Fuerteventura ocupa Madrid

1
236

Fuerteventura es una de las siete islas Canarias más áridas pero bellas por su singular atractivo. “Fuerteventura te puede gustar mucho o todo lo contrario, puedes aborrecerla”, me dicen algunos, y tal vez tengan razón. Muchos de aquellos que la visitan terminan enamorándose de ella con el paso del tiempo, y es que no todo el mundo sabe apreciar una belleza diferente desde el preciso instante que la conoce. Otros, los más cosmopolitas, se aburren buscando gentío o centros comerciales entre parajes desiertos o playas infinitas. Pero Fuerteventura es mucho más que eso.

El pasado 26 de mayo la segunda isla del archipiélago más grande en extensión celebraba el mayor de los premios, era declarada en su totalidad Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Nueve meses después el festejo no se ha acabado, aunque sí ha cambiado de domicilio.

El Real Jardín Botánico de Madrid es, hasta el día 27 de marzo, el escenario de “Biosfera Fuerteventura”, una exposición de sensaciones y reflexiones sobre la naturaleza de la isla. Un proyecto, además, de divulgación y sensibilización sobre la importancia del cuidado y protección de los recursos naturales del planeta.

Realizada en su mayoría por los propios majoreros, la exposición cuenta con fotografía, música, videocreación y el proyecto más ambicioso de todos: la senda de los cetáceos, esqueletos recuperados de mamíferos marinos. El Real Jardín Botánico cuenta así con dos de los ejemplares que pretenden establecerse por toda la isla y fuera de ella. En una de las entradas principales al recinto está situado el esqueleto de un rorcual (Balaenoptera physalus) de 8 metros de longitud, “recuperado y reconstruido dentro de este proyecto tras aparecer muerto en las costas de Fuerteventura en el año 2006”. La exposición en sí también cuenta con un segundo esqueleto perteneciente a una ballena piloto o calderón tropical (Globicephala macrorhynchus) de cuatro metros.

Pero como decía Mario Cabrera, presidente del Cabildo, todavía queda mucho por hacer. El reconocimiento de la UNESCO ha servido de plataforma para ellos, que pretenden hacer de Fuerteventura algo más que una isla dependiente del turismo. Y un lugar donde el aire puro sea otra de las tantas sensaciones más, junto con las de libertad y progreso, aunque para éstas tal vez quede esperar un poco más.

Fuente del texto:
http://www.rjb.csic.es/jardinbotanico/jardin/contenido.php?Pag=143&tipo=agenda&cod=1208
Fuente de las imágenes:
http://keynafv2000.wordpress.com/2011/02/14/la-reserva-de-la-biosfera-de-fuerteventura-conquista-madrid/

1 Comentario

Dejar respuesta