Freixenet, un polémico anuncio navideño

0
203

5766111755_9a2510f38e_(1)Es de esas cosas que anuncian la llegada definitiva de la Navidad, y este año no ha sido para menos.  El anuncio de Freixenet de este año no ha impactado por su cambio de perspectiva, sustituyendo la colaboración de famosos por aportaciones de gente anónima. Está en el punto de mira por las acusaciones de presunto fraude vertidas sobre el concurso mediante el cual se buscaba a esas caras desconocidas.

El anuncio de Freixenet es de los más esperados de cada año. La mayoría se caracterizan por haber sido largas superproducciones, muy cuidadas de estética, y con la participación de rostros tan conocidos como Shakira o Sara Baras. Pero este año, la compañía ha decidido darle un nuevo enfoque, y ha apostado por una campaña de colaboración entre los ciudadanos, echando mano de Youtube para que todo el que quisiera subiera su video con sus motivos para brindar con el cava catalán.

La iniciativa recaudó 2251 brindis, de las que 1646 entraron al concurso por cumplir las bases y requisitos del lema “La vida es para celebrarla”. Y es que los 3.000 euros para los 15 mejores, y 20.000 euros para el mejor de todos ha incentivado de sobra a todos los participantes. Bigas Luna seleccionó personalmente a los 15 que pasarían a conformar su prestigioso spot.

La polémica viene por la acusación de varios participantes en el concurso, al que tachan de fraudulento. En un comunicado, exponen: ‘Del total de los videos seleccionados en calidad de ‘Finalistas’… más de 20 cuentan con perfiles de YouTube directamente relacionados con los promotores del propio concurso (JWT Spain y Oxígeno). Además, algunos de estos videos finalistas se han sacado del propio spot promocional del concurso, y todo ello, desde cuentas de YouTube ‘camufladas’ y de reciente creación. Asimismo, la aparentemente ‘azarosa’ elección del resto de videos finalistas, la eliminación de varios de los anteriormente mencionados como ‘fraudulentos’ y la no respuesta de Freixenet ante estas declaraciones, refuerzan la idea de que el concurso ha sido una farsa’.

Se ha abierto el grupo “Concurso Creatimo” en Facebook, desde donde manifiestan su indignación con comentarios de denuncia y subiendo parodias del concurso. También se ha creado un blog en el que colgar las condiciones sospechosas del concurso que se van encontrando: favores ocultos, enchufes… Por último, han abierto una página para recoger firmas en AVAST con el fin de que se califique oficialmente de fraude el concurso y se retiren las nominaciones y los premios.

Ha habido reacciones por parte de la productora de Oxígeno y JWT. Aitana Coca, directora de la primera empresa, ha negado completamente que haya habido fraude: ‘el concurso se ha hecho tal y como se ha comunicado. El propio Bigas Luna ha revisado todos y cada uno de los vídeos’. Sobre las relaciones que se han demostrado entre organización y algunos ganadores, dice: ‘toda la gente que ha participado en el concurso tiene algo que ver con el mundo multimedia y este mundo es un pañuelo’. Alex Martínez, Director General Creativo de JWT mantiene:  ‘con más buena voluntad y más buen rollo que se ha hecho esta iniciativa es imposible’. Y responde a las críticas: ‘cualquier proyecto de este estilo tiene un grupo de gente que siempre intenta desprestigiarlo. Hay gente que espera merecer más y, finalmente, no ha estado en la lista de ganadores. En este caso sólo podían quedar 15 ganadores’. Dice estar muy orgulloso con el resultado del concurso,  pese a la polémica generada.

 [youtube]https://www.youtube.com/watch?v=t_AirIe4EQY[/youtube]

Una de las prácticas más sospechosas fue la de ampliar el número de finalistas de 100 a 231 de repente. Los organizadores se escudan en que no esperaban tal avalancha de participantes, y que hicieron lo que creyeron correcto, aumentando las posibilidades. Otro tema escabroso es el de Michele Salati, antiguo director de arte de JWT que ha logrado 14 nominaciones. Sí es cierto que las bases del concurso no prohibían la participación de ex trabajadores.  El criterio subjetivo de Bigas Lunas ha sido el que lo ha nombrado finalista,  por lo que los organizadores entienden que es un ganador más.

Otro tema delicado del que los “Creatimos” se quejan es de las imágenes que aparecen repetidas en el tutorial de cómo hacer el vídeo y en el spot en sí.  La productora lo explica de la siguiente manera: “Una assistant de producción que trabaja como freelance a veces para la productora cedió de forma gratuita algunas imágenes de alguno de sus viajes. Las imágenes empleadas para el tutorial no son las mismas que las de la pieza presentada y las bases legales no impiden que participe una persona freelance que haya colaborado en alguna ocasión con la productora participe en el concurso’. 

Pedro Bonet, el director de comunicación de Freixenet coincide con Martínez en mostrar su satisfacción por el resultado, pero admite que la elección de Bigas Luna no coincide con lo que  él hubiera elegido. Pero Freixenet está contenta con el vídeo resultante, que transmite los valores que se consideraron más importantes para este año, el de dar voz a la sociedad para que se manifestara.  Un mensaje carente de lujo, austero, pero con las bases de esperanza y superación de los malos momentos. 

Imagen cedida por Slgckgc (Flickr)

Dejar respuesta