Forcadell (ANC): “Artur Mas no era independentista pero ha ido viendo que no queda otro remedio”

9
827

Carme Forcadell (Cherta, 1956) es una mujer apasionada. Se siente nada más escucharla hablar de la que es su tierra: Cataluña. Sabe lo que quiere y lucha por conseguirlo. Su labor al frente de la Assamblea Nacional Catalana (ANC) es reconocida por todos aquellos que desean la independencia. Se puede estar o no de acuerdo con ella,  pero sus respuestas sirven para esclarecer dudas sobre el desafío independentista. Esta docente catalana sabe explicarse y hacerse entender.

130422_Carme_01

P: Es evidente que cada vez hay más personas que apuestan por una Cataluña independiente. Siempre ha habido personas que la han deseado, pero desde hace unos años atrás la idea ha ido en aumento. ¿Cuál cree que ha sido el motivo?

R: Creo que fue la sentencia del Tribunal Constitucional contra el Estatuto de Cataluña. Aquello fue muy humillante para el pueblo catalán. Hizo ver que no era posible el entendimiento con España a la mayoría de personas que hasta aquel momento creían que era posible, porque si queríamos continuar siendo catalanes, necesitábamos un Estado que nos comprendiera y que defendiera nuestros intereses.

Todo el pueblo de Cataluña fue a votar y resulta que aquello se llevó a los tribunales. Esto demuestra que lo que piensa el pueblo de Cataluña no le importa al Estado español. Si no le importan mis sentimientos, mis pensamientos… si no le importo yo, necesitamos un Estado al que sí le importe y que sea el nuestro.

 P: Hablemos de la ANC. ¿A qué se dedica?

R: Intentamos llegar a todos y explicarles nuestro proyecto. Tenemos una base territorial, con asambleas en muchos pueblos y en algunos barrios de Barcelona.  Organizamos actos en muchos lugares dirigidos a un determinado público. Personas que tienen dudas y entienden que, si fuéramos un país independiente, viviríamos mejor, sencillamente porque estaríamos más cerca de nuestra administración. Tendríamos un Estado que sería nuestro, pero tienen dudas razonadas y es normal que las tengan. Esta es nuestra principal función. Llamamos al proyecto ‘El país de tots’. Construimos un país que sea de todos.

 P: ¿Cómo es su financiación? ¿Se podría asemejar a la de un partido político?

R: Nos financiamos únicamente con el dinero de los socios. Lo que sí tenemos es mucho voluntariado. Por ejemplo, un dibujante nos dice: yo me encargo de hacer el logo de la Assamblea gratuitamente.

Tenemos alrededor de 17.000 socios, colaboradores y simpatizantes. Creo que, entre todos, estamos entre los 35.000 y 40.000. No pagan todos porque intentamos que el tema económico no sea una barrera para la gente que quiera colaborar.

No pedimos subvenciones a nadie. No las hemos pedido nunca y creemos que en estos tiempos de crisis no sería muy ético y menos a las administraciones. Todo lo que hemos organizado lo hemos pagado nosotros.

P: ¿Desde la Generalitat no reciben nada?

R: La Generalitat nunca nos ha dado ni nosotros le hemos pedido nada. Nunca.

P: ¿Ve en un futuro a la ANC como partido político?

R: No. Nuestros estatutos dicen que no seremos nunca un partido político. Nosotros somos sociedad civil y creemos que nuestra fuerza es esta. Nuestro punto fuerte es la transversalidad. Tenemos de todo: gente joven, mayor, con un poder adquisitivo bajo, alto, etc. Nuestro trabajo entendemos que es vigilar para que los partidos políticos hagan su trabajo y escuchen a la mayor parte de la sociedad. Organizamos la manifestación y la vía catalana porque queríamos que se realizara la consulta.

P: ¿Y Carme Forcadell no descarta ser política?

R: No, en principio. A día de hoy mi prioridad es la Assamblea. No me lo he planteado porque considero que el trabajo importante es la sociedad civil. Creo que si hacemos fuerza, saldremos hacia adelante.

¿Qué haré de aquí a un tiempo? No lo sé pero, de momento, ni me lo he planteado. La fuerza de este proceso está con las miles de personas que hay detrás de él.

P: Centrémonos en la consulta. Se sabe que el Gobierno español va a poner impedimentos para su celebración ya que defiende la inconstitucionalidad del proceso. ¿Cómo responderán a esto?

