Elementos técnicos de la Fórmula 1 de 2013

0
121
Los coches de 2013 son similares a los de la temporada anterior. Fotografía: Ferrari.com
Los coches de 2013 son similares a los de la temporada anterior. Fotografía: Ferrari.com

Antes de comenzar la temporada, se ha comprobado la falta de cambios en el reglamento. Las variaciones en los coches han sido mínimas y los monoplazas se parecen mucho entre sí; ahora queda por ver  en qué manera afectarán estos detalles al devenir de un año, a priori, muy igualado.

-Escapes efecto Coanda: se utiliza para redirigir los gases del motor que salen por este orificio, apuntando hacia arriba, hacia la parte inferior del vehículo y específicamente hacia el difusor, para así generar una carga aerodinámica extra. Lo que se consigue en definitiva es que el aire caliente pase por debajo del coche y así este se “pegue” mejor al asfalto. La razón para el uso de esta innovación es la prohibición del uso de los difusores soplados en la temporada 2012, lo cual le provocó grandes dificultades al equipo Red Bull al inicio de la campaña pasada.

El equipo Sauber fue el primero en mostrar esta innovación que poco a poco ha sido copiada por otros equipos como Red Bull, Ferrari y McLaren.

-Neumáticos: una de las grandes incógnitas son las nuevas gomas presentadas por Pirelli para esta temporada. Este año ofrecerán mejor tracción y una degradación térmica más rápida, entre otras características. De esta forma  se pondrá punto y final a las carreras copiadas entre los equipos que se veían en la segunda mitad de 2012, ya que el rendimiento variará ostensiblemente dependiendo del coche.

Lo normal será ver carreras de dos y tres paradas, aunque  hay que tener en cuenta que los nuevos coches son simples evoluciones de los del pasado año, por lo que es de suponer que los equipos ya están adaptados a ellos.

-Morro de pato: analizando uno por uno los nuevos chasis para esta campaña, casi todos los equipos han coincidido en eliminar el “morro de pato”, el escalón pronunciado en la parte delantera del monoplaza, por una transición en la caída más suavizada y progresiva. Incluso algunos equipos como Ferarri o Mclaren han introducido el ‘modesty panel’ – pieza de carbono que permite colocar la FIA para evitar el escalón – para no romper la armonía y curvatura del diseño.

Aunque algunos equipos como Lotus, Caterham y Sauber han apostado por mantener el salto de alturas en esa zona. Por lo tanto, se puede decir que es la parte de los nuevos coches que ha sufrido las mayores modificaciones, jugando con las formas y su uso.

Suspensiones delanteras ‘pull-rod’ : contener el sistema ‘pull-rod’ en la suspensión delantera posibilita tener el centro de gravedad más bajo, que con la ayuda del nuevo morro y el asiento del piloto más bajo –siguiendo la línea de 2012- forman el trío perfecto. Este tipo de suspensión tiene la finalidad de aprovechar al máximo la aerodinámica que pasa por los ‘brazos’ que sujetan los neumáticos delanteros.

Alerón trasero: Prácticamente todos los equipos mantienen los mismos alerones con los que acabaron la temporada pasada, a excepción de algún retoque como la instalación de branquias que pueden mejorar el rendimiento. Es la zona del monoplaza que menos ha variado.

-Doble DRS: se impide el doble DRS que creó Lotus en 2012 y que fue muy bien copiado por Red Bull. De este modo, con la prohibición, el equipo de Adrian Newey pierde quizá su principal aliado. Aunque, el reglamento no prohibirá el uso del doble DRS pasivo, otro sistema introducido por Mercedes y Lotus la pasada temporada en las sesiones libres y que sirve para reducir la resistencia aerodinámica con un interruptor que, dependiendo de la presión del aire, lo desvía en una u otra dirección, es decir, que las dos alas traseras, superior e inferior, pierden carga y el coche gana en velocidad punta.

Este será uno de los puntos fuertes a trabajar para evolucionar más el coche, quizás sea el apartado que mayor profundización permite.

En lo referente al resto, se han instalado diferentes modificaciones de pontones, difusores, etc… Pero aun no se sabe si realmente servirán para mejorar realmente el rendimiento de los monoplazas en una temporada 2013, muy conservadora ante los grandes cambios de 2014.

Dejar respuesta