Frank Rijkaard y su enorme importancia para el Barça

0
181

Ante los primeros rumores que apuntan a una posible salida del Barça del entrenador holandés por su falta de indefinición acerca de su futuro profesional en el club azulgrana es importante reflexionar sobre su indiscutible  valía y trayectoria.

Todos recordamos como Frank Rijkaard era fichado por el Barça en la temporada 2003/04, más como un acto de ilusión y renovación que de convicción real. Y es que el club no encontraba más salida que el sentar las bases de un futuro esperanzador (aunque incierto) a modo de fichajes y cambios profundos  frente a las prolongadas crisis que los azulgranas venían cosechando ante la lacra que supuso el contar con un presidente como Gaspar donde las decisiones, meramente pasionales y raramente racionales condujeron al equipo por la senda del mal juego, siempre marcado por la rémora de un entramado de estrategias y tácticas que sólo parecía entender el austero Louis Van Gaal.

Así, Rijkaard, quien cuenta en su palmarés como jugador con títulos como una Eurocopa, dos Ligas de Campeones con el Milán y otra más con el Ajax, llegaba al Barcelona como un entrenador sin apenas experiencia, ya que tan sólo había sido ayudante del seleccionador holandés Guus Hiddink en 1998, aunque ya en la temporada 2001/02 había estado al frente del Sparta Rótterdam donde ya se iba perfilando su apuesta por el juego de ataque. Pero, en todo caso, todavía no había demostrado su valía y estaba en el punto de mira de todos los aficionados.

El  haber conquistado el Barça los dos campeonatos de la Liga española y la pasada Champions League, ( Rijkaard se convierte en la quinta persona en conseguirla como jugador y entrenador  junto con Miguel Muñoz, Giovanni Trapattoni, Johan Cruyff  y Carlo Ancelotti), además de las dos Supercopas de España se le debe en muy gran medida a su entrenador, quien siempre se ha mantenido en un segundo plano y, tal vez por ello, da la sensación de que no se llega a reconocer plenamente sus aportaciones al buen rendimiento del equipo.

Pues bien, no sólo hay que valorar a los grandes fichajes y magnífica gestión y dirección del club por su presidente Laporta, pues quizás el pilar básico del éxito azulgrana se encuentre en la figura de Rijkaard, cuyo juego ofensivo, y talante conciliador, siempre ajeno a toda polémica, junto con su visión integradora y afable con los medios de comunicación y los propios jugadores han permitido que la profesionalidad del equipo en su conjunto se muestre patente prácticamente desde los primeros encuentros.  Esto es, por supuesto, una clave en la estabilidad del buen juego culé.

Esta temporada el equipo se mantiene al más alto nivel, pero las lesiones han supuesto una cierta bajada de intensidad en el buen juego y, al mismo tiempo, los aficionados vienen incrementando sus exigencias tras los éxitos cosechados.

A esto se le añade la indefinición reciente que Rijkaard llegó a mostrar en declaraciones sobre su futuro en el club.

Los rumores sobre el  que pueda irse al Milan u otro club parecen, en realidad,  estár muy lejos de concretarse salvo que Laporta no mejore y amplíe su contrato, algo que el propio presidente desea como también  ha declarado recientemente.

Tras la incertidumbre que esto ha supuesto, Rijkaard ha relajado el ambiente una vez más señalando que en ningún momento ha pensado en dejar el club de forma repentina ya que es algo que no va con su forma de actuar.

Simplemente se trata de una forma inteligente de hacer saber la realidad de que ha alcanzado ya un estatus que le permite barajar diversas ofertas en caso de que las cosas se pongan complicadas, pero no por ello pienso que vaya a abandonar el club, al menos deliberadamente.

Es básico para el Barça evitar cualquier problema con Rijkaard, ya que su perfil como entrenador ha resultado especialmente idóneo para el estilo de juego culé, y sería muy complicado iniciar una nueva etapa sin él, es por ello que, tras haber demostrado sobradamente sus virtudes como entrenador, al barcelonismo le conviene evitar la crispación cuando lleguen las crisis (que llegarán) o bien la intensidad del juego decrezca, o incluso se de la posibilidad de que los títulos no se lleguen a lograr   Continuidad y confianza a Frank Rijkaard.

Fuente de la Fotografía:noticias.ya.com/fotos/200306/2301.htm

1 Comentario

  1. FRANK RIJKAARD ME PARECE UN TIPO FABULOSO,LO QUE TRAMITE ,LO QUE HA DADO AL FUTBOOL ESPAÑOL ,NO ME CANSARIA DE MANDARLE MIS MEJORES DESEOS ,LOS QUE QUEREMOS Y CREEMOS EN EL DEPORTE HEMOS DISFRUTADO CON TU PRESENCIA EN LOS CAMPOS Y EN LOS BANQUILLOS,SALUD FRANK

Dejar respuesta