Fukushima, 4 años desde el desastre

0
151

La sociedad sigue teniendo presente la tragedia de Fukushima cuatro años después. La incertidumbre sobre las repercusiones presentes y futuras del accidente provocan un estado de inseguridad en la población; que junto con su percepción negativa de la energía nuclear, y la falta de actuación de los organismos responsables para subsanar las consecuencias del desastre, denunciada por las organizaciones medioambientales; provocan un clima de tensión y desconfianza, a la espera de nuevas medidas.

fukushimaEl 11 de marzo de 2011, un terremoto de magnitud 9,0 en la escala sismológica de magnitud de momento (usada para sismos mayores a 6,9), desencadenó un tsunami que inundó la central nuclear de Fukushima Daiichi, en Japón. Grandes nubes de gas, provenientes de los reactores afectados, fueron liberadas soltando isótopos radiactivos en toda el área local, para posteriormente ser transportadas más lejos por el viento y la lluvia, antes de caer en las plantas y filtrarse en el suelo. El incidente causó altos niveles de radiación en gran parte de la isla, e incluso se detectaron leves partículas radioactivas provenientes de Fukushima en Estados Unidos y Finlandia.

Desde lo ocurrido, han sido varias las manifestaciones y reivindicaciones que se han llevado a cabo por los diferentes grupos ecologistas, así como por los ciudadanos. Hoy, que se cumplen cuatro años de aquello Ecologistas en Acción ha convocado diversos actos a modo de recuerdo y denuncia con el objetivo de llamar la atención sobre la peligrosidad de mantener las centrales nucleares en funcionamiento y pedir su cierre, empezando por las que tengan 30 o más años de antigüedad, al ser las más inseguras, según publican en su web.

El primero de los actos conmemorativos de denuncia se llevó a cabo el pasado viernes 6 de marzo en Alicante. Para hoy, las actividades que se llevarán a cabo, tendrán lugar en ciudades como Barcelona, Almería, Santiago, Palma de Mallorca y Granada, con el objetivo de denunciar los peligros por la utilización de energía nuclear. En Madrid se realizará un video-forum con la proyección del documental Las mentiras de Fukushima, y en el debate posterior se contará con expertos en el sector nuclear que explicarán cúal es la situación actual de la central y las consecuencias que, después de 4 años, se vislumbran en otros países.

Asimismo, desde Ecologistas en Acción, han querido movilizar a los ciudadanos lanzando una campaña vía Internet para enviar un mensaje al Primer Ministro Japonés, Shinzo Abe, desde la plataforma Oiga.me. El contenido de la campaña reside en un escrito con siete peticiones dirigidas al gobierno nipón, encabezado por el Sr. Shinzo, y se mantendrá activa hasta finales de marzo.

Por su parte, Greenpeace ha publicado dos informes en los que denuncia la “grave falta de control” sobre los residuos radiactivos en la zona del accidente nuclear de Fukushima, así como la “alta” probabilidad de que se produzcan futuros siniestros.

El primero de ellos, La crisis nuclear japonesa. Informe sobre el estado de Fukushima Daichii se denuncia que todavía se ignora la ubicación exacta de los núcleos fundidos y que existe agua contaminada “por todas partes“. Hasta el momento, ha sido posible retener y almacenar hasta 320.000 toneladas de agua “sucia“, pero se ignora cuánta ha podido verterse sin control y filtrarse hacia el Océano Pacífico, aseguran en ese mismo informe, y añaden que cada día “se emiten oficialmente 800 toneladas más, de las cuales la mitad escapan sin control“. Además, el desmantelamiento de la nuclear, afirma, “es una incógnita” a día de hoy pues, aunque está previsto que comience entre 2020 y 2025, el plan general está “condicionado a una serie de presupuestos irrealizables” que alarga el plazo final hasta unos 40 años.

En el segundo de los informes, “Los efectos de Fukushima. El declive de la industria nuclear se precipita se examina el impacto de este desastre en la industria nuclear japonesa y mundial. Así, los 48 reactores nucleares de Japón, aparte del de Fukushima, están parados desde hace casi 18 meses, concluyendo que a día 11 de marzo de 2015 Japón llevará casi año y medio sin generar un kW/h nuclear y sin sufrir apagones o bajadas de tensión de baja duración a causa de ello, lo que según el informe se traduce en “la obsolescencia de esta peligrosa energía”, teniendo en cuenta que Japón dispone del tercer mayor programa de energía nuclear del mundo.

En ambos informes se concluye que “desgraciadamente, en los próximos años, se seguirá conmemorando el aniversario mientras la crisis en el emplazamiento de Fukushima continúa poniendo en peligro el medio ambiente y al pueblo japonés”.

Fuente de las imágenes: Ecologistas en Accción

Dejar respuesta