G. P. de Gran Bretaña 2009

0
182

Silverstone se despide del calendario del Mundial de Formula1 para dar paso al trazado de Donington Park desde 2010. El circuito donde comenzó todo un 13 de mayo de 1950 se marcha con una apasionante carrera en donde los monoplazas han volado, como antiguamente hicieran los legendarios Spitfires de la Royal Air Force, por el asfalto del antiguo aeródromo de Silverstone.
Esta ha sido la última carrera en el circuito de Silverstone, ya que el año que viene, el GP de Gran Bretaña de Formula1 se celebrará en Donington Park. Aunque esto está aun por confirmar, ya que debería haber sido este año ya allí la carrera, pero no se pudo realizar porque Donington no había sido acondicionado para albergar un gran premio de Formula1, y según se desprende de las declaraciones del patrón Bernie es posible que aun no esté preparado para 2010. También se da la excepcional situación de que la FOTA, si finalmente decide crear un campeonato paralelo de grandes constructores, apostará por este trazado para su mundial, en cuyo caso, como dijo hace poco Alonso, esto no será un adiós a Silverstone, sino un “hasta luego”. Por lo demás, este último gran premio ha sido uno de los más bonitos de la temporada, pese a que ha sido el segundo trazado con menos adelantamientos en pista, solo superado por Mónaco. Alonso luchó constantemente; Vettel arrasó junto a Webber; Barrichello se desquitó en su particular duelo con Button; Ferrari parece haber encontrado el camino mientras McLaren parece haber renunciado ya a ello; y nefasto día para los pilotos ingleses.

Red Bull pisa fuerte, evoluciona, y machaca a sus rivales (incluido BrawnGP) a mano de dos genios como son Adrian Newey y Sebastian Vettel: el primero reconocido como uno de los mejores ingenieros del automovilismo, el que más rápido y eficazmente se adapta a las reglas; y el segundo, como una joven ex-promesa que empieza a afianzarse como el natural sucesor del gran Schumacher (aunque esto, hoy, aun es decir demasiado). El trabajo realizado por la escudería de la bebida energética es realmente espectacular. Si ya nos sorprendieron a todos con su rendimiento a principio de temporada, pese a ser el único equipo de los de arriba sin difusor, ahora vuelven a dejarnos con la boca abierta con su nuevo Toro Rojo, que ya incluye difusor y fondo plano, y ha conseguido que Vettel tome fuerza para ser la alternativa a Button y convertirse así en el piloto más joven en ganar el prestigioso Mundial de Formula1. Y la evolución es real, no fruto de un mal día de BrawnGP, y esto lo demuestran las 0,5 décimas de media que Vettel sumó vuelta tras vuelta frente a la antigua Bar-Honda. Red Bull pide paso, y a esa velocidad, difícil será que alguien se lo impida. Esperaremos, no obstante, a ver si se ratifica en el Gran Premio de Alemania.

Por su parte, BrawnGP tuvo un día un tanto contradictorio. Barrichello quedó tercero, pero sin poder acercarse lo más mínimo a los Red Bull, mientras que Button acabó como empezó, sexto, en un decepcionante fin de semana, ya que corría en casa. Brawn, como ya ocurriese en Bahrein, sufre problemas de sobrecalentamiento de motor, y aunque de momento parecen no ser importantes, la limitación de ocho motores por temporada puede darnos alguna sorpresa en el tercer tercio de campeonato. Este fallo en los monoplazas del pícaro Ross Brawn se debe al diseño de su difusor. La escudería con licencia japonesa aprovecha todo el aire de los pontones laterales para ofrecer más adherencia al tren trasero mediante la canalización del aire al difusor, lo que provoca que el motor reciba menos aire del necesario y coja más temperatura de la recomendable, lo que obliga a BrawnGP a reducir el rendimiento del motor para no forzar una rotura tan pronto, cuando aun no tienen suficientes patrocinadores. Este fallo seguramente sea solucionado en breve, y esto lo podrán ver en las camera on board de los pilotos: si ven contravolantear con más frecuencia a Button, significará que están canalizando el aire de otra manera.

En otro mundo están los dos pilotos más jóvenes en ganar el mundial (después del legendario Fitipaldi), Alonso y Hamilton. El primero mostró tener un buen ritmo de carrera cuando tenía aire limpio, con unos tiempos de vuelta constantemente en 1.20 bajos, tiempos en los que estaban los primeros clasificados desde Barrichello, lo que demuestra la mejora en carrera del R29. Sin embargo, los problemas de tracción que tantos quebraderos de cabeza dieran el año pasado a los ingenieros del Rombo siguen sin solucionarse. Pero esta vez la culpa fue por entero de Alonso (alguna vez tenía que ser), que salió de forma penosa y se colocó detrás de su pesadilla en los últimos tres años: Heidfeld. Una y otra vez lo intentó Alonso por fuera en Stowe, pero por ahí era imposible. De la Rosa se tiraba de los pelos: “por dentro, Alonso, por dentro” se lamentaba una y otra vez junto a Seara y Lobato. Pero según he podido ver en el diferido de LASEXTA, el interior obligaba a Alonso a pisar la hierba, y hacer ese giro en cuarta reduciendo desde los 300Km/h después de ensuciar los neumáticos, y frente a un témpano de hielo que no cede un centímetro y no tiene nada que perder, es realmente una maniobra tan de maniaco, que solo los más agresivos, como Hamilton o Montoya, son capaces de hacerlo. Y no porque Alonso no pueda, sino porque su costumbre es acabar la carrera. Al final, 14º y gracias.