R: La Generalitat existe antes que la Constitución y la Constitución no es el todo. Tenemos claro que el Gobierno tiene que estar al servicio de la voluntad de la mayoría. Entendemos que las leyes han de servir para regular el comportamiento de la sociedad. Para lo que no tienen que servir nunca es para impedir que la sociedad actúe democráticamente porque, por encima de la legalidad, está la legitimidad democrática. Esta legitimidad la dan las urnas y las urnas de Cataluña dicen que la mayoría quiere votar. Las leyes no tienen que servir para encorsetar a la democracia.

Además, expertos constitucionalistas catalanes y españoles dicen que dentro de la Constitución también cabe la consulta, y esto lo sabe el Gobierno español.

P: Con esta disputa, ¿qué imagen cree que se está dando fuera de España?

R: La imagen de un pueblo que quiere votar es muy potente. Pedimos democrática y pacíficamente votar. Queremos saber si la mayoría de los catalanes quieren o no la independencia.

En un mundo democrático y en Europa, nosotros decimos: ¿No somos ciudadanos de la Unión Europea? ¿Cómo unos ciudadanos europeos como los escoceses podrán votar y los ciudadanos catalanes no? ¿No se dice en Europa que todos somos iguales? ¿Por qué unos podrán  votar y otros no? Unos utilizan la legalidad para que se pueda votar y otros utilizan la legalidad para que no se pueda votar. Si no nos dejan votar, pediremos al Gobierno de Cataluña que pida el amparo de la UE porque pensamos que tenemos derecho a votar.

Es muy fácil de entender. No se puede obligar a un pueblo a vivir y a formar parte de un Estado que no quiere. Esto en el siglo XXI y en la UE es imposible.

P: Aún habiendo todos estos impedimentos. ¿Cree que se celebrará la consulta el día previsto?

R: Nosotros hacemos todo lo posible. De todas maneras, siempre se acabará votando de una manera o de otra.

P: ¿En qué circunstancias cree que se hará?

R: En las que sea. O haremos una consulta, o haremos una declaración de independencia que después se votará o haremos unas elecciones, pero se acabará votando. Como Assamblea nos gustaría hacer la consulta sí o sí. Pondremos todo para que así sea, pero la última palabra la tiene el presidente de la Generalitat, que es quien tiene que convocarla. Puede ser que el presidente decida no hacer la consulta pero sí unas elecciones; unas elecciones que serán una consulta porque ya se sabrá lo que se vota.

P: ¿Cuál augura que será finalmente el escenario?

R: El escenario no lo sé porque las cosas cambian muy rápido. Creo que la presión hacia el Gobierno español para que nos deje votar será fuerte, sobre todo, cuando llegue el 18 de setiembre, voten los escoceses y los catalanes no.

P: Cuando salió Mas el día que anunció la fecha de la consulta y la pregunta que se realizaría, la ANC dijo que no era su fecha ni su pregunta pero que, a partir de ahora, lo serían. ¿Significa eso que no estaban de acuerdo? ¿Qué tipo de pregunta habrían hecho ustedes?

R: Nosotros habríamos preguntado: ¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente, sí o no?. Y ya está. Esta doble pregunta incluye muchos partidos (ICV, CUP, UDC, CDC y ERC). Si se hiciera de otra manera sólo incluiría a dos partidos, y valoraron que era más importante la unidad de acción de los partidos que no la pregunta en si. Por tanto, no era nuestra pregunta, pero ahora sí lo es.

P: Imagine que finalmente el referéndum se hace y gana el sí. ¿Cuál sería el proceso que se iniciaría desde ese momento?

R: Queremos hacerlo de una manera negociada con el Estado español. No queremos romper absolutamente nada. Deseamos continuar con los mismos lazos comerciales, culturales, familiares, sociales, etc. Queremos ser aliados de España, buenos amigos y ayudarles cuando haga falta y que ellos nos ayuden. Tiene que quedar muy claro que nuestro adversario es el Estado español y que respetamos al pueblo español tanto como respetamos al catalán. Hace 300 años formamos parte del Estado español y no es el nuestro. Queremos uno que sí lo sea. Esta es nuestra propuesta. Se tienen que abrir negociaciones para ver qué hacemos con la deuda y qué hacemos con una serie de cosas que se tendrán que hablar.

P: Pero, de verdad, ¿ve posible esta negociación con el Gobierno español?

R: Al final tendrán que negociarlo porque, si no lo hacen,  haremos una declaración de independencia que ellos no reconocerán pero otros países sí. Si se niegan a negociar pediremos el amparo de la Unión Europea. Queremos negociar, no queremos romper. Queremos continuar igual porque habrá un momento que nosotros tendremos que dejar de pagar los impuestos en España y los pagaremos aquí, en Cataluña.

P: ¿Cómo se imagina una Cataluña independiente?

