Gales es líder de un VI Naciones marcado por el frío

0
172

La segunda jornada del VI Naciones estuvo marcada por la suspensión del partido entre Francia e Irlanda. Según indicaron el árbitro y el comité organizador del torneo VI Naciones, el césped helado del Stade de France en París ponía en peligro la integridad de los participantes en el encuentro. Gales venció a Escocia (27-13) en Cardiff y ya lidera la clasificación. En un nevado estadio Olímpico de Roma, Inglaterra venció con muchos apuros a Italia (15-19).

Leigh Halfpenny volvió a ser decisivo para el XV del Dragón

Las malas condiciones meteorológicas fueron las protagonistas indiscutibles de la segunda jornada del torneo. La ola de frío que azota a Europa dejó su huella en Roma y París, ciudades que albergaban los dos partidos del sábado. En el Olímpico de Roma, Italia e Inglaterra disputaron su partido sobre una fina capa de nieve que cubría la práctica totalidad del terreno de juego. En Francia, las gélidas temperaturas dejaron helado el césped del Stade de France. El árbitro decidió aplazar el encuentro y una representante de la organización del torneo anunció la suspensión del choque ante un estadio repleto. Se barajan sábado o domingo próximos como fecha para la disputa definitiva del partido.

En Roma, la nieve le robó protagonismo a la majestuosa sede ocasional del equipo italiano. Las obras que se están realizando en el estadio Flaminio, han llevado al conjunto transalpino al estadio Olímpico. Los más de 70.000 espectadores que abarrotaron el coliseo romano asistieron a un partido que suplió con intensidad la carencia de juego bonito. Italia dominó el partido, pero un error en su zaga que aprovechó Charlie Hodgson, le impidió ganar. Inglaterra, colíder del VI Naciones, volvió a mostrar una imagen gris. El XV de la Rosa ha vencido los dos encuentros disputados, ante Escocia e Italia, sin ninguna autoridad y frente a los rivales más flojos del torneo.

Ya el domingo, Gales se impuso a una Escocia que mereció mejor suerte. Durante la primera mitad, el XV del Cardo desplegó un juego poderoso y agresivo que impidió a los galeses mostrar su habitual exuberancia ofensiva. Sin oval, Gales es un equipo disminuido. Sin embargo, la alarmante dificultad de los escoceses para ensayar, dejó el marcador igualado (3-3) en el descanso.

El segundo periodo cambió completamente el sino del partido. En poco más de quince minutos, y con la ayuda de dos expulsiones temporales en contra de Escocia, Gales dejó sentenciado el partido con tres ensayos consecutivos. El joven ala Alex Cuthbert ensayó al minuto de la reanudación, y dos posteriores ensayos del zaguero Leigh Halfpenny (quien transformó los tres) pusieron una ventaja insalvable para Escocia (27-6).

No se rindieron los del XV del Cardo. Buscaron con ahínco un ensayo que enjugara la diferencia en contra. Una larga jugada, con en torno a una decena de fases, terminó con el oval rodando por el suelo cuando Stuart Hogg iba a ensayar, perfecto reflejo de la dificultad de los escoceses para anotar; claro ejemplo de cómo el miedo les atenaza en los últimos metros. En las postrimerías del encuentro, Greig Laidlaw consiguió el ansiado ensayo que él mismo transformó. Terminó el partido con el resultado de 27-13 y el liderato para Gales.

Fotografía: rbs6nations.com

Dejar respuesta