Folk, pop y rock en el segundo día del Santander Music Festival

0
324

Tras un comienzo de festival bastante dulce y tranquilo los grupos del segundo día se caracterizaron por ser mucho más ruidosos y animados. Aunque la noche comenzó calmada con Fanfarlo, fue cargándose de fuerza con Delorentos, !!! y Lori Meyers, hasta llegar a la explosión pop gracias a La Casa Azul.

Tras un día soleado perfecto para ir a la playa, la noche fría de Santander comenzó a la par que el festival. Para abrir el evento y después de servir de enlace entre concierto y concierto, los Pin & Pon Djs pincharon alternando temas actuales de grupos y cantantes como Grimes, Klaus & Kinski o Dënver, y otros ochenteros y noventeros; una buena combinación para hacer bailar a los asistentes toda la noche.

Fanfarlo fueron los primeros en tocar. Con su suave y agradable folk, posible gracias a la multitud de instrumentos utilizados, hipnotizaron a los pocos asistentes que en ese momento se encontraban en el recinto.

Los siguientes en tocar fueron Delorentos, que pusieron el broche rockero a la noche. Los irlandeses intentaron hablar en castellano diciendo “Somos Delorentos, y somos muy feliz de estar aquí”. Tuvieron un público bastante entregado, sobre todo las primeras filas, que estaban marcadas por la euforia femenina.

Lori Meyers fueron los terceros en subir al escenario. La banda de pop rock demostró que siguen teniendo la misma fuerza que cuando sacaron su primer trabajo hace ocho años. Comenzaron con Nuevos tiempos, uno de los singles de su último disco. Repasando su carrera a través de sus cuatro discos la banda dio un concierto cargado de energía acompañado por el público, sobre todo en sus canciones más populares, como Luces de neón, Luciérnagas y mariposas o Mi realidad.

!!! fueron los cuartos en actuar. La banda californiana fue otro ejemplo de  dinamismo en el escenario y derroche de energía. El cantante sorprendió con un atuendo bastante inusual: llevaba bañador y chanclas. El concierto fue todo un espectáculo en el que Nic Offe, la voz de la banda, interactuaba con el foso de fotógrafos, se introducía entre los fans e intentaba subirse a un coche de publicidad que se encontraba en el escenario, bromeando con que se había dejado las llaves en casa.

Los últimos en actuar fueron La Casa Azul. Con un perfecto directo y acompañado de dos músicos androides el cada vez menos tímido Guille Milkyway consiguió que los espectadores viajaran junto a él al mundo de La Polinesia meridional, su último disco. Gracias a sus espectaculares proyecciones, la mayoría de cantantes pop del pasado siglo, su carisma sobre el escenario y sus canciones pegadizas e innegablemente bailables, el cierre del segundo día de festival no pudo ser mejor. Su última canción fue su famosa e inolvidable La revolución sexual, que hizo temblar el suelo de la campa.

El sábado despidieron el festival nada más y nada menos que Love of Lesbian, Clap Your Hands Say Yeah, Vetusta Morla, Sidonie y The Zombie Kids. Brianda Dj se encargó de pinchar. Pero de todo ello os informaremos en breve aquí en La Huella Digital.

Fotografías: Janai Trejo Guerra

Dejar respuesta