G.P. de Europa 2010

0
224

Manipulación vergonzosa. Así, y sólo así, podemos calificar lo sucedido en el Gran Premio de Europa. La FIA se cargó lo que prometía ser una carrera apasionante, con los tres mejores pilotos de la parrilla (con permiso de Schumi) peleando por la victoria. Pero decidió tarde y mal, y al final, fue Charlie Whiting quien disputó la carrera.
Normalmente, en estos artículos solemos hacer un repaso de la carrera, intentando informar de las evoluciones y el avance de los monoplazas y los pilotos. Solemos analizar la carrera que han realizado tanto escuderías como pilotos. Pero esta vez no, no podemos hacerlo. La carrera que vivimos en Valencia fue de todo menos real. Charlie Whiting se encargó de manipular una carrera que prometía mucho después del espeluznante accidente del australiano Webber, con dos decisiones incomprensibles en las que sólo salieron beneficiados los pilotos que hicieron las cosas de forma ilegal.


Todo comenzó en la vuelta 11. Webber tenía que entrar a boxes por problemas en el alerón y el neumático, y esto provocó que desde entonces su carrera fuese a todo o nada. Hasta que se encontró con Kovalainen. El de Lotus defendió su posición, pero terminó abriéndose para tomar la curva por la trazada y Webber no se percató de la diferencia mecánica entre el Lotus y el Red Bull. El fondo plano y el difusor hicieron el resto. El monoplaza del australiano se catapultó e intentó emular un free style de esos locos del motocross, y como es lógico, acabó contra las protecciones del circuito urbano de Valencia. Pero lo más importante de este accidente es que Webber se bajó de su vehiculo por su propio pie y no sufrió daño alguno, salvo magulladuras. Y esto no es banal, en un accidente muy similar murió uno de los pilotos más grandes de la historia, Gilles Villeneuve. Precisamente, fue esta facilidad para salir volando los monoplazas por lo que se prohibió el genial invento de Colin Chapman, el efecto suelo, invento que recuperó Brawn el año pasado con su difusor.


Entonces sucedió la confusión. Estaba claro que debía salir el coche de seguridad, pero tardaba demasiado. Salió, y sin embargo, no lo vimos. La realización se centró demasiado en la repetición del accidente y no nos enseñaba nada sobre lo que sucedía en pista, hasta que Vettel entró en Boxes. Poco después lo hacía Hamilton; pero ni Alonso ni Massa, que estaban pegados al británico, aparecían por la calle de boxes. Nadie en sus televisores sabía lo que había pasado, por qué los Ferraris no estaban detrás de Hamilton. Normalmente, la realización de la FOM no tarda ni tres vueltas en repetirnos un lance de carrera, más cuando decide las primeras posiciones. Sin embargo, esta vez no sucedió así, y vuelta tras vuelta crecía nuestro asombro sobre la reordenación de la carrera. Alonso y Massa estaban en la mitad de la parrilla, y Hamilton, que estaba a dos metros de Alonso y cambió el alerón delantero en boxes a causa de su incidente con Vettel en la primera curva durante la salida, estaba segundo.


Durante la publicidad de La Sexta, Alonso usó la team radio, cuya emisión es pública, para advertir al equipo de la maniobra de Hamilton. Sólo entonces, cuando era inevitable que se supiera, la FOM mostró las imágenes. Lo que pudimos ver fue un hecho único e insólito: Hamilton adelantaba al coche de seguridad, algo inaudito. Pese a lo claro de las imágenes, que Charlie Whiting conocía desde el momento en que sucedió porque controla en directo la salida del safety car, aún tardaron los comisarios unas cuantas vueltas más en dictar sentencia: drive trough. Para entonces habían pasado ya casi veinte vueltas desde el incidente, tiempo suficiente para que Hamilton alcanzase la diferencia requerida para mantener la segunda plaza. Y así, una ilegalidad por la que en cualquier otra competición se hubiese mostrado bandera negra (como en la Nascar, por ejemplo), acabó sin daño alguno para el infractor.


Por si no fuera poco, la FIA aún tenía guardada otra decisión incomprensible en el bolsillo. Los de Ferrari habían perdido varias posiciones porque los monoplazas que llevaban detrás excedieron el limite de tiempo por vuelta con el coche de seguridad en pista, y se encontraron el pit lane en el momento oportuno (los cuatro de cabeza lo pasaron antes de que se diera la orden de safety car). Normalmente, esto se castiga con drive trough después de carrera, lo que equivale a veinte segundos; o stop and go, que son treinta segundos. Pues bien, ni lo uno ni lo otro. Al final, cinco segundos de penalización, una penalización simbólica que se inventó Dirección de carrera pues no aparece directamente en el reglamento. Pero lo más triste es el mensaje que la FIA ha enviado a los pilotos con sus decisiones: quien incumple las normas, sale beneficiado; quien las cumple, sale perjudicado.


