susto de CR7 que se retiró lesionado

0
72

El equipo blanco, liderado por un Isco que pide a gritos la titularidad, endosó un claro 5-0 al Almería en una nueva demostración de poderío ofensivo. Los de Ancelotti demostraron que incluso sin Cristiano sobre el césped son capaces de generar y anotar goles de bella factura y resolver un encuentro que controlaron de principio a fin. La nota preocupante fue la retirada, nada más comenzar la segunda parte, de CR7. Habrá que esperar para conocer el alcance real del percance pero desde el club, y en un primer momento, aseguran que es solo un golpe y que su cambio fue por precaución.

Cuando solo habían transcurrido 3 minutos de juego, Ronaldo anotó el 0-1 a pase de Isco. Con este gol, número 17 de esta temporada, el jugador luso igualaba a Hugo Sánchez como cuarto máximo goleador de la historia del Real Madrid en Liga con 164 dianas y se coloca a 22 de la marca de Santillana. La primera parte la dominaron los blancos con ocasiones claras para Bale, Benzema, y el propio Cristiano, aunque el equipo dirigido por Francisco, también gozó de posibilidades para igualar el marcador con disparos de Rodri, Verza y Vidal. Tras el descanso, el Almería saltó con confianza y siguió dando muestras de recuperación ante un buen Madrid. Pero en el minuto 55 saltaron todas las alarmas cuando CR7, tras una carrera, notó algo en su pierna y, tras ser atendido por los doctores, pidió el cambio. Tan sólo dos minutos después del incidente se produjo la sustitución y saltó al terreno de juego el canterano Jesé, que en el 61 facilitó, con una asistencia de clase a Benzema, el 0-2 anotado por el francés, que redondea así una semana personal fantástica tras ayudar, con un gol frente a Ucrania, a sellar el pase de Francia al Mundial de Brasil 2014.

Isco Alarcón (21) regresó a la titularidad y fue protagonista destacado en la victoria en Almería. Foto: Gevor11 (flickr)
Isco Alarcón (21) regresó a la titularidad y fue protagonista destacado en la victoria en Almería. Foto: Gevor11 (flickr)

Tras el gol, fue cambiado y entró Morata en su lugar. El Madrid seguía dominando y en el 71 Isco cedió un pase al espacio para que Bale marcara el 0-3. Entró Casemiro por Illarramendi ya en el 73 y tan solo dos minutos después anotaba el 0-4 un Isco que volvió a dejar detalles de su clase durante todo el encuentro y que anotó un gol estupendo. En el 80 Morata cerraba el marcador con una preciosa vaselina que suponía el 0-5.

No fue un mal partido del Almería, que se mostró en muchas fases del duelo atrevido y generoso, pero la pegada y el acierto blanco no les concedió posibilidades de cambiar el abultado resultado final. La próxima cita merengue será el próximo miércoles 27, a las 20:45 horas, en el Bernabéu frente al Galatasaray en competición europea.

La actualidad de la semana en el club estuvo protagonizada, a causa de la mala racha del Castilla, por su técnico, Alberto Toril, que fue cesado el pasado lunes (José Manuel Díaz, que entrenaba al C, ha ocupado su cargo y en su estreno no pudo pasar del empate sin goles ante el Numancia en el Di Stéfano) y que ni siquiera pudo despedirse de la afición mediante una rueda de prensa o respaldado por algún dirigente blanco, en una nueva demostración de que el modo en que se despide a “gente de la casa”, se aleja demasiado de los valores que representa la historia del club. El cordobés, a pesar de haber realizado un gran trabajo a lo largo de seis años en la entidad, y de tener contrato hasta 2015, fue cesado tras caer 6-0 frente al Eibar.

En una emotiva carta, el técnico que devolvió al Castilla a Segunda, se mostró agradecido al club “que siempre será mi casa…estoy convencido, que volveré con más fuerza y experiencia”; a los entrenadores con los que coincidió, haciendo una “mención especial a José Mourinho, él me enseñó a estar al máximo nivel, vivir situaciones nuevas y complejas de máxima responsabilidad que me ayudarán en el futuro”; a la afición “agradecer con todo mi corazón blanco a todos los madridistas por su apoyo y comprensión durante estos años. Me siento orgulloso de sentir estos colores” y a los medios de comunicación “por su cariño, sensibilidad y el trato que recibí siempre”. Pero donde se mostró más emocionado fue al despedirse de sus jugadores “con todo mi corazón, a mis chicos…desde el juvenil A, el Real Madrid C y el Castilla”. Con la claridad que le caracteriza se refirió a su adiós como a un acto de injusticia “me voy con la cabeza alta…siempre he pensado antes en el club que en mi ambición profesional, pero esta vez el club no ha pensado en mí”. Y dejó una frase que define a la perfección sus sentimientos “mi madridismo va mas allá; el Madrid nunca falla, fallan las personas”. Mensaje clarísimo ante el que poco o nada se puede añadir.

Dejar respuesta