Gliese 581g y la polémica que orbita a su alrededor

0
793

El pasado mes de Septiembre, la comunidad científica, en especial los astrónomos, no daban crédito al ser informados del hallazgo de Gliese 581g, gracias al telescopio Keck 1, emplazado en el Observatorio de La Silla (Chile). Pronto ha comenzado a especularse si este planeta, a una distancia de “sólo” 20 años luz de la Tierra, sería habitable para los seres humanos. Por otra parte, mientras el Doctor Ragbir Bhathal afirma haber detectado en 2008 una señal luminosa procedente de dicho planeta y que es considerada por muchos “el primer posible indicio de una civilización extraterrestre”, astrónomos suizos, con Francesco Pepe a la cabeza, ponen en duda la existencia de dicho planeta.

Steven Vogt, profesor de astrofísica y astronomía en la Universidad de California en Santa Cruz, es el investigador principal del Programa Búsqueda de Exoplanetas de Lick-Carnegie. Gracias a este programa de investigación, el pasado septiembre se dio a conocer al mundo el hallazgo de un planeta que orbita alrededor de la estrella Gliese 581, situada en la constelación Libra, a 20 años luz de la Tierra, lo que en términos astronómicos, es relativamente cerca.

La masa del planeta Gliese 581g se estima entre tres y cuatro veces superior a la de la Tierra, y se calcula que su periodo orbital ronda los 37 días, por lo que las estaciones durarían poco más de una semana. Su masa indica que es probable sea un planeta rocoso con una superficie sólida, océanos y una atmósfera más densa que la de la Tierra. Además, su gravedad permitiría a un ser humano caminar con normalidad, incluso en sus satélites naturales.

En una entrevista se le preguntó a Steven Vogt qué pensaba sobre las posibilidades de que exista vida en Gliese 581 g. Vogt se mostró optimista:. “Yo no soy un biólogo, ni pretendo parecerlo en la televisión. Personalmente, dada la omnipresencia de la vida y la propensión a florecer allí donde puede, yo diría que, mi sensación personal es que las posibilidades de la vida en este planeta son del 100%, casi no tengo la menor duda”. Sin embargo, más adelante matizó: “La vida en otros planetas no significa ET. Incluso simples bacterias unicelulares o el equivalente al moho de ducha, sacudiría las percepciones acerca de la singularidad de la vida en la Tierra”.

Esta afirmación se ha visto reforzada cuando el Doctor Ragbir Bhathal, de la Universidad de Western Sydney, hizo público que en 2008 había captado una señal que, tras pasar el protocolo del SETI (siglas en inglés del programa de Búsqueda de Inteligencia Extra-Terrestre) que ha durado casi dos años, se ha determinado que la procedencia de esa señal lumínica es el sistema Gliese 581.

Mientras los más optimistas cruzan los dedos esperanzados, deseando que el pulso lumínico detectado por Bhathal sea una señal de vida inteligente extraterrestre, los más escépticos recuerdan que en 1977 también se recibió una “onda singular”, captada por el telescopio Big Ear que el astrónomo y colaborador del SETI Jerry Ehman, detectó en su ordenador con el código 6EQUJ5, de la que poco se ha vuelto a hablar. Así mismo, cabe destacar a un gran número de personas que temen que, si una civilización más avanzada que la nuestra nos localiza, llegue aquí con intenciones poco amables, como ya sugirió anteriormente Stephen Hawking.

Para cerrar el círculo de la polémica, a mediados de Octubre el astrónomo suizo Francesco Pepe declaró, en un simposio sobre Sistemas Planetarios celebrado en Turín, que el sonado descubrimiento de Gliese 581g podría no haberse producido. Su equipo de cazaplanetas con base en Suiza, que ya ha encontrado otros cuatro mundos que orbitan alrededor de la estrella Gliese 581, no ha sido capaz de encontrar ni rastro del planeta g en ninguna de sus observaciones de dicho sistema solar. Por lo que su diplomática conclusión final, se reduce a que no han sido capaces de encontrar ningún signo que permita sostener la existencia de un planeta dentro de la zona habitable de la lejana estrella, aunque tampoco tiene pruebas de que Gliese 581g no exista.

A la vista de lo ocurrido, puede que muchos se hayan replanteado si, como decía aquella noticia que desbordó los medios de comunicación a finales del pasado septiembre y posteriormente se desmintió, colocar a la astrofísica malasia, Mazlan Othman, como embajadora de la ONU para el Espacio, entre cuyas obligaciones laborales estaría coordinar la respuesta de la Humanidad cuando se produzca un contacto con alguna raza alienígena, es tan descabellada.

Fuentes del texto:
ABC .es (www.abc.es)
Europa Press .es (www.europapress.es)
Wikipedia (www.wikipedia.org)
www.ovnis.tv
Fuentes de las imágenes:
http://starviewer.files.wordpress.com/2010/10/gliese.jpg?w=594&h=250
http://media.airspacemag.com/images/Gliese+581g-1300.jpg
http://obswww.unige.ch/~pepe/index.html/About_Me_files/Portrait.jpg
http://news.ucsc.edu/2007/09/images/vogt_apf.300.jpg
http://3.bp.blogspot.com/_5Mty79uDgy4/ShIQC3CbXbI/AAAAAAAABTQ/poYAzOh2Yog/s400/Ragbir+Bhathal.jpg



Dejar respuesta