R: Nosotros lo hacemos para que sea un país mejor. Ese es el objetivo. Será tan buena o tan mala de cómo seamos capaces de hacerlo. Haremos un proceso constituyente y lo que queremos es que sea mejor. Queremos aprovechar esta oportunidad histórica que tenemos para hacerlo mejor y, si no lo logramos, significará que no hemos sido capaces de aprovechar el potencial que tenemos.

Me gustaría que fuera como Holanda, Dinamarca… Como un país de estos pequeños del norte de Europa pero que son avanzados y tienen en cuenta a las personas por encima de todo.

P:¿Cómo se enfocaría la integración de Cataluña dentro de la UE? El proceso habría que empezarlo desde cero…

R: No se sabe qué pasará. Todo el mundo dice esto y lo otro pero, la verdad, es que no sabe nadie qué pasará porque este es un proceso nuevo. En la Unión Europea nunca se ha producido una secesión.

La UE tendrá que decidir qué hace con Escocia y que hace con Cataluña. Cuando llegue el momento se hablará,  no hay un referente. Creo que Cataluña tendrá que decidir. Suiza y Noruega no están en la UE porque así lo decidieron, por tanto, nosotros lo decidiremos.

P: Ahora pongámonos en el caso de que en la consulta sale el no. ¿Cómo haríais frente a esto?

R: Continuaremos trabajando por el sí. Tal y como está el Estado español, vamos a la desaparición del catalán y de Cataluña como pueblo. Wert, la ley del régimen local… Hasta ahora no hemos desaparecido porque se han dado una serie de circunstancias, pero con la globalización del siglo XXI, si los pueblos pequeños no tienen un Estado, desaparecen. No podemos continuar siendo catalanes dentro del Estado español porque está intentando que no podamos enseñar catalán en las escuelas. Atacan a la educación y a TV3 que es lo único que tenemos en catalán. Quieren que desaparezcamos como pueblo. Lo han hecho con el país valenciano, las islas y ahora lo intentarán en Cataluña.

P: En estos momentos Cataluña forma parte de España. Entonces, ¿por qué no se decide entre toda España?

R: Nosotros no hemos decidido nunca estar dentro de España. En el año 1714 perdimos una guerra. En 1716 se nos impuso el Decreto de Nueva Planta que todavía no ha sido derogado. Ahí se ve todo lo que teníamos y todo lo que perdimos. Nunca hemos renunciado a ser catalanes. Perdimos una guerra, después intentamos recuperar la cabeza un poquito con la República, vino otra guerra con Franco, volvimos a perder y después hicieron una Constitución en 1978 que, o votabas la Constitución o continuabas con el franquismo. No había alternativa. Aparte de que aquella Constitución se hizo bajo la amenaza del ejército. La prueba es que tres años después hubo un Golpe de Estado. Ahora es la primera vez que tenemos democracia para poder decidir.

Por otra parte, ¿dónde se ha visto que, cuando una nación o un pueblo quiere la secesión, vote el Estado del cual se quiere separar? A Reino Unido no se le ha ocurrido votar con Escocia porque está muy claro que quienes deben votar son los escoceses, y así otros casos como el de Québec y Canadá o Suecia y Dinamarca. Es absurdo, nunca ha pasado algo así. Dicen que somos una nación pero es que no todos somos una nación. La realidad es la que nos hemos visto impuesta. ¿Algún catalán ha votado alguna vez si quiere formar parte del Estado español? Nunca. Sin embargo, los escoceses lo votaron.

P: Hablemos de economía. Muchos medios de comunicación han publicado informaciones en las que se recogía la opinión de empresarios que se mostraban poco partidarios de la independencia y aconsejaban a Mas que no fuera por ese camino. ¿Qué piensa de esto?

R: El 99% del tejido empresarial catalán lo constituyen pequeñas y medianas empresas, que son partidarios del proceso. El ‘Foment del Treball’ –Fomento del Trabajo- representa a unas grandes empresas, pero no representan a la mayoría del empresariado catalán. Pero no le han dicho esto a Mas, le han dicho que su interés es crear trabajo y riqueza; y que ellos no se quieren involucrar en este proceso, lo que no quiere decir que estén en contra. Otra cosa es cómo se interprete. Si no se quieren involucrar, fantástico. Las empresas no votan. Votan las personas.

P: En este sentido, además,  parece que hay versiones contrapuestas. Algunos estudios revelan que una Cataluña independiente es económicamente viable, en cambio, otros dicen todo lo contrario.

