Y Gasol se comió el turrón en Los Ángeles

0
67

El baloncestista Pau Gasol ha vivido el mes de diciembre más duro de su carrera profesional, al haber estado involucrado en varias negociaciones para abandonar su actual equipo, Los Ángeles Lakers. El comisionado de la NBA, David Stern, vetó el traspaso a Houston Rockets del ala-pívot español, que de momento afronta una nueva temporada en la franquicia angelina.

Con el final del 'lockout' llegaron las preocupaciones para Gasol

En la madrugada del viernes 9 de diciembre, Pau Gasol vivió su día más incierto desde que es jugador NBA. En escasas horas pasó de formar parte de Houston Rockets a quedarse en los Lakers, con parada previa en New Orleans Hornets. La liga anuló un fichaje a tres bandas que, además, habria supuesto la mudanza a Los Angeles de Chris Paul.

El boicot fue promovido por los grandes propietarios de la NBA y trajo consigo un revuelo de enormes proporciones. El gran ‘culpable’ fue el dueño de los Cleveland Cavaliers, Dan Gilbert, quien envió una carta a Stern para denunciar lo que, a su juicio, era un abuso de poder por parte de los Lakers.

A partir de aquí, los rumores no cesaron de crecer en torno a la figura del jugador español. Tras el primer fracaso del intercambio Gasol-Paul, Lakers y Hornets volvieron a retomar las negociaciones, pero sin llegar a ningún acuerdo. Finalmente, el base norteamericano dio con sus huesos en Los Ángeles Clippers, que aprovecharon el desconcierto de su hermano rico para contratar a una de las grandes figuras de la NBA.

Tras este primer revés, el equipo angelino no se rindió en su empeño de traspasar al reciente campeón de Europa. El objetivo en esta ocasión apuntaba hacia la superestrella de Orlando Magic Dwight Howard. Superman era el cromo deseado por los Lakers, a los que no les importaba desprenderse de un jugador que les ha llevado dos veces a lo más alto de la NBA. Sin embargo, el conjunto californiano se topó con la negativa de los Magic, que se cerraron en banda ante cualquier propuesta que significara el adiós de su jugador franquicia.

“Te pueden traspasar en cualquier momento. Lo que está pasando es una dosis de realidad”, afirmó Gasol en aquellos momentos de “locura”. El catalán ha comprobado de primera mano el modelo de negocio de la NBA, una competición en la que sólo se debe obediencia a un único propietario: la propia liga estadounidense. Así lo expresó Pau, con cierta amargura, a través de la red social Twitter: “La NBA es cada vez más negocio y menos deporte”.

De esta forma, Gasol se ha vuelto a comer el turrón en Los Ángeles y ha podido comenzar una campaña más -y ya van cuatro- vistiendo de púrpura y oro. Para compensar tantos sinsabores, Pau recibió una sonora ovación de su público en el primer encuentro de pretemporada, demostrándose una vez más que las preferencias de los seguidores nada tienen que ver con las decisiones de los dirigentes.

Fotografía: Lubright

Dejar respuesta