Fin del conflicto marítimo entre Perú y Chile

0
506

El pasado lunes 27 de enero, el Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) de la ONU puso fin al conflicto marítimo entre Perú y Chile por la definición de los límites náuticos entre ambos países y la titularidad de una franja marítima de 38.000 Kmde extensión. La Corte internacional ha concedido a Perú una mayor extensión sobre el pacífico y mantiene en Chile el control de una zona rica en recursos pesqueros.

mapa explicativo del conflicto marítimo, de wikipedia commons.El contencioso entre los dos países latinoamericanos fue planteado ante el TIJ en 2008 por el gobierno peruano sosteniendo que la delimitación marítima entre ambos territorios no se había especificado bajo ningún acuerdo limítrofe. En su demanda, Perú reclamó que el límite entre ambos países fuera una línea equidistante que dividiera en dos partes iguales la franja marítima de 38.000 Km2. Este área es considerado por Chile parte de su dominio desde hace más de medio siglo, argumentando la existencia de tratados internacionales al respecto. Ante la complejidad de la disputa fronteriza, el TIJ emitió una deliberación ecuánime, por la que Perú contará con 80 millas más sobre el océano pacífico mientras que Chile pierde 22.000km2 de proyección marítima en el océano pacífico. En su favor, Chile mantiene el control de la zona de Arica – reconocida también por el TIJ como ciudad fronteriza entre ambos países-, rica en recursos pesqueros y geoestratégicos. La sentencia del TIJ no define unas coordenadas limítrofes precisas pues se espera que estas sean determinadas por consenso entre ambos países.

Exceptuando algunos apuntes críticos, la resolución se ha percibido como un alivio para ambos gobiernos. Reunidos en La Habana en la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, los presidentes Sebastián Piñera (Chile) y Ollanta Humala (Perú), se han reafirmado en su compromiso de acatar la sentencia del tribunal internacional “a la mayor brevedad” y de “forma gradual”.

El fallo puede suponer un cambio de rumbo en las relaciones bilaterales entre ambos países. Pese al acercamiento y el clima de diálogo que supone la Alianza del Pacífico (fundada entre Chile, Colombia, México y Perú para promover la integración regional) las relaciones diplomáticas han estado empañadas por el conflicto fronterizo desde la Guerra del Pacífico (1879-1883). Perú y Bolivia, fueron vencidos por Chile, perdiendo Perú parte de su territorio y Bolivia la salida al mar. La guerra concluyó con la firma del Tratado de Ancón, mediante el cual las provincias de Arica y Tacna quedaron bajo administración chilena por un lapso de 10 años, al cabo del cual un plebiscito decidiría si quedaban bajo soberanía chilena, o si volvían a Perú. Finalmente en 1929 un tratado entre ambos concedió la titularidad de Arica a Chile, fijándose más tarde una frontera terrestre. La frontera marítima, por el contrario, nunca fue completamente definida. De aquel conflicto resulta también la demanda contra Chile presentada en el TIJ por Bolivia en abril de 2013 reclamando la salida marítima perdida.

Dejar respuesta