Pero, pese a toda la polémica, hubo un piloto que realizó una carrera genial. Kobayashi, piloto de Sauber y compañero de Pedro Martínez de la Rosa, aguantó más de cincuenta vueltas con neumáticos duros, beneficiado por la salida del coche de seguridad que le colocó en la tercera posición durante toda la carrera. Pero debía cambiar los neumáticos tarde o temprano, pues se han de usar los dos compuestos durante la carrera, así que esa tercera posición era irreal. Los cambió, y salió por detrás de Alonso. Entonces fue a cuchillo, con los mejores neumáticos cuando la pista está en mejores condiciones, y su ritmo era insuperable. Pasó a alonso, se fue hacia Buemi, y en la última curva de la última vuelta, le metía un hachazo que dejaba al suizo de Toro Rosso helado. Al final, una séptima posición que sabe a gloria en el equipo Sauber.


Mucho se ha criticado a Alonso por el adelantamiento del nipón. Sólo los que no conocen este deporte pueden criticarlo. Pese a la diferencia mecánica entre Sauber y Ferrari (aunque Sauber lleve motor Ferrari), ningún piloto del mundo puede defender una posición con unos neumáticos duros desgastados contra unos blando nuevos, máxime cuando el asfalto está en su mejor momento, al final de carrera. Puedes frenar hasta cinco metros después que el piloto de delante, amén de traccionar mejor, y poder ser más agresivo en el giro al tener mayor adeherencia. Sólo en Mónaco, que estando en el centro de la pista no pasa nadie, puedes hacerlo (lo hizo Senna con Mansel). El adelantamiento era inevitable… si se quiere acabar la carrera. Y hay que recordar que en ese momento se creía que los pilotos que iban delante de Alonso serían sancionados (por ello Button apretó tanto sin rival alguno, para ganar el tiempo necesario) con drive trough. Lo mejor era acabar la carrera. Al final, la historia fue la que fue.


Y siento no contarles más. La Fórmula Uno ha vivido uno de sus momentos más vergonzosos, y esto va para largo. Incluso se está planteando la FIA una sanción a Ferrari y Alonso por sus declaraciones al final del Gran Premio de Europa. Parecen empeñados en cargarse la competición tecnológica por excelencia, en donde sólo tienen cabida los mejores ingenieros y pilotos, y sólo estos ganan (por lo general). El paso de motores V8 a motores V6 turbo en 2013 o el limite presupuestario de los equipos son medidas que sólo pueden producir que la Fórmula 1 pase a ser una competición de segunda más, como la GP2 o la Formula Leage. Esperemos que recapaciten, y la Fórmula 1 siga siendo la mayor competición automovilística del mundo.


Finalizó el Gran Premio de Europa 2010 con las posiciones como siguen (después de las sanciones): 1º Vetel; 2º Hamilton; 3ª Button; 4º Barrichello; 5º Kubica; 6º Sutil; 7º Kobayashi; 8º Alonso; 9º Buemi; 10º Rosberg; 11º Massa; 12º De la Rosa; 13º Alguersuari;14º Petrov;15º Schumacher; 16º Liuzzi; 17º Di Grassi; 18º Chandhok; 19º Glock; 20º B. Senna; 21º Trulli; se retiraron, por este orden, Hülkenberg, Kovalainen y Webber.


Dos semanas para que el gran circo de la Fórmula 1 llegue a Gran Bretaña, de nuevo al circuito de Silverstone. Como sabrán, el Gran Premio de Gran Bretaña se debía disputar este año en Donington Park, pero al no haberse acondicionado suficientemente para albergar un Gran Premio de Fórmula 1, se ha vuelto al clásico y remodelado Silverstone (como ya adelantamos en La Huella Digital en el Gran Premio de Gran Bretaña 2009) . El antiguo aeródromo ha sido mejorado, y se le ha aumentado la velocidad, pasando a ser uno de los más rápidos del campeonato. Esperemos ver una carrera limpia, y sin intervención de los comisarios, ni maniobras sucias que envilecen este deporte más que a quien las realiza. Hasta entonces.


Fuentes del texto:
Retransmisión en directo del Gran Premio de Europa por LaSexta TV.
Retransmisión en diferido del Gran Premio de Europa por
http://www.lasexta.com/sextatv/formula1

Fuentes de la imagen:
www.thef1.com www.telegraph.co.uk

Dejar respuesta