Final oscuro para la noche Jonas

0
289

Un fallo en el suministro eléctrico del Palacio de los Deportes, provocó un final anticipado del concierto que los Jonas Brothers ofrecían en Madrid el pasado 13 de junio.
Eran las siete y media de la tarde, y el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid estaba completamente lleno. Suenan los primeros acordes de La La Land, aparece en escena Demi Lovato y el recinto se llena de gritos y aplausos. Aunque mucha de la gente allí presente no conocía su música, consiguió mantener animado al público durante los 45 minutos que estuvo tocando. Canciones como Don’t Forget o Until You’re Mine, acompañadas con su guitarra, consiguieron poner la carne de gallina a más de uno. Presentó varios temas de su próximo disco y se despidió con la canción Get Back y haciendo un juego de palabras para avisar de que más tarde volvería a pisar el escenario.

Los Jonas Brothers se hicieron esperar. Con casi media hora de retraso, los hermanos de Nueva Jersey aparecieron en el escenario detrás de una gran cortina que sólo dejaba ver sus siluetas, provocando la histeria entre los asistentes. Su nuevo single, Paranoid, fue la canción elegida para abrir el concierto. Después, fueron alternando canciones de su último disco Lines, Vines and Trying Times, con sus grandes éxitos de discos anteriores.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando Kevin y Joe dejaron sólo en el escenario a su hermano pequeño para que, acompañado únicamente por su piano, interpretara A Little Bit Longer, mezclada con Black Keys.

Otro momento estelar fue cuando Demi Lovato regresó al escenario para interpretar con los Jonas, This is Me, el tema principal de la banda sonora de la película que los cuatro protagonizan. Demi, haciendo un guiño a los fans, interpretó su parte en castellano.

Todo apuntaba a que sería una noche inolvidable, y al final lo fue, aunque no por los motivos que se esperaban. Cuando sólo había pasado una hora y cuarto desde que había comenzado el concierto, y los hermanos entonaban los últimos versos de SOS, todo el escenario se quedó a oscuras, las pantallas se apagaron y dejó de escucharse la música. Nick y Kevin abandonaron el escenario inmediatamente, mientras que Joe permaneció en el centro, hasta que se despidió del público con la mano y también salió corriendo. Tras diez minutos de incertidumbre, se encendieron las luces del recinto y uno de los responsables informó a los allí presentes de que “el concierto había terminado de una forma tan brusca debido a un fallo eléctrico”. Las sonrisas que debían haber sido las protagonistas a la salida del concierto, fueron sustituidas por caras largas, quejas y lágrimas. Canciones como Burning Up o Hello Beautiful quedaron sin ser escuchadas.

Muchas han sido las críticas que han recibido los hermanos, haciéndoles culpables de lo sucedido. Lo que prácticamente nadie ha mencionado es que para compensar la desilusión por el concierto, improvisaron un encuentro con los fans en el hotel donde se alojaban. Los cuatro, incluida Demi Lovato, estuvieron recibiendo a sus seguidores, firmando discos y haciéndose fotos con ellos hasta pasada la una de la madrugada. Además, inmediatamente pidieron disculpas en su MySpace, y explicaron que hubo problemas con la electricidad desde el principio del show.

En noviembre, los Jonas Brothers regresarán a España para ofrecer otros dos conciertos, uno de ellos en el Palacio de los Deportes de Madrid. Esperemos que para entonces los medios técnicos estén a la altura.

Fuentes del Texto:
http://demilovatospain.es
http://www.myspace.com/jonasbrothers
Fuentes de las imágenes:
Propias

Dejar respuesta