Otro duelo increíble lo protagonizaron los dos anteriores. Gran parte de la carrera estuvo centrada en los duelos de Alonso, lo que es un placer para sus seguidores, hartos de que no le enfocaran nada este año. Contra Hamilton vimos lo que deseábamos desde hace tanto: lucha en igualdad. El inglés le hizo una espectacular pasada en Copse, en un giro donde es imposible adelantar y donde, hace algunos años, Montoya se convertía en mi ídolo en activo (ya no, porque no está en la F1). Las sensaciones en esa curva deben ser increíbles, ya que se realiza entre los 270-300Km/h, sin frenar, y según la relación de marchas reduciendo o no. Pero Alonso no se amilanó y presionó hasta que unos centímetros de hierba hicieron perder velocidad al MP4-24 y el español, pegado al culo del McLaren-Mercedes, le pasaba limpiamente en la recta del Hangar. Hamilton acabaría 16º. Esperemos que pronto solucionen los problemas en Woking y podamos ver más de estos duelos, pero por las primeras posiciones. El único duelo que los aficionados a la Formula1 queremos ver, y no esos tan absurdos de los incultos foristas de la F1 que se prodigan por doquier.

Destacable es también la carrera de Piquet, que cargado hasta los topes por la estrategia de una parada, supo aprovechar el rendimiento del R29 para acabar 12º, por primera vez esta temporada por delante de Alonso. Buenas noticias para el hijo del tricampeón Nelson Piquet, un chico que recuerda a su padre en todo menos en la regularidad. Lo mejor sería que abandonase Renault y fuese a una escudería donde tuviese más peso, lo que le centraría y le haría ganar más confianza. Por dejar una curiosidad: los dos pilotos que han sido rivales a muerte de Hamilton (siempre en la pista, que es donde se vive la rivalidad en F1) trabajan juntos, Alonso y Piquet.

Finalizó el Gran Premio de Gran Bretaña con las posiciones como siguen: 1º Vettel; 2º Webber ; 3ª Barrichello ; 4º Massa ; 5º Rosberg ; 6º Button ; 7º Trulli; 8º Raikkonen ; 9º Glock ; 10º Fisichella ; 11º Nakayima; 12º Piquet ; 13º Kubica ; 14º Alonso ; 15º Heidfeld ; 16º Hamilton; 17º Sutil; 18º Buemi; se retiraron Kovalainen y Bourdais, después de que este último se llevara puesto al finlandés en Club (entre curvas 7 y 9).

Actualidad de la Formula 1:
La Formula 1 vive tiempos convulsos. Existe la posibilidad más que real de que la FOTA, asociación que reúne a 8 escuderías (Ferrari, Renault, Red Bull, BMW-Sauber, Toyota, BrawnGP, McLaren-Mercedes, y Toro Rosso)
inicie la creación de un campeonato mundial paralelo al más alto nivel para 2010, debido a la limitación voluntaria de los presupuestos de los equipos a 45 millones de euros (solo Ferrari gasta 500 millones anuales) que provocaría un doble reglamento con coches en dos categorías diferentes, pero luchando por los mismos puestos. La única alternativa es la salida de Max Mosley de la presidencia de la FIA, ya que una medida intermedia de recorte paulatino y sin doble reglamento ha sido rechazada por la FOTA. Este miércoles (24 de Junio de 2009) se presentan candidaturas para la presidencia de la FIA, así que si Mosley decide no volver a presentarse posiblemente estemos cerca del final. Si no, tenemos culebrón para rato, y posiblemente el año que viene asistamos a la desaparición de la Formula 1 FIA y al nacimiento de una nueva, con la FOTA y algunos de los nuevos equipos que ya han mostrado su interés.

También es de destacar el histórico triunfo de Gené en las 24H de Le Mans, siendo el primer español que lo consigue. Lo hizo junto a Wurtz, piloto probador de BrawnGP, y Brabhan, conduciendo un Peugeot Diesel, único equipo que ha conseguido acabar con la tradicional supremacía de Audi en las competiciones Diesel. Tan solo treinta años han hecho falta de libertad para que los españoles vuelvan a pisar fuerte y colocarse a la cabeza en los deportes y, poco a poco, también en las ciencias y las artes.

Tres semanas y los motores comenzarán a rugir con fuerza de nuevo en el legendario Nürburgring, Gran Premio de Alemania. Esperemos ver más igualdad y nuevos duelos tan apasionantes como los vividos en Silverstone. Y esperemos que la Formula 1 viva otros sesenta años más, y más, y más…

Fuentes del texto:
Retransmisión en directo del Gran Premio de Gran Bretaña por LaSexta Tv.
Retransmisión en diferido del Gran Premio de Gran Bretaña por
http://www.lasextadeportes.com/formula1/tv/diferido/carrera
http://www.arpem.com/competicion/formula_uno/circuitos/gran_bretana/vuelta/silverstone.html
Fuentes de la imagen:
http://es.eurosport.yahoo.com/21062009/1/foto/red-bull-driver-sebastian-vettel-of-germany-celebrates-with-team.html
http://img.saliraganar.com/2009/06/lemansmain2.jpg

Dejar respuesta