R: ¡Y tanto que es viable económicamente! Este es el problema. Nosotros tenemos casi el 20% del PIB español y el 18% de la población. Asimismo, tenemos el 28% de las pensiones y el 22% de la gente mayor. Somos contribuyentes netos en la UE, pagaríamos porque nuestro PIB es superior. Mira lo que dice el colectivo Wilson…

P: Hay quien piensa que Artur Mas está creando una ‘cortina de humo’ con todo este asunto para tapar otras cosas como los recortes que está llevando a cabo en Cataluña. ¿Cree, personalmente, que es la persona más idónea para encabezar este proceso soberanista?

R; El Gobierno de la Generalitat no tiene ni un duro. El gobierno catalán no tiene independencia económica, quien decide los presupuestos es el Gobierno español. El gobierno catalán no decide absolutamente nada y está repartiendo la miseria cada mes. Todos los gobiernos quieren continuar mandando y ganar las elecciones y al presidente Mas los recortes le están pasando factura ya que está bajando mucho en intención de voto. Esto es algo que no le gusta a ningún Gobierno, sea de derechas o de izquierdas. Él las hace porque no tiene otro remedio. Esta la  verdad. ¿O es que no hace recortes el Gobierno español?

P: Eso está claro. Pero me refiero a él  como persona adecuada de encabezar el proceso del que estamos hablando. Hasta no hace mucho no se mostraba muy independentista…

R: Él estaba por el Pacto Fiscal. Si hizo el cambio fue porque la gente lo forzamos. Él no lo habría hecho. Es verdad. Yo creo que él no era independentista pero ha ido viendo que no queda otro remedio. No tiene otra alternativa. Se ha ido convenciendo porque no quedaba más remedio y además, con nosotros, todo lo que nos ha dicho que haría, lo ha hecho. Esta es la realidad.

 

 

9 Comentarios

  1. Qué gran ejemplo Carme Forcadell.

    El proceso catalán se basa en la democracia y el voto. A quien no le guste tiene la opción de votar NO. Votar es indiscutiblemente inclusivo. Muchas gracias, Carme, por esta gran labor. Has conseguido organizar la sociedad catalana. En Cataluña se ha conseguido lo que hacía tiempo que no pasaba: se ha iniciado un proceso liderado por la gente de la calle, el panadero, el profesor, el empresario… Qué grandeza.

  2. Hombre, poner “Nosotros no hemos decidido nunca estar dentro de España. En el año 1714 perdimos una guerra.” Es sabido que fue más bien una guerra internacional y una guerra civil. Barcelona no perdió nada, es que fue la última ciudad en ser tomada, por el rey que había elegido en las cortes castellanas, que era un Borbón.

  3. ¿que Barcelona no perdió nada? perdió el derecho a ejercito propio, perdió el derecho a recaudar todos los impuestos del condado, perdió el derecho a que sus instituciones (les corts catalanes) gobernaran por encima de los designios de un Rey, perdió la constitución catalana, perdió el derecho que todo el aparato legislativo, burocrático y gubernamental se hiciera en catalan y por no hablar de los 70 años siguientes de represión al pueblo

  4. Barcelona no perdió nada? Barcelona? Barcelona?… Sólo Barcelona? Téngase presente que Catalunya no es solo Barcelona. Hay algo más además de Barcelona… Caray con el centralismo…

  5. Carme Forcadell ya es, para Catalunya, una heroïna.
    Ádemás de presidir la ANC, es una trabajadora incansable en pro de la independència de Catalunya. És una gran persona, culta, inteligente, pacífica però obstinada. És una gran patriota i ya ha entrado en la Historia de Catalunya.

  6. El M.H. Presidente de la Generalitat, Sr. Artur Mas, puede que, como la majoria de los actuales independentistas, no lo fuera en el passado, però ha sabido recoger la voluntat mayoritaria de los catalanes i ponerse al frente de un proceso que llevarà Catalunya a la independència, a pesar de la bravatas antidemocráticas del Estado espanyol, inccompetente, corrupto i desacreditado internacionalment.

  7. empiezo la lectura y a la primera pregunta responde:
    “Todo el pueblo de Cataluña fue a votar y resulta que aquello se llevó a los tribunales. Esto demuestra que lo que piensa el pueblo de Cataluña no le importa al Estado español. Si no le importan mis sentimientos, mis pensamientos… si no le importo yo, necesitamos un Estado al que sí le importe y que sea el nuestro.”

    Hay que recordar que no fue a votar ni el 50%, y que hubo un alto procentaje de NO propugnado por ERC, PP y C’s.

    En total el Estatut fue votado aproximadamente por el 35% del censo…

    ¿Eso es TODO EL PUEBLO DE CATALUÑA?

    No sé si vale la pena seguir leyendo…

Dejar